Páginas vistas en total

lunes, 13 de mayo de 2013

LA TÓMBOLA DE DOÑA ANGUSTIAS

Este es el rastro señores, vengan y anímense. Doña Angustias ha inventado el juego de la ruleta turuleta y nos invita a jugar a todos los vecinos y aunque nosotros no somos muy de juegos de azar, no hemos podido resistir la tentación de pasar por la tómbola de Doña Angustias. “El premio es el pato” ¿pero vamos a ver Doña Angustias, qué es el premio del pato…? Pues el juego del pato, es el de Don Rubalclava qué si juegas a su juego y te vuelves, él te la…deje, deje Doña Angustias, que nosotras ya no estamos para esos juegos. Si usted no conoce ninguno mejor… “El juego de Don Mariano” el premio es qué si te descuidas, te ensucias hasta la mano…mire señora, los tiempos, no están para esa clase de juegos, qué luego hablan mal de los españoles y dicen que nos gusta poco trabajar y mucho andar de farra, así que vamos a ser un poco serios y mire si tiene algún premio aprovechable, porque si no me marcho para casa a ver lo que ponen en la tele. En la tele y como me pensaba, ponían lo de todos los días, la de Cospedal, contando las fábulas de siempre, los del 15M siendo machacados por esta señora y me pregunto yo, ¿si a ella no le gustan los del 15M ni los escrachers, ni los Nacis, ni los fachas, qué películas la lleva su marido a ver? Últimamente, estoy viendo salir en la tele, una serie de niños-hombres qué después de escucharlos hablar, no parece qué hayan ido a la misma escuela de ninguno de los partidos, yo pienso, que a estos, no costaría mucho el poderlos reciclar y hacer de ellos personas de bien, pero ellos no se dan cuenta todavía de qué andan en malas compañías y quién mal anda… Al parecer, a mi vecina Susi, en la tómbola de Doña Angustias, le ha tocado un lote de dos muñecos diputados de la pérfida Albión que dicen que no quieren ser franceses ni tampoco europeos, qué ellos prefieren seguir cobrando en libras y así las cosas les saben mejor, doña Angustias muy contenta de poderse quitar de encima a los gruñones muñecos y Susi dice que se los va a echar al perro de su vecina de al lado, a ver si no le da más la lata. He apagado la tele, entre que no consiguen ponerse de acuerdo y que Don Mariano, no sabe si casarse con el portugués, o hacer un grupo de fados, creo que lo mejor es ponerme a pintar un rato, que ya no me acuerdo ni de cómo pintar al pastel, adeu. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario