Páginas vistas en total

lunes, 28 de octubre de 2013

LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

Es que no creas que “los palabros” que se inventan estos modernos no tienen narices, pero cómo ellos los dicen, no tenemos más remedio que enterarnos de qué va la cosa, o por el contrario quedarnos más atrás que un caracol en una competición de fórmula uno. Hace…ta y muchos años, cuando la pareja pensaba en casarse, recorría todas las tiendas de muebles de la zona, es muy importante que sean lo más cómodos posible y lo más duraderos (para que los puedan heredar nuestros hijos y se sientan orgullosos de ellos, pero los tiempos van cambiando, hoy (por cuestiones prácticas, divorcios, cambio de residencia, renovación de la decoración, etc.) es más importante no gastar mucho y cambiar el menaje mobiliario más a menudo. Esto obliga a los fabricantes, a estudiar la forma y manera de conseguir ajustar los precios al máximo posible, hace unos cuantos años, cada objeto construido por la mano del hombre, tenía un taller donde llevarlo a reparar y había un técnico capaz de hacerlo, pero aquello encarecía el producto y lo importante era conseguir que la gente en vez de reparar, comprara de nuevo el producto. Pensat y fet. Cómo el marketing no tiene fronteras, las empresas fueron metiendo en la cabeza del sufrido consumidor, que es preferible tener un aparato moderno y con las prestaciones requeridas en el momento actual, que tener un trasto pasado de moda (que además no servirá para nada). Ya convencido el consumidor, el comercio, tiene la puerta abierta, ya puede pedir al fabricante que mida el tiempo de vida del aparato o del bien mueble, para que dure unos días más que pueda durar la vida del (supuesto seguro) que le pueda vender el comerciante. Luego te dirán que vale más la reparación que uno nuevo (y de hecho, te lo podrán demostrar) así que tú que ya llevas la idea hecha, pasarás por el aro y tendrás un magnifico televisor (o cualquier otro bonito aparato) con todas las prestaciones que el cacharro que se te ha roto ni tenía, ni se le podían colocar. La verdad, es que valió la pena el sacrificio, la vecina del quinto (que no está muy boyante, seguro que se te murió de envidia y la del tercero derecha que es una cotorra mala, cuando habló con la del quinto, enseguida se fue a Media-más y se compró uno que salió a la venta dos días después que el mío y que me está haciendo pasar un mal rato, porque aquel tiene más y mejores prestaciones que el mío…si me hubiera esperado dos días más…pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario