Páginas vistas en total

sábado, 25 de septiembre de 2010

SUAVE COMO EL VISÓN

Quisiera ser suave como el visón, para no herir a nadie. A nadie, quiero perjudicar. Mis ideas, sólo son ideas y el hecho, de verse aquí plasmadas, no representa, ninguna animadversión por nadie. Después de hecho, este introito, quiero hablar de ¿Política?!No! ! no! de Política no. ¿De políticos? Tampoco. Me gustaría poder hablar, de un mundo de fantasía, donde las gentes, viven para ayudar a las gentes. Donde lo primero sean los demás y lo importante, sea ver que todos pueden ser felices y que todos pueden ayudar, a que los demás lo sean. ¿Cómo? pues sería sencillo, si todo el mundo tuviera las mismas oportunidades, si el trabajo, estuviera al alcance de todos, si todos tuviéramos obligación de realizar nuestro trabajo y el no realizarlo bien, fuera un estigma, si a las personas, se nos preparara, de acuerdo con nuestras posibilidades intelectuales o psicotécnicas, desde los primeros pasos en la vida. Todas las personas, tenemos nuestro valor, de eso no cabe duda. Aquí, tenemos a un gran cirujano y a su mano derecha, al fontanero, que a la hora de una intervención quirúrgica, tenga en perfecto estado, toda la instalación y los medios, para que el buen éxito de la operación, no se vean alterados, por cualquier fallo de última hora en las instalaciones. Qué decir de ese gran arquitecto, capaz de diseñar, esa inmensa obra, obra que no podría realizarse, sin la ayuda, de esos equipos de constructores, de todas las categorías.
Me gustaría (y me acuerdo de la Constitución y del equipo que la diseñó). que alguien, que pudiera hacerlo, nombrara un equipo capaz de crear el tipo de enseñanza, necesario para crear una carrera, que a la vuelta de un tiempo. (Tal como pasó con los maestros barberos, QUE SE RECICLARON y creando la carrera llamada medicina, hoy, a todos, nos llena de orgullo). Fueran capaces, de dirigir los destinos de una Nación, sin necesidad de políticos ni sindicalistas, que queriendo hacerlo bien, no saben, porque nadie les ha enseñado (eso en el mejor de los casos) en otros casos, alguien, les ha dicho que es la carrera del futuro, para hacer dinero, sin darse cuenta, que el dinero que ellos malversan, es dinero, que otros han trabajado con mucho sudor y que cualquier país necesita.
Se podría conseguir, que la Justicia, fuera justa y se hiciese en tiempo, porque que sentido tiene, que el que pide Justicia se la hagan, mucho después, de que ya no la necesite. Qué sentido tiene que quien ha hecho algo punible y que el tiempo, lo ha regenerado, muchos años después, venga la Ley a que pague su pena quizás rompiendo su vida y posiblemente, la de otras personas, que sin ser responsables, tal vez, tendrán que pagar, las culpas de otro. No, no quiero faltar a nadie, no quisiera, que nadie viera en este escrito, ni critica, ni deseo de dañar a nadie, sólo, sólo, me gustaría, aunque fuera por casualidad, que el Mundo, fuera un poco mejor. ¿Qué podría hacer yo...?
balfrido erades

No hay comentarios:

Publicar un comentario