Páginas vistas en total

lunes, 28 de julio de 2014

¿DE QUIÉN ES LA CULPA?

Dicen que la culpa, la tuvo el tren. Ya hace mucho tiempo que yo veía la cosa clara, clara cómo el agua clara, clara cómo un amanecer en la Coveta Fumá, vi la solución que venía sola por el camino. Si esto hubiera sucedido hace unos cuantos años, ni yo ni nadie, hubiera sabido ver lo que a distancia se veía.
Pero llegaron ellas, no tuvieron compasión, sacaron a relucir las vergüenzas de cada cual, no les importó si eran los amores de la edil metida a artista de la tele, o si era cura pederasta, también les llegó la hora a los polítiquillos y sus corruptelas, luego la gente se preguntó ¿y ahora qué hacemos? con eso, lo único que pudimos demostrar es nuestra pobre (o nula) formación política, fuimos perdiendo derechos y nos quedamos con una mano delante y otra detrás, pero seguíamos sin saber lo que tenemos que hacer.
Un pueblo, no puede permitirse el lujo de subvencionar a todos sus habitantes, un pueblo necesita que hayan más trabajadores, que subvencionados. La gente, no puede vivir a costa de ayudas, las ayudas sólo son ayudas coyunturales, de las que hay que salir lo antes posible. No se pueden dar ayudas a cambio de votos, no se puede vivir del cuento. Se supone, que cuando una familia necesita ayuda, para eso está el Gobierno. Automáticamente, esa familia será acogida por un salario social, que a la vez estará compensado con un trabajo digno y justo y el parado y el Gobierno al alimón, tendrán la obligación de buscar un trabajo acorde con la formación de los desempleados.
A la empresa, le interesará dar puestos de trabajo, a cada puesto de trabajo, su cotización será menor (en su beneficio) y así se dejarán cuanto antes los trabajos sociales. Luego y sólo para quién quiera eludir su obligación de trabajar, estarán los trabajos de castigo, que serán realizados por los profesionales del paro y por los condenados por la Justicia, que tendrán que trabajar duro hasta pagar su deuda con la sociedad.
Los condenados por robo usando su puesto de trabajo (especialmente para la Administración) no serán Juzgados hasta haber devuelto hasta el último céntimo de lo defraudado o robado. Luego serán castigados de forma ejemplar, para evitar las tentaciones.

Para terminar y volviendo a ¿Cómo se va a arreglar esto? no os preocupéis, si la cosa sigue como hasta ahora, veréis como unos tiran de la manta y dejan con el culo al aire, al que hasta ahora fue su amigo. Bárcenas, acusó al PP y los demás irán haciendo lo mismo, unos amenazarán a los otros y los otros, se valdrán de lo que saben, para protegerse de sus antiguos amigos, el tsunami volverá a su cauce, en las playas volverán a nacer las palmeras, volverán a nacer otros chorizos y la historia se seguirá repitiendo mientras la vida siga y el hombre, quiera seguir explotando al hombre. pepaherrero 

No hay comentarios:

Publicar un comentario