Páginas vistas en total

lunes, 11 de junio de 2012

LA CONFERENCIA, EL MAESTRO Y LA BRUJA

Gracias de nuevo al maestro, antes de empezar su conferencia, ha tenido el detalle de acordarse de mi escrito de anteayer, gracias por preocuparse de que no me había pasado nada, con la autoridad por haberme pasado con las chorradas que a veces se me ocurren (o los demás me dan pie para que se me ocurran) Pero lo primero es lo serio y luego, todo se irá andando. Media hora antes de la señalada para dar comienzo el evento, el aforo del ámbito cultural del Corte Inglés, ya se había cubierto hasta la bandera (en este caso las escaleras interiores) Don Carlos, hombre precavido, hizo su entrada triunfal, acompañado de su “flexo” de combate, el mismo que llevaba para mejorar la visión de los cuadros de su amado Carlos Haes y hasta cuentan las malas lenguas, que aprovechando la luz del candil, aprendió del maestro Haes a dar fuerza de tormenta a sus nubes y de allí, salió su vena de pintor marinista, aunque otros cuentan que como no le dejaron enrolarse en la marina, es la excusa que se ha buscado, para de vez en cuando, hundir algún navío y hasta tal vez pegarles fuego…marinero de luces, te vieron mis ojos cruzar la bahía… Ni que decir tiene que el maestro se luce, cuando cantando por soleares, dice y dice bien la aprendida lección, sobre cualquier tema que en boca de otro podría ser pesado y en sus labios murcianos y socarrones, nos saben a poco. Cuando por fin se encienden las luces, el respetable se levanta de sus asientos y entre foto y foto y comentario y comentario, va despejando la sala, unos ojos muertos y cansados de tantos años de pintar y pintar bien, lloran agradecidos a Don Carlos Bermejo, por haberse acordado al cabo de tanto tiempo, de volver a traer el recuerdo de tan gran maestro y a mi sólo me queda terminar, por el mismo sitio por donde he empezado, gracias a los dos maestros, gracias a los dos Carlos y gracias al Corte Inglés por estar con el arte y la cultura. Al salir del corte Inglés, un empujón de mi marido, ha evitado que un ciclista que circulaba por la acera y en dirección contraria, me atropellara, cuando mi marido ha reprendido con todo respeto al ciclista por circular por la acera, el ciclista le ha contestado con todo respeto, que el mismo derecho tiene él que nosotros, pero excepto que haya cambiado hace muy poco la Ley de circulación viaria, creo que está él y quien así lo piense en un gran error. Pero no deben de desesperar los ciclistas, al parecer, muy pronto, va a salir en Alicante una nueva ley, que va a permitir a los ciclistas, circular por encima de las aceras y si por cualquier circunstancia, tienen algún percance con los peatones, serán estos los que tengan que hacerse cargo de los daños que pudieran sufrir los ciclistas, ciclistas que por supuesto, van a poder seguir circulando por encima de las aceras y sin ningún tipo de seguro (ya pagará el peatón que los atropelle)…y ellos, tan insolventes…je, je, je, que gracia que tienen, los ciclistas y las autoridades que miran hacia otro lado cuando los ven pasar, pero ellos, casi son los únicos que no contaminan… También están en el mismo grupo de los NO contaminadores, las brujas con sus escobas, además de un carril-escoba, las autoridades van a premiar a estas esforzadas ciudadanas que van provistas de elementos para la limpieza del carril, en caso de algún improbable atropello, si bien, a ellas si que les será necesario llevar el seguro a terceros, por si tienen algún percance de altura, no sea que les pase como anteayer ocurrió en el accidente de brujas ocurrido en la Gran Vía, de donde las ambulancias se tuvieron que llevar a tres brujas heridas leves y los bomberos, tuvieron que cortar el árbol donde la bruja miope se incrustó, con grave daño para su nariz. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario