Páginas vistas en total

lunes, 11 de noviembre de 2013

¡HAN VUELTO!...¡HAN VUELTO!...

Las calles se llenaron de gentes, los niños no fueron a la escuela y la policía salió a las calles para que el orden se guardara, los teléfonos echaban fuego, las compañías telefónicas hicieron su agosto, hubo a quien esto le recordó aquella película de la guerra de los mundos, pero entre el fragor de la calle y los gritos de la gente, era muy difícil hacerse entender…una voz clamaba, los niños y ancianos primero, las mujeres todas agrupadas, que no cunda el pánico, pero a cada momento que pasaba, la situación se ponía más tensa. La alcaldesa de Madrid, llamó muy preocupada a su teniente de alcalde primero…tienes que enterarte de qué va la cosa, yo tengo que salir para la Toja y no me puedo quedar, pase lo que pase, que no se me moleste. Don Rajoy fue de los primeros en darse cuenta de la movida y reunió a su consejo de sabios, uno aconsejó, que lo mejor era sacar a las fuerzas policiales a la calle, así las gentes se tranquilizarían, la otra dijo que lo mejor sería hacer una redada diferida en la que todos tendrían su parte de culpa, el otro dijo que lo mejor sería sancionar a todos los que se cogieran en la redada y hasta hubo quien pensó que lo mejor sería tener preparado un avión por si acaso. El cuarto poder se explayó, exageró la noticia, salieron ediciones extraordinarias, los vendedores de prensa se echaron a las calles, todos querían saber la verdad de esta hecatombe, en los escaparates de los grandes almacenes encendieron sus televisores hacia la calle, pronto acabaron con todos los que tenían a la venta y hasta algunos hicieron encargos pagando por encima de su precio, los bares llenaron sus aforos, quitaron las pizarras de “por un Euro tapa y caña” y subieron los precios, los clientes invadieron hasta los más humildes tugurios. El asunto, era enterarse de si la noticia era verdad y que se podría hacer. Algunos, propusieron que se debería de organizar la caravana, nadie debe de invadir la parte izquierda de las calles, el centro podría estar ocupado solamente por las fuerzas del orden que serían los que se ocuparan de que no hubiesen atascos. ¡No! no se produjo la estampida, poco a poco la cosa se fue calmando, había salido a la calle la nueva edición de la prensa, en ella se podía casi reconocer a aquel monstruo de gran boca abierta a quien habían confundido al principio con algún paisano de E.T. ¡no! tranquilícense ustedes, aunque creíamos que habían desaparecido del mapa, tampoco era un monstruo “o así” era el señor Rubalclava, quien en el cenit de su orgasmo intelectual, había desarrollado el nuevo eslogan del nuevo PSOE…ya estamos de vuelta…y las gentes de nuevo pudieron hacer sus planes y dormir como si nada hubiera pasado y colorín colorado, de nuevo el PSOE ha llegado. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario