Páginas vistas en total

martes, 11 de septiembre de 2012

LA DIADA Y EL TORO DE LA VEGA

Yo, no quería ponerle este título a esta historia, pero yo propongo y los hados mandan, la diada y el toro de la vega. ¿Qué tendrán que ver, la una con el otro? Pues no lo sé, a mí me gustaría, que hoy fuese el día de Cataluña y que lo celebrasen todos los catalanes de bien, pero al parecer, los políticos, prefieren que se les oiga y se les vea, antes de ponerse a trabajar, así que unos cuantos a las calles (luego, ya veremos quien los paga) y si se puede a armarla grande y libre…por cierto, ahora que oigo eso de grande y libre… Aunque aquel antiguo general, procedente de Galicia, ya hace su tiempo se tomó el descanso, a mí me hubiera gustado ver por un agujero a don Arturo Más y a sus rumberos en tiempos del susodicho general, haciendo una movida de estas, seguramente, en su valentía no dudada por nadie en esta orilla del mediterráneo, estaría pasando visita de protocolo, en alguna de las embajadas de los países catalanes allende los pirineos, del resto de sus cantores, ni me preocupo. Cuando los habitantes de Tordesillas se enteraron de que hoy en Cataluña, se celebraba la diada, ellos no quisieron ser menos y se inventaron lo del toro de la vega. El toro, después de muerto (en combate) tiene distintos aprovechamientos y ustedes perdonen, no es que yo sea un alma impía y no tenga sentimientos, no me gusta ver como alancean a ese pobre animal, al que año tras año sacan hasta la vega y entre todos los participantes, se disputan el “honor” de ver quien consigue darle muerte. Me dan pena los toros y me dan pena los caballos, a los que los hombres hacen salir a un ruedo, a correr peligro de muerte. El hombre, como animal racional, sabe que al enfrentarse con un toro, se juega la vida, Arturo más, en palabras de don Marano, habla muy a menudo con él y todos saben por donde van. Ni el toro ni el caballo, tienen culpa de las costumbres de los hombres y si bien la cultura del toro, viene desde la civilización cretense, donde ya hasta los niños bailaban delante de los toros, ellos no han pedido ser ni siquiera artistas invitados a esos eventos. Ya han desaparecido las corridas de toros, ahora no se puede, ni torear ni fumar en esta España mía. El toro bravo, ahora pace solo en la dehesa y ha tenido que cavar galerías donde esconderse, para no ser visto por su enemigo mortal ¡el hombre! Desde que se prohibió jugar a las corridas de toros, desde que esos bienhechores de la humanidad, llamados anti-taurinos consiguieron que se terminaran las corridas de toros, la raza ha ido campando a sus anchas, en las dehesas de mi Andalucía, tanto las vallas naturales y las artificiales, dejaron de tener sentido (pues ya nadie cría toros de lidia) la raza se ha ido extinguiendo, el toro bravo, ha ido degenerando y se ha convertido en el toro de Sierra Morena. Tiene miedo del hombre y cuando ve que alguno de ellos se acerca hasta sus dominios, lo ataca a muerte, (o el hombre, o sus hijos) aunque va perdiendo su casta, como animal que es, defiende su territorio. Al principio, se pensó en dejarlos libres y olvidarse de ellos, pero solos y libres ¿Quién va al campo? Por lo que se decidió, que para no ser atacados por alguna manada, lo mejor era matarlos a todos y dejar expeditos los caminos rurales, don Marano, hombre de grandes luces, decidió que así se haría y después de hablarlo con su jefa, se fue muy contento, después de decirle adiós a doña Ángela y por decreto ley dictado y editado al día siguiente en el B.O.E. acabó con todos los toros y con todos los separatistas, que ahogan este país. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario