Páginas vistas en total

martes, 20 de noviembre de 2012

EL DESCONCIERTO

Cuando dieron la noticia, el país se convulsionó, unos a favor y otros en contra. Es todo visceral, cada uno lo mira como Dios le da a entender, no nos dan tiempo de reflexión, para unos sigue siendo la chapuza nacional, para otros es la gran idea, que a nadie se le había ocurrido, pero que va a salvar el país de la crisis. Y eso sí que me llega al alma, cuando escuchaba a aquel prócer, contarnos el cuento de la lechera volví por unos momentos a mis años de niña…pobre lechera…y seguiremos construyendo más y más pisos y vendrá a vivir con nosotros toda la China y nos harán multimillonarios, los rusos, no quieren pasar más frio, Rusia tendrá que cerrar sus puertas, por falta de habitantes, todos estarán en España, las castañuelas se oirán en todos los idiomas y los niños en el cole aprenderán Chino y Ruso, como si fuera el castellano. …pobre lechera…quien tenga en algún bolsillo ciento sesenta mil Euros de nada, con la escritura del piso que le venderemos, cogida con una grapa, irá su tarjeta de residente a tiempo parcial. Y luego cuando no nos interese tenerlos aquí, pues nada, patadita en los jamones y un chino menos y como serán tantos, ni lo notarán. Con los rusos, lo tendremos que hacer de otra forma, al ser menos, se podría notar más…bueno, ya veremos que se hace. Que me decía doña Teresa, que si empiezan a venir según que gente, el barrio, a lo peor, ya no es lo mismo, tú fíjate en los chinos del primero, que son treinta y dos y la abuela (que es la que cuida a los once niños) unos trabajan en los tres restaurantes Chinos, que tenemos en la zona y los otros, en las catorce tiendas de productos de la China (muchos de ellos, Made in Crevillente) y me dice Doña Teresa, que el otro día hablando con Puri, (la mujer que acompaña para todo a Doña Aurora) que corren rumores, de que los chinos, ponen de todo en las comidas y que con lo que les sobra, hacen un menú especial, ella, nunca ha entrado en un chino, pero lo sabe de buena tinta. Doña Aurora, le ha dicho a Puri, que si esto sigue así, se tendrán que ir al apartamento del mar menor, que allí, seguro que no llegan todos esos individuos, pero que por si acaso, va a hablar con el portero de su casa, para que no consienta que le vendan ningún piso, a quien no enseñe su carnet de identidad, en el que demuestre que él y sus padres al menos, son de ascendencia española. Puri, le ha contado que tanto los chinos como los rusos, en su país tienen mafias, que se dedican a vender drogas y cosas peores y que a lo mejor, nos viene alguno como el de Madrid estos días pasados, sí, sí el Gaopin ese, que de esos hay muchos y yo me conozco algunos…esta Puri es la leche, desde que su hermana se fue a servir a La Manga, todo es hacer lo posible, por arrimar el ascua a su sardina…y es que tiene unas ganas de verla y cortar con ella algún traje… Lo cierto y verdad, es que como no hacemos una a derechas, todo nos sale torcido, pero si Dios quisiera escuchar al que decía que se pueden vender en cinco años, tres millones de pisos, cogiendo la calculadora sonnn…lo siento, pero mí calculadora de los chinos, no me permite hacer esta operación y mí cabeza, ya no está para estos trotes. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario