Páginas vistas en total

miércoles, 30 de octubre de 2013

HALLOWEEN, FANTASMAS... Y OTROS ENTES

Cuando llegan estas fechas y aunque no sean típicas, a los niños les gusta y si les gusta a ellos, la fiesta está servida. En estas fechas, se cuentan historias de fantasmas sin cabeza, de seres aparecidos en lo más profundo del bosque y aunque debería, no se sabe de ningún niño, al que estos simpáticos seres les de miedo, luego, cuando se van haciendo mayores y van analizando la verdad de la vida y de sus diferentes Halloweens, van tomando miedo y dejan de querer tratos con ellos, pues tratar con fantasmas, siempre ha sido peligroso. Por eso, en el municipio leonés de La Pobla de Gordón, a los fantasmas no los han dejado entrar y han tenido un Halloween de lo más triste, pero sin jaleos y es que el buey sólo bien se lame. Los fantasmas han decidido quedarse en el Parlamento y allí han vivido tristes historias de desaparición de papeles y de otras cosas peores, pero sus fantasmales señorías han salido contentas con su particular fiesta haloweenera. Los fantasmas del sindicato U.G.T. (unión general de tramposos) al parecer tienen problemas con el dinero que han cobrado de “mordidas” y para poder disimularlo, lo hacen a través de un protocolo y es del conocimiento público desde hace mucho tiempo…¿y yo me pregunto, si lo sabe todo el mundo, porque nadie hace nada? Pero el día del “juicio final”, está al llegar y ese día, será el del crujir de dientes de los responsables y de los que los han tapado durante todo ese tiempo. Y es que no te puedes fiar de nadie, ayer, tanto levantar la voz don Margallo y hoy se tiene que morder la lengua, porque al parecer, el chico de los recados de los EE.UU. no era otro que el gobierno de España de antes, de ahora y de los que tengan que venir, luego con un quite torero, lo solucionarán y cómo a mí, no me importa mucho que me espíen a estas alturas, pues…pelillos al Atlántico. Mientras tanto, la familia Urdangarín-Borbón, siguen con sus problemas domésticos, cada día les sale una factura nueva al paso alegre de la paz, pero el tiempo va pasando inexorable y si a los etarras los ponen en la calle y les dan una indemnización, los demás, no podemos ser menos, así que prescripción al canto y que nadie se lo tome a mal. Al parecer y debido a la cantidad de cólera que se está detectando por el otro lado del charco y en previsión de que pudiera llegar hasta aquí debido a la mala limpieza que estamos teniendo últimamente, nuestras autoridades, han detectado que los niños de la zona norte, se van a la escuela, sin haber desayunado y para que el ejemplo no cunda, van a sancionar con setecientos cincuenta “Leuros” a los padres de los niños que no lleven entre las encías, la prueba irrefutable de que han llenado la tripa y las manos limpias como los chorros del oro…así aprenderán. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario