Páginas vistas en total

sábado, 13 de julio de 2013

PAREJA DE DAMAS

Invitados por la asociación de artistas alicantinos, que a su vez, fue invitada por la Universidad Miguel Hernández, fuimos a ver (y a oír) el concierto de Yolanda Marín (Soprano) acompañada por el pianista Florencio Sáez. Fuimos recibidos por la Vicerrectora de Relaciones Institucionales de la Universidad, Profesora María Teresa Pérez Vázquez, dama y amiga de la asociación de artistas alicantinos. Nos recibió con los brazos abiertos en un cálido abrazo institucional. La presentación del acto, la hizo la profesora Pérez Vázquez y no habiendo regateado ningún alago a la soprano, luego durante el espectáculo, pudimos apreciar todos sus merecimientos. El espectáculo, comenzó soto voce, con el clásico “reloj” y la tarde-noche fue en aumento con el tango “el día que me quieras” luego el pianista, Florencio Sáez, dejó oír su arte y nos dedicó su “esencia de bolero” y a continuación, la soprano, con la voz ya templada, consiguió que el vello de nuestros brazos se erizara, interpretando a “Lucía” del genial Serrat…y de Mecano llegó el “hijo de la Luna” y aunque el tiempo va pasando, aquel celoso gitano, sigue pensando que su mujer lo engañó, pero la luna sigue menguando sólo para acunar al niño y que no llore. Después nos llevó hasta “Sorrento” y para terminar la primera parte del concierto, nos dejó con “Caruso”. La segunda parte, estuvo dedicada a películas como “La Misión”, “Moon River” y otras de gran éxito, terminando el concierto, con “My Way” y así, a su manera se fue despidiendo, mientras el auditorio, puesto en pie aplaudía a la dama de la canción y ella lo agradecía en dos vises de zarzuela española “La tarantula” y luego para terminar, el perfume de los “clavelitos” que vinieron de Granada, el público puesto en pie agradeció a la artista y a su pianista el trabajo bien hecho, al término, el Rector de la Universidad nos dio la despedida y mientras salíamos de ver y oír el concierto, la artista (que no diva) salió al encuentro del público a despedirlo en persona y a posar para las cámaras de los teléfonos móviles de quien se lo pidió, aunque al parecer y por su estado físico, estaba mejor para ser vista por su médico, que aguantando el tipo como ella hizo. NOCHE GRANDE para las dos damas, la de la música y para la relaciones de la Universidad, a las dos…MUCHAS GRACIAS. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario