Páginas vistas en total

lunes, 24 de junio de 2013

LA PATALETA DEL NIÑO

No es que el niño sea mal criado, tampoco es mal educado, lo que pasa es la falta de costumbre y a nadie le gusta, que otros critiquen nuestras acciones. Cuando no tienen más remedio, piensan en que haciendo “su” reforma, está todo arreglado, pero han llegado demasiado tarde, el tiempo de los políticos, se acabó y con el tiempo de los políticos, también ha periclitado el tiempo de los sindicatos y quizás, hasta el de la monarquía, la culpa puede que no sea de nadie ¿o quizás sí?. Se puede entender que la vida está muy cara, pero eso no quiere decir, que nadie deba vivir por la cara (y mucho menos, los que viven de los votos de quienes confiaron en ellos) ahora hablan de que es la hora del sacrificio de los políticos, pero eso es una excusa para seguir ganando tiempo y poder seguir con sus mamandurrias, quieren hacer milagros y ahorrar treinta y siete millones de Euros en unos cuantos años,! pero si hasta los niños saben cómo ahorrar mucho más en menos tiempo!. ¿De qué van estos? Tan sólo con quitar la mitad de los sueldos de aquellos que los ganan a costa de sus enchufes, de aquellos que los ganan “por ser vos quien sois” y de aquellos que los ganan repitiendo un trabajo mal hecho una y otra vez, hasta los que no llegan a sacar ni un “cinco raspao” lo tienen claro, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver. Ellos acusan de “fachas” y de “fascistas” a quien no está con ellos y como son gran mayoría, es a los que más se les escucha, pero no por gritar más, tienen más razón. Les va a costar mucho, convencer a las gentes en general de que lo que han hecho, lo han hecho pensando en el pueblo y por el pueblo. No les miréis la cara ni su filiación política, los conoceréis por su olor a oportunistas y los veréis en todos los partidos, lo malo, es que estos han contaminado a los que no pensaban así y han conseguido que los taparan convirtiéndose en sus cómplices a la vez. Mientras tanto, la gente en la calle (y en los sitios cerrados), cada día son menos respetuosos con las instituciones, ¿será porque las instituciones no se hacen respetar?, y al decir esto, me gustaría no pensar en los problemas de la casa real y de sus allegados, más o menos cercanos y sin nombrar a ninguno, que se libre el que pueda, un poco más atrás se ven unos jueces que ni entre ellos se ponen de acuerdo ¿tan difícil es? ¿O es que también sembraron dudas sobre su trabajo y ahora recogen las tempestades que ellos solos han promovido? Aunque ya vamos siendo mayores, nos gustaría ver a nuestros hijos en un país donde la “Justicia” sea justa e igual para todos, donde el trabajo, esté al alcance de cualquiera, donde se respete a la gente por eso, por ser gente, no por ser vos quien sois y si algún día hace falta, como decía aquel tango, poder lucir cinco medallas ganadas con las vidas de cinco hijos, creo que eso sería un orgullo, no el no tener pan que dar a nuestros hijos. pepaherrero os desea felices hogueras

No hay comentarios:

Publicar un comentario