Páginas vistas en total

miércoles, 30 de noviembre de 2011

LOBOS...Y, CORDEROS

Ignacio era un joven alto y guapo, desde su más tierna infancia, fue querido en todos los ambientes, en los deportes nadie lucía tanto como él, sus compañeros lo alababan y lo aclamaban como líder de los equipos en los que jugó, sus entrenadores, tenían plena confianza cuando con valentía y arrojo, defendía los colores de sus clubs. Las televisiones se lo rifaban en sus programas, tanto en los deportivos, como en los de sociedad, ¡Era tan majo! ¡Lucía tan bien! Las niñas casaderas suspiraban al saber de las hazañas del joven y aguerrido rey del deporte, cuantas hubieran querido ser las madres de sus hijos. Pero no está hecha la miel para pobres paladares y un día, apareció la princesa de un reino grande y libre, llegaron a decir que en el ranking multinacional, podía aquel reino llegar a ser el más importante entre todos los reinos reinantes, nuestro joven Ignacio, como si de los faros de un coche se hubiera tratado, quedó deslumbrado al mirar los ojos de su princesa y a fuerza de querer ser original, le dijo lo nunca escuchado, ¡!Princesa mía, querréis casaros conmigo, así haréis de mí el príncipe más feliz de la tierra!…Lo que vino a continuación, es fácil de adivinar, se casaron, fueron felices y aunque al principio, tuvieron ciertos problemas para encontrar casa, un palacete les salió al encuentro, pidiéndoles si querían vivir con él, a lo que los príncipes contestaron muy enojados, ¡quién crees ser tú oh triste y pobre palacete y como aspiras a ser habitado por nuestra alteza, si antes no te reformas según nuestro merecimiento! El pobre palacete, no tuvo más remedio que ponerse al día y cuando ya lo hubo conseguido, entonces sí, entonces ya todos vivieron de lo más feliz que se pueda pedir pero…Como no hay ni bien ni mal que cien años dure y la envidia es muy, pero que muy mala, aconteció que tratando de hacer buenas obras para ayudar a los pobrecitos mortales, lo engañaron…Si…Si, así como suena, los que fueron depositarios de su confianza, en vez de dedicarse a ayudar a los demás (que era lo suyo) emplearon su nombre y su prestigio en no sé qué de las islas Caimán, o de no sé qué paraísos fisc…no me preguntes que yo no entiendo de eso, luego las malas lenguas, quisieron hacer correr el bulo (mira si son malvados) de que había sido él ¿Él? ¿De qué? Si la envidia fuera música, esto sería el reino del flamenco. En fin, este pobre CORDERO, alma buena y emprendedor, amante de su país y de cara angelical, se ha visto involucrado en los líos de algunas malas gentes que abusando de su confianza, mira el embolado.
Mientras estas cosas pasan por estas tierras, la pobre Iberbola se encuentra siendo engañada y mal pagada por la terrible bruja Isidora quien a sus noventa y tres años se niega a pagar la factura que todos los meses le da derecho a poder encender las arañas de su palacio, pero tan taimada mujer, no sólo se niega a pagar, además quiere que el pobre gobierno le conceda una pensión no contributiva de más de doscientos Euros (a saber para qué) y es que no hay derecho, no se puede ser bueno con nadie, ella, (la bruja) va diciendo que es que no puede comer y menos pagar a Iberbola, pero si siguen con el embargo de su piso, lo único que conseguirán será un cadáver de anciana debajo de un puente. ¡Malvada, malvada y mala bruja! Si no puedes comer solomillo, come liebres y conejos del monte, que para eso eres LOBA. pepaherrero.blogspot.com

martes, 29 de noviembre de 2011

NARLANDO, PRÍNCIPE DE YÚ

Mientras el otro grupo, después de reducir a su enemigo y tras haberle infringido varias heridas fue llevado a lo más hondo de las mazmorras del palacio, a la espera de ser juzgado por un tribunal, tribunal que reunido de urgencia, declaró al reo culpable de intento de asesinar al príncipe Narlando y por lo tanto, condenado a morir ahorcado en la madrugada del tercer día, sentencia que fue comunicada por todo el reino, para escarmiento de asesinos y malhechores.
Cuando Terés tuvo noticias de lo que había ocurrido, pensó que su dolor no tendría fin, que por su culpa, iba a morir su padre y cogiendo a su perro salió camino del palacio de Narlan, para contarle lo que había ocurrido y pedirle perdón. Los soldados del palacio, cuando vieron llegar a aquella joven llena de polvo del camino y acompañada de aquel perro, cuya sola presencia era suficiente para poner en prevención a hombres bien templados, le cerraron el paso impidiéndole poder hablar con el soberano. La joven dijo que si no era recibida por alguien del palacio, allí se quedaría sin comer hasta perder la vida, al segundo día el Gran Pix (primer ministro del reino) al ver a los soldados haciendo un corro alrededor de alguien, quiso enterarse de lo que pasaba, siendo informado por uno de los servidores del palacio.
El Gran Pix, quiso poner en conocimiento del rey Narlan, lo que a las puertas del palacio estaba ocurriendo y el rey le pidió al Gran Pix que llevara a su presencia a aquella niña, para saber su historia. Cuando habló el rey con Terés y supo lo que había sucedido, mandó traer de la mazmorra al padre de la muchacha, quien cayendo de rodillas ante el soberano, contó a su vez todo lo que había acontecido, el rey mandó llamar a su hijo, quien se presentó ante él y con gestos, le hizo saber que había sido un accidente y que si había algún culpable, ese sería él mismo, ya que el perro lo único que hizo fue defender a su dueña, lo mismo que su padre había hecho tratando de defender a su hijo. Narlan, hizo justicia y a partir de entonces la familia de Terés, entró al servicio personal de la familia real, Catón fue nombrado can oficial del reino y de su estirpe nacieron, Sarón, Marón y Karón entre otros cachorros que fueron fieles a la dinastía Narlan por tiempo inmemorial y se cuenta, que hasta en su blasón, llevaron colgada la figura de aquel Catón primer miembro de la saga de los Catón…por cierto y aunque pueda sonar a royo, la parejita de Narlando Y Terés, también fue prolija y sus hijos llegaron a ser conocidos en los cuatro puntos cardinales como personas justas y de bien. Adiós que se me quema la cena. pepaherrero.blogspot.com

lunes, 28 de noviembre de 2011

NARLANDO, PRÍNCIPE DE YÚ 2ª PARTE DE 3

Terés, vivía con sus padres cerca del bosque, su padre era el guardia desde que murió su padre, siendo él un joven pastor de las ovejas del rey Narlan, mientras andaban camino de la casa cercana al bosque, Narlando cayó al suelo desvanecido, Terés trató de ver que había ocurrido y sus manos se mancharon de la sangre del joven, que había sido mordido por Catón, con tan mala fortuna, que se estaba desangrando sin llegar a darse cuenta, después de ayudar a restañar la herida de aquel desconocido, pensó que lo mejor sería llevarlo hasta su casa, donde su padre lo podría cuidar mejor y a la vez pensar que habría que hacer con él.
Después de transcurridos cinco días y con los cuidados de los padres de la joven Terés
Narlando recuperó la consciencia y quiso salir al momento de la casa, ya que si los soldados de su padre, lo encontraban allí, es seguro que antes de que nadie pudiera decir nada, los matarían a los tres y prenderían fuego a la casa, el padre de la joven, impidió que el muchacho pudiera cometer tal desatino, obligándolo a seguir en el lecho hasta recuperar las fuerzas perdidas.
Narlan, al ver que su hijo no regresaba de la batida que salió a dar por el bosque, mandó un gran grupo de servidores a buscar a su hijo y no consiguiendo dar con él, mandó que su ejército registrara hasta el último rincón y si no aparecía que se quemaran todas las casas y las chozas, para que no pudieran esconder a los malhechores, que creían poder escapar de la justicia.
Tras otros dos días de reposo, Narlando estaba más repuesto de lo que se podía esperar y acompañado del padre de Terés, tomó el camino del palacio, con la mala fortuna de encontrar un grupo de soldados, que destacados por su rey, buscaban y seguían buscando por el bosque con ya pocas esperanzas de encontrar a su príncipe con vida, pero los dioses hicieron el milagro y pudieron ver a su príncipe en poder de aquel maldito campesino, quien lo más seguro, es que lo llevara a algún pueblo para venderlo como guerrero o como esclavo. El ataque fue brutal, cuando el joven príncipe se dio cuenta de lo que sucedía, un grupo de soldados se había lanzado contra el campesino, mientras el otro grupo, arrastró a su príncipe fuera del peligro que se le pudiera ocasionar. La herida le impidió comunicarse con los hombres de su padre, su voz no se podía escuchar y tratando de que se sintiera lo mejor posible, los soldados le hicieron una camilla y atándolo a ella, lo llevaron de vuelta al palacio. FIN 2ª PARTE DE 3

domingo, 27 de noviembre de 2011

NARLANDO, PRÍNCIPE DE YÚ

Cuando su caballo caracoleó, Narlando vio la silueta recortada contra la luz del atardecer, armando su espada, Leto su fiel caballo, ya estaba preparado para atacar a quien se pusiera por delante. Nada se distingue antes, que la silueta de una mujer joven y bien formada, antes de que Leto iniciara el ataque, golpeando con su flanco a la móvil silueta, Narlando, con un tirón de rienda consiguió no causar daño a aquella mujer. Saltando de su caballo y dirigiéndose a la joven, le pidió que no se asustara que ya tenía sujeto a su caballo, la joven haciendo una genuflexión habló al jinete, perdonadme señor si os he molestado a vos o a vuestro caballo, llevo dos horas buscando a mi perro que ha desaparecido y hasta creo que me he perdido en este bosque. Narlando, contestando al saludo y poniendo al paso a su montura, se disculpó de la joven, perdonad amable joven que al veros, fuéramos directamente al ataque, pero ya llevamos varios días buscando a una cuadrilla de desalmados, que no sólo matan a los ciervos, además se dedican a asaltar viajeros, si ven que están en minoría y eso en mi reino no lo voy a consentir. Andando al lado de la joven mujer Narlando, siguió haciendo el camino sin advertir que la noche se les echaba encima y aunque el caballo, parecía demostrar su nerviosismo por el raro comportamiento de su dueño, no tuvo más remedio que seguirlo sin rechistar cuando soltando sus riendas, le dejó a su libre albedrío. Ya era noche cerrada, cuando el ruido que hicieron unos matojos, pusieron en estado de alerta al jinete, quien haciendo el signo de silencio y sacando por segunda vez en aquel día su espada, sintió un escalofrío recorrer su espalda, pensando en lo imprudente que había sido por ir sin su escolta, tras esconder a su compañera de viaje tras un gran árbol, él se situó de forma que el ruido percibido, pudiera oírse mejor, para así saber de qué se podía tratar. Al momento sintió que un gran peso se le echaba encima y antes de que pudiera tratar de defenderse, Terés, que así se llamaba la joven, saliendo de detrás del árbol, cogió al perro que trataba de defender a su dueña del ataque de aquel desconocido. ¡Quieto Catón! Es mi amigo y tirando del collar del perro, lo consiguió separar de su presa, quien a su vez, había estado a punto de clavarle su daga en el corazón. FIN 1ª PARTE DE 3

sábado, 26 de noviembre de 2011

POKER DE ASES

Entiendo que no pega ni con cola, pero si nos paramos a analizar la jugada, ¿Qué otro nombre, se le puede dar a ESTA EXPOSICIÓN?
El As de Diamantes, lo tenemos representado por: “Ángela” cuando digo Ángela, creo que ya está todo dicho. Genio, figura, fuerza y talento desarrollando un estilo, en el que después de vistas muchas exposiciones, creo que como ha dicho el maestro Bermejo, es único y al primer vistazo, ya se tiene claro, que la voz de ese cuadro, es la voz de Ángela Galdón. Flores que mueven los vientos para que la artista se abanique, se mezclan en el caleidoscopio propio de su estilo y esos rascacielos que parecen llevarte hasta las mismas puertas del cielo, donde Pedro sale a recibirnos. Bravo Ángela.
As de corazones, es el pintor de rostros dulces, de bellezas en sazón o seguiré repitiéndome, como ha dicho en varias ocasiones el maestro…Dan unas ganas de darles un pellizquito…pero conténgase maestro, que a ciertas edades, ya no se está para muchos trotes y con Lolita por estribor puede ser arto peligroso. Mi compañero José María Barceló, ya me deslumbró con sus desnudos en el Ámbito Cultural, hoy lo hace con sus personajes al natural (beso su mano padre) sus personajes festivos y esos animales que parece que los ha metido en esos cuadros para que los veamos posar.
El de picas, es el As que tenía guardado en la manga, el ayuntamiento de Petrer (para mí, todavía Petrel. Quizás si alguien me dice lo que es un Petrer lo comprenda mejor, mientras tanto, seguiré viendo esa ave cercana a las costas que tanto alegran la vista), pero como aquí estamos no para discutir sobre el nombre de mi pueblo vecino, de mi pueblo hermano, si no para aplaudir el bien hacer de sus dirigentes (no sé, ni me interesa de qué partido. Me interesa y mucho, que el trabajo, esté bien hecho. Chapeau señores de Petrer-Petrel en hora buena por su bien hacer.
El As de trébol…Si no fuera, porque si fuera el dos no sería poker este sería el dos, pero como hablamos de poker de Ases, este As irá a todos los sitios con la carta partida por la mitad, la primera mitad y para mí la más importante, es el trabajo de un HOMBRE, un hombre que todos los días sale a ganarse el respeto de una asociación, un hombre que no le pesa el trabajo (hace mucho y bien) ha presentado a los artistas y aunque él piense que se pueda hacer pesado por intervenir en muchiiiisimos actos, a nosotros (y creo hablar por una gran mayoría de la asociación), nos sabe a lo justo, tirando para poco, pero quiero pedirle un favor personal, ¡cuídate maestro, últimamente, te encuentro un poco cansado. No te pido que descanses, eso no es lo tuyo, sólo que te cuides!. La otra mitad del As de trébol, la ha aportado…Nosotros, los turistas de a pié, que hemos ido a arropar a nuestros compañeros y a hacer el gasto de la merienda. Por eso y por todo gracias al POKER DE ASES. Pepaherrero.blogspot.com

viernes, 25 de noviembre de 2011

AL PASAR LA BARCA...

Cuando el caminante cogía la revuelta de aquel camino, no podía esperar que el camino desaparecería y un ancho rio cortaría su marcha, allí en el tronco del gran árbol se encontraba el cartel que con cuidada ortografía, decía: Caminante, si has llegado hasta aquí y quieres seguir el camino, mientras llego, piensa en una historia. Si es de mi interés, te llevaré hasta tu destino, si no me gusta, te cobraré en dineros, pero si me mientes…Los cuatro jinetes que aquel día llegaron hasta allí, no parecían tener muchas ganas de contar historias y pensaron que lo mejor era pagarle al barquero y no oírlo hablar. Durante las cinco horas que tardó en llegar la barca, tuvieron tiempo de discutir, de hacer planes, y de pensar que cuando llegase el barquero…Parece que el barquero había escuchado sus palabras y aunque de diminuto tamaño, el barquero no pareció tener miedo de las aviesas miradas que sus clientes le dedicaron.
El primer jinete que le habló, le dijo: Mira barquero, te estamos esperando más de cinco horas y si nos dices sólo una tontería, te vamos a dar la paliza más grande que te habrán dado en tu vida. El segundo, fue más escueto, en cuanto estemos en tu barca, hazla volar, porque tenemos mucha prisa. El tercero, empujando al barquero, lo amenazó con quemarle la barca, si no hacía pronto y bien la travesía. El cuarto jinete, sacando de su faltriquera una bolsa de monedas, le dio dos de ellas y le dijo: Barquero, cuando yo era joven, mi padre me llevó hasta una laguna, donde un viejo barquero, le prometió que por sólo cuatro cuartos, enseguida estarían a salvo en la otra orilla. Mi padre que era un hombre muy amable, ayudó a soltar las amarras del barco y luego, trató de hacer todo lo que le pedía el barquero, pero a mitad de la travesía, empezó a soplar el viento, las olas se levantaron como si hubieran estado durmiendo y alguien las hubiera despertado de malos modos, el barquero con gran pericia llevaba el barquito hacia la orilla, mi padre en su afán por ayudar al pequeño hombre, arriesgando su vida, consiguió que pudiéramos llegar a buen puerto y cuando estuvimos amarrados y seguros, sacó de nuevo la bolsa de los dineros y dándole dos nuevas monedas al barquero, le agradeció que les hubiera salvado la vida a él y a su familia. A partir de ese momento, mi padre fue el hombre más feliz del mundo, cuando tenía un deseo, al momento se cumplía y cuando un problema se le presentaba, nada tenía que hacer, como el nudo con que ató la barquita al tronco de aquel árbol, sólo se le deshacía.
El barquero escuchó con mucha atención la historia de aquel hombre bueno y amable que mientras hablaba, trataba de ayudar al barquero en sus maniobras y cuando estaban en el centro del rio le dijo: Gracias hijo de Mohar, si tu padre era un gran hombre, sólo pudo engendrar grandes hijos, tu corazón ha salvado a tus compañeros, pero no podré evitar que la tormenta que se está acercando, haga que sus caballos caigan por la borda, los caballos llegarán a tierra sanos y salvos, pero ellos tendrán que hacer el resto del camino a pié y como no son buena gente, van a tratar de robarte tu caballo, por la noche, cuando paréis a descansar, esperarán a que te duermas, para matarte y llevarse el caballo, pero no temas, mientras duermes, los lobos vendrán a atacar a tu caballo, pero los malandrines, para no tener que andar, trataran de defenderlo, dos de ellos, serán devorados por los lobos, el otro escapará con tu caballo, pero el animal es fiel a ti y cuando menos se lo espere el malvado, lo desmontará, él tratará de detener al caballo y lo azotará, pero el caballo con su coz, lo dejará tuerto y lo único que podrá hacer el resto de su vida, será mendigar y pasar hambre, porque quien trata de abusar de un amigo, no merece mejor trato. Tú también tendrás lo que te mereces y para un hijo no hay mejor fortuna que parecerse a su padre, adiós hijo de Mohar…Y soltando de nuevo las amarras el barquero y su barca, volvieron a cruzar el rio. pepaherrero.blogspot.com

jueves, 24 de noviembre de 2011

EL BURRO Y LA NORIA

Cerca de unos prados, que hay en mi lugar, pasaba un borrico, por casualidad…Pero ¡No! No era el burro de la fábula, ni aquel burro platero, ¡No! Ni siquiera un burro de los que todavía rebuznan allende nuestros campos. Aquel, era un burrito Chino para más señas y toda su vida trabajó llevando las redes que su dueño arreglaba, a todos los barcos de pesca que habían en el puerto. Al parecer, la historia se la contó el Chino Sin-Chí a su amigo, el divino Rafael… Estela el día que este le pidió que le dejara hacerle un dibujo.
Desde que vino al mundo Jú-Men, en la aldea de pescadores, todos lo adoptaron como mascota del puerto, su dueño estaba orgulloso de él y decía que lo que no supiera Jú-Mén del puerto, no valía la pena preguntárselo a nadie, pues no obtendrían respuesta, a veces Sin-Chí cuando terminaba su trabajo, se pasaba por la casa de No-Toi, la jornada había sido muy dura y ¿a quién no le apetecía fumarse una buena pipa? En esta casa todos conocían el mal genio de la dueña y el buen opio que allí se fumaba, pero si alguien trataba de coger lo que no era suyo, lo único que podía conseguir es llevarse a su casa unos buenos latigazos de la dulce y gran mujer que era No-Toi, así que al despertar, sabías que lo que llevaste en los bolsillos, lo tendrías en el mismo sitio.
En esos días, Jú-Men, se quedaba en la calle, triscando en la hierba tierna y jugosa que frente al portal del fumadero se encontraba en el descampado y de paso, siempre tenía alguna noticia (bueno, noticia no, más bien eran cotilleos) que al bueno de Sin-Chí, con la cabeza cargada por los efectos del humo, cuyos vapores, para su desgracia se le iban pasando, le sabían a historias para Chinos, pero luego cuando después de haber ingerido la sopa del día y haber conseguido asentar la cabeza, siempre les sacaba algún producto con el que poder llamar la atención de los dueños de los barcos, para que estos estuvieran deseando que llegara la hora de llevarse y de que trajese las redes reparadas, las historias de Sin-Chí, eran las más bonitas que se contaban en todo el puerto, sobre todo cuando se trataba de algún gran personaje, ya que la vida de estos señores era casi como si de hablar de Dioses se tratara.
Cuando a Sin-Chí, le abandonaron las fuerzas y ya no fue capaz de mover el peso de las redes, encontrándose sólo en el mundo y viendo de cerca la muerte, con el único fin de asegurar el porvenir de Jú-Mén, se lo llevó al señor de la aldea, para que lo tratara con todo el cariño y se aprovechara de sus servicios, ya que nunca podría encontrar un burro tan bueno y tan fiel como aquel. (A los pocos días el pobre Sin-Chí murió, sin dejar de pensar en su burro.
El señor de la aldea, mandó atar al pobre burro a la noria, y nuestro simpático animal, tratando de hacerse el simpático, le habló a la noria y le contó historias del puerto, le contó como aquel gran señor, compró a la niña huérfana y la hizo su amante oficial, pero la noria, no le contestaba, trató de interesarla en otro tipo de historias, en el descampado de la casa de No-Toi, siempre había una hierba superior…Pero la noria, no le contestaba. Pasaba el tiempo y Jú-Mén empezó a sentir la nostalgia de los tiempos del puerto y un día se murió, esperando volver a encontrar a Sin-Chí en otra aldea o en otro puerto. Al terminar de contarme el cuento, una lágrima brillaba en el rostro del Divino Rafael…Estela. pepaherrero

miércoles, 23 de noviembre de 2011

EN LAS NOTAS DE UN VIOLÍN

Cuando Alejandro hacía sonar su viejo violín, la gente se paraba y se olvidaba de sus prisas, el viento del norte frío y rugiente, hacía un alto en su camino y con mal disimulado interés, se paraba en el quicio de aquel portal y escuchaba con disimulo el sonido que salía de aquel trozo de madera, nunca llegó a conseguir que su sonido, llegara a parecerse en nada, a las notas que el viejo músico le sacaba a su caja de música. ¡Por todos los vientos, por todas las tormentas y tornados! Yo soy el viento del norte y he de conseguir que ese viejo no se ría de mí y en este momento convoco a Eolo para que me ayude y por mucho que él quiera, mi voz sonará mucho mejor que lo que sale de ese maldito aparato.
Pasa el tiempo y el viento del norte, no consigue hacer ni una sola nota musical y soplando más fuerte, sólo consigue derribar algún árbol viejo y achacoso, tirar al suelo a aquella pobre viejecita, pero más ¡Imposible!
Al abrigo de aquel soportal, sigue Alejandro desgranando las notas bien moduladas que saliendo del alma del instrumento, llegan a los oídos de la gente que sin temor al viento del norte, se para a escuchar el llanto del sentimiento que partiendo del corazón del artista y pasando por la punta de sus dedos, consigue decir amor. Decir poesía, hablar al alma de aquellas personas, que se olvidaron del viento del norte y que tan sólo escuchaban lo que el violín les transmitía. Rabia, celos, envidia…Pero…!No, no llores viento! dijo la voz casi sin fuerzas ¡!pero tú, tu quien te crees que eres!! No llores viento, yo soy Teresa ¡la castañera! Mira, como soy buena amiga de Alejandro, si quieres te lo presento, hablas con él y verás como él te enseña todo lo que sabe de hacer sonar los instrumentos musicales, que todos son sus amigos.
El viento en principio, estuvo a punto de hablar de mala manera a aquella vieja impertinente, pero era tan grande su interés por saber cómo se las arreglaba el viejo músico para hacer sonar a aquel trozo de madera y conseguir que nadie le haga caso a él, que tragándose su orgullo, le ha dicho a la anciana. ¡Si consigues que el viejo, me enseñe algo, te concederé la solución del problema que tienes!...
Cuando Alejandro le habló al viento del norte, cuando el viento oyó la voz de aquel dulce anciano, cuando la pobre Teresa la castañera, dejando su puesto a merced del viento, sólo para que el viento pudiera aprender algo del viejo artista, la noche se abrió en mil colores la Navidad estalló como un globo. El viento supo cómo conseguir hablar entonando cómo aquel viejo violín y a dúo con el maestro y el violín cantaron ¡GLORIA IN EXCELSIS DEO! La gente se paró a escucharlos, los ángeles bajaron del cielo, el nieto de Teresa la castañera se repuso de aquella incurable enfermedad…sola en el fondo del soportal, moría Teresa la castañera dando gracias a Dios…por favor que alguien se ocupe del puesto y se lo digan a mi hijo. FELIZ NAVIDAD pepaherrero

martes, 22 de noviembre de 2011

...Y EL DESNUDO HABLÓ - FIN

Al principio (sólo al principio) ella sintió deseos de ser besada por aquel semi-Dios de la facultad, al momento y sin más, él trató de desabrochar la ropa de ella, encontrando la oposición a sus intenciones, la reacción fue brutal, con una mano, cruzó la cara de la sorprendida muchacha, mientras con la otra, desgarraba su ropa. Ni el susto ni el miedo, hicieron mella en su ánimo, aunque él hizo presa en su brazo y un fuerte dolor la atenazó, trató de zafarse de aquel maldito maníaco, que se había lanzado sobre ella y con su rodilla la inmovilizaba, el cuerpo del cobarde le impedía respirar, su boca mordió la carne de aquel energúmeno y lo único que consiguió fue enardecerlo más. Gritó pidiendo socorro, pero nadie podía escucharla, sintió como sus fuerzas la abandonaban, con sus ojos arrasados en lágrimas, pudo susurrar una oración. Al parecer, la oración ha cumplido con su misión y unas luces de coche rompen la oscuridad y de aquel vehículo, salieron dos figuras que dirigiéndose al coche de Daniel, pronto estuvieron en la lucha que mantenía por conseguir vencer a la desesperada muchacha. Mordió de nuevo, la sangre llegó a su boca y piel quedó pegada a sus labios, lo último que sintió, fue un terrible golpe muy cerca de su sien derecha, que le hizo perder el conocimiento.
Cuando de nuevo, abrió los ojos a la vida, Luva se encontró en la U.C.I. de aquel hospital, pensó que había perdido el ojo derecho, hasta que una enfermera le informó de que aunque encontrándose en grave estado, no se temía por su vida, ni tenía afectado de gravedad ninguno de sus miembros. Habían pasado tres días y no habían podido notificar a nadie del ataque que había recibido. La policía fue a visitarla y le pidió información sobre cómo le había pasado aquello, la joven sintió un fuerte dolor en su cerebro al tener que recordar aquellos momentos tan angustiosos (¿Dónde estabais cuando tan angustiosamente os llamaba?) lágrimas de desespero y de impotencia caían recorriendo su rostro, la rabia hizo temblar el cuerpo roto y cosido de una mujer joven, cuyo delito sólo fue ser mujer y bella.
Los tres “amigos” después de realizada su “machada”, se juraron no decir ni una sola palabra y negar cualquier acusación que de boca de ella pudiera salir, cuando llegaron los dos segundos delincuentes y vieron que Daniel, no había podido ni convencer ni vencer a Luva, ayudaron a salir a Daniel y entre los tres, atacaron a la casi desvanecida mujer, y el último de ellos, al sentir en su mano el fuerte bocado que casi consiguió arrancarle su dedo pulgar, cogió una gran piedra con la que golpeó la cabeza de la rebelde joven y cuando vieron que perdía el conocimiento, los tres valientes, entre risas y groserías sólo al alcance de seres sin escrúpulos, uno a uno la violaron, dejándola luego abandonada y desnuda. Después de cometido su atropello, muy ufanos volvieron a seguir la noche de fiesta y alcohol (puede que de algo más)…Os contaría el final, pero como no sé si puede ser del interés de alguien, aquí lo dejamos. pepaherrero

lunes, 21 de noviembre de 2011

...Y EL DESNUDO HABLÓ 1ª PARTE DE DOS

…Y ella hablaba de amores…Y contaba que aquel hombre un día y siendo ella una niña…Alto, ¡no! ¡No sigas por ahí! Quiero despertar no quiero hablar de esas cosas, aunque no me avergüenzo, tampoco estoy orgullosa. A los catorce años, Luva era una mujer que donde iba, todos (y todas) quedaban sorprendidos de su belleza de mujer. (Que pena, que nadie viera la niña que llevaba dentro) los años siguientes, repartió luz y amor por donde quiera que fue, su dulce cara, su suave silueta hecha de piel de membrillo, donde se podía imaginar (que no ver) un esbozo de bello, que le confería un no sé qué de sexual que hacía olvidar a muchas personas, que se trataba sólo de una niña. Ya a los veinte, la universidad andaba al ritmo del contoneo de Luva. Hombres, mujeres y alguien de sexo indefinido, hubieran querido compartir su amor, pero ella sólo tenía una meta, terminar sus estudios y dedicarse a realizar su trabajo, procurando ser la mejor, para poder trabajar en cualquier parte del mundo que se le ofreciese.
Nunca pensó que aquella fiesta conseguiría cambiar su vida de manera tan brutal, no era partidaria ni de drogas ni de bebidas y una cerveza, era suficiente para que su espíritu viera asomar a los pequeños gnomos de la alegría. Él por el curso que llevaba, debía tener dos años más que Luva, su simpatía era conocida en todo el campus, era buen estudiante y se podía decir, que gozaba de cierta fama entre sus compañeros y hasta de éxito con las chicas. Destacaba en el deporte, su puesto de pívot en el equipo de la universidad, lo tenía ganado con merecimiento.
Cuando pidió a Luva que lo acompañara, ella sintió una especie de cosquilleo recorrer el interior de su cuerpo, si le toca la lotería, no la hubiera hecho tan feliz. Aunque no lo supo hasta ese momento, Daniel era muy importante para ella. Los vaqueros ajustados, la blusa azul celeste y aquellos zapatos con plataforma, hacían de Luva, la modelo que no quiso ser. Daniel pudo presumir como si de un pavo real se hubiera tratado, de la belleza más deslumbrante que había pasado por aquella universidad. Un hombre, es un hombre y además de serlo, tiene que demostrarlo. Cuando la cantidad de alcohol que circulaba por sus venas, era muy superior de lo que su cuerpo podría aguantar . (Y quizás “algo” más, dijo a Luva que iban a ir a casa de Jorge, donde les esperaban los amigos y la fiesta sería más intima y tranquila). ¡Sólo te pido que seas prudente con el coche…! El camino doblaba a la derecha y en la cuesta escarpada, el motor pedía más esfuerzo, ya a punto de coronar el alto, Daniel paró el motor y dirigiéndose a Luva, trató de besarla. FIN DE LA 1ª PARTE

domingo, 20 de noviembre de 2011

LLEGAR DONDE NADIE LLEGÓ...

Poder alcanzar las estrellas, mirar el mundo desde otro mundo, pero no mirarlo mucho, para que desde mi altura, no me dé vértigo. Pobres, pobres humanos que no pueden llegar a mi atalaya, hasta donde sólo los dioses se pueden acercar y luego repartir mis bendiciones (las que me sobran) entre esos pobres desgraciados, que si no fuera por mí, no podrían sobrevivir. Cuando mi padre me engendró haya arriba en las alturas y los ángeles celestiales hicieron sonar sus trompetas, una nueva era comenzó. Se abrieron las nubes las estrellas brillaron con nuevos destellos titilantes, y el ágora se estremeció sólo de pensar que un día, vería pasar mi divina persona, yo puedo pisar amigos, yo puedo romper papeles y nadie, nadie, es lo bastante importante, para encontrar mi respeto.
Y no me importa dejar enemigos debajo de las plantas de mis zapatos, un amigo que ya no sirve, es un enemigo en potencia, sólo a quien necesite podrá ser mi amigo…Luego, la nada. Y pasaré por su lado, pero no lo veré. Mi vista estará ocupada solamente en quien me rinde vasallaje ¿es tan pequeño el mundo? Pero ahora que me acuerdo, hoy todavía no he saludado al senador ¿esclavo? ¿Ha llamado su señoría? ¡Son tan importantes las relaciones…! Hoy aun no he salido a la calle ¿sigue girando el mundo? Pide que las palomas no vuelen, manda parar las estrellas y que suenen de nuevo esas trompetas que anuncian mi llegada, quiero visitar a esos diosecillos que allá en el Olimpo piensan que son alguien, quiero que me vean y así sabrán estar en sus sitios. Y quiero que cuando yo pase, la luna obligada por mis amigos los Dioses importantes, me haga una genuflexión no menos importante que la que todos los días le hace a la Diosa Atenea. El sol que a veces no sale a mi paso, estará obligado a lucir en mi honor y a hacer brillar mi lozana sabiduría, sólo podrá esconderse si yo se lo pido o si no voy a salir ¿él quien se cree ser a mi lado? Cuando paseo por los campos celestiales mi manto de blanco armiño, se que algunas de esas diosas me tienen envidia, pero no me importa, yo soy yo y los demás, no cuentan. Afrodita tendrá que ponerse a mi izquierda y yo seré la más importante de todas, pues seré una y trina. Después de pasar a saco por la vida seré Cloto: hilaré la vida de todos. Láquesis: con mi vara, mediré sus vidas. Seré mí preferida, seré mí amada Átropos: y con mi afilada tijera, disfrutaré de cortar esa vida que ya no me sirve. Yo siempre soy y seré una Moira, pero también seré tres. pepaherrero

sábado, 19 de noviembre de 2011

MACAEVA FIN

A las ocho, ya estaba Macaeva esperando a Fernando y en el fondo de su corazón, el sentimiento de culpa por el plantón dado la otra noche, (pero él, lo debía de comprender), como había movimiento en la sala, se acomodó en la barra, viendo los preparativos para la jornada de música en vivo que se iba a celebrar a partir de las diez, tan abstraída estaba, que sólo cuando la cogieron por el cuello y trataron de morderle en la “nuca”, se dio cuenta que el gamberro de Fernando había llegado y al parecer, no estaba muy enfadado con ella, terminó su consumición, mientras Fernando se tomaba una Alhambra y se marcharon camino de la casa de Fernando, dejaron el coche en el garaje y mientras el ascensor les subía hasta el piso, no dejó de pedirle disculpas a su amigo del alma. Fernando perdóname por lo de la otra noche y quisiera contarte algo, en lo que quiero que me aconsejes, como persona y como amigo…La historia vivida en la Dirección de la empresa, pasó de Macaeva a Fernando como medio drama y como media liberación, la joven pensaba que pronto tendría que perder a aquel amigo tan querido. A su familia y un modo de vida al que por no conocer otro, ya estaba acostumbrada. Mientras ella le contaba su historia, Fernando preparó lo que bien podría ser una cena de despedida, lo hizo muy bien y con mucho cariño, cuando todo estuvo preparado, sacó una botella de vino a temperatura ambiente, que a la joven le supo a gloria (creo que hoy dormiré borracha) se comentó ella sola. Bueno Maca, ahora, me vas a escuchar tú a mí. La noche del monologuista, yo tenía gran interés en hacerte venir a casa y tenía un motivo, te quería comunicar, que la empresa me había ofrecido un puesto de trabajo, en el país de…Y como no quería perderte, después de estar aguantándote toda la vida, le puse como condición al director general, que tendrías que venir tú de secretaria particular mía y que diera su consentimiento, como mi padre que es, para si tú lo aceptabas, poder casarme contigo y así poder tenerte controlada, durante todas las vidas que nos queden por vivir. Sin saber cómo, el vino había conseguido el milagro…O fue la música, no…No, señor… No me dejes despertar, haz esta noche eterna. La lágrima que caía de sus ojos se la bebió Fernando y supo a que sabía el néctar de los Dioses. Cuarenta años después, siguen bebiendo vino y sueñan con que su amor, está a punto de despertar. FIN DE LA HISTORIA. pepaherrero

viernes, 18 de noviembre de 2011

EL MAESTRO BERMEJO Y EL DIVINO RAFAEL...ESTELA

Hoy estoy un poco gandulona, será porque el día lo requiere…La humedad…El cambio de temperatura…Pero no es nada, que no se solucione trabajando. Cuando más decidida estoy a empezar otro día de trabajo, el teléfono suena impertinente y con su sonsonete, termina de ahuyentar el mal empezar el día. ¿Pepa?…Soy Macaeva, cariño te necesito todo el día y así podré contarte muchas cosas, si me lo permites, paso a buscarte a eso de las doce y nos vamos de compras, luego te invito a comer en Benimagrell, he reservado una mesita para las dos y así te podré contar toda mi historia (la que no conoces) y luego nos iremos a….Espera, espera nerviosa, todo lo que dices, me parece muy bien, pero luego vayas a donde vayas, a las siete y media de la tarde, tengo que estar en el Ámbito Cultural del Corte Inglés, hoy presentan una exposición entre otros ocho pintores, Don Carlos Bermejo y el divino Rafael…Estela y eso no me lo pierdo por nada del mundo, así que si te parece bien, le diremos a mi marido que nos venga a buscar y que nos acompañe. ¿Te parece bien? Macaeva, antes de que yo terminara de hablar, ya estaba dándome conformidad a todo, me dice que ella se encarga de llamar a mi marido y que luego, pasaremos la tarde juntos los tres. (Macaeva, es la hija de un viejo amigo de mi marido y siempre ha estado en nuestra casa, aunque hasta ahora no haya salido a la palestra. Y además me dice, que le gusta mucho lo que pinto, por algo tiene varios cuadros míos, unos de ella y otros que su padre le dejó).
En la sala de exposiciones del Corte Inglés, no cabe ni un alma, como dicen los taurinos “lleno hasta la bandera” entre amigos y conocidos, venidos a celebrar el arte de diez pintores buenos y mejores personas, se hace la hora de la verdad y después de dejar a Macaeva seguir con sus compras, llegamos al Ámbito Cultural, donde encontramos algo de lo que ya esperábamos…Y algo de lo que no. El Maestro Bermejo y el divino Rafael…Estela, nos recibieron con el cariño habitual de ellos y hasta nos dejaron hacerles unas fotos, en las que mi marido, no se lució en absoluto (algún día aprenderá, le pone buena voluntad), recorrimos la exposición ¡que buenos son los buenos! No me cansaba de mirar aquello que con tanto cariño y trabajo, mis compañeros pintores nos ofrecían. Mis favoritos por norma, son el maestro Bermejo con sus marinas. Y del divino Rafael…Estela, con el que me dejo sorprender con cualquier cosa suya. El maestro Sala y sus acuarelas. Todos cortaron orejas, todos triunfaron y a todos felicito, pero como siempre se aprende algo y todos los días brilla algo nuevo bajo el sol, hoy me ha deslumbrado ver dos figuras de mujeres desnudas, sublimadas por el bien hacer de ese pintor hasta hoy prácticamente desconocido para mí, Don José María Barceló a quien desde este momento, le rindo homenaje. Gracias a los diez pintores, gracias Don Carlos, gracias divino Estela, gracias maestro Barceló. pepaherrero.-mañana fin de Macaeva

jueves, 17 de noviembre de 2011

MACAEVA 4ª PARTE

A la vez, estamos promocionando a personas que quieran trabajar duro, siempre que estén dispuestas a aceptar el trabajo que se les pueda ofrecer fuera del país. Y aquí, es donde llega usted, nuestro subdirector, va a ser destinado a realizar su trabajo, en un país emergente y ha solicitado de entre todas nuestras empleadas, que sea usted la que sí está interesada le acompañe en calidad de secretaria personal, por supuesto, el sueldo estará a la altura de su trabajo y de las molestias que este, le pueda causar por ser tan lejos de nuestro amado país, sus vacaciones las tendrá dos veces al año y el billete de ida y vuelta a España, serán por cuenta de la empresa, ya sé que tiene a dos personas mayores que la quieren, pero cinco años pasan pronto y tal vez esto sirva para promocionarla a usted en la empresa, si está interesada, le ruego que lo piense muy rápido, ya que la partida sería en este mismo mes, su contestación será la llave de su futuro en la empresa.
Los sentimientos de Macaeva, son contradictorios, ¿Cómo se va a embarcar en una aventura que no sabe cómo puede acabar? Cinco años son muchos para estar tan lejos, la suerte es no tener que pagar alquiler de ninguna clase al ser la vivienda de la empresa, pero… ¿Y si a los pocos días le dicen que no les interesa?… ¿Y si no es capaz de realizar bien el trabajo que le encomienden?... Su cabeza es un hervidero, ¿Qué dirán su madre y su abuela?... La aventura le atrae, si todo sale bien podría situarla en la vida, su trabajo sería reconocido y quizás ya no se tendría que preocupar de que cualquier otra empresa, pudiera ponerla de patitas en la calle…La luz verde, se encendió en su cerebro, Fernando, tengo que llamar a Fernando y pedirle perdón por lo de la otra noche y de paso, pedirle consejo, si no está muy enfadado conmigo. Está pensando en todo esto y está marcando el teléfono de su amigo de la infancia. Al tercer tono, la voz de Fernando, le suena a la otra parte del móvil, hola soy Fernando López ¿diga? Macaeva saltó como si le hubiera picado una avispa…yo…Perdona, es que se me caía el móvil, soy Maca ¿te puedo ver? ¿Te puedo pedir perdón? ¿Dónde estás? Hola Maca, soy Fernando, ahora no puedo quedar contigo, estoy demasiado ocupado y sólo tengo muy poco tiempo, si te parece bien quedamos en The Place esta tarde a eso de las ocho y hablamos, pero es que me tengo que ir de viaje. FIN de la 4ª parte de 5.-pepaherrero

miércoles, 16 de noviembre de 2011

MACAEVA 3ª PARTE

Por fin hoy es día veinticinco y el sol está queriendo traer de nuevo a la primavera, el día es luminoso y están a punto de dar las once, en Dirección, esperan a Macaeva. Aunque ella se encuentra triste y demacrada, su aspecto es radiante y consigue sacar una sonrisa de los hombres que a su paso la contemplan y hasta a alguno, se le escapa algún piropo, aunque ya estén pasados de moda, ella no ve nada y el tiempo se le echa encima, ¡que sea lo que Dios quiera!.
En la sala de dirección, piensa que acaba de entrar en el matadero, la secretaria de Don Norberto el director, cuando la ve entrar, la saluda con una sonrisa y la invita a sentarse un momento. ¡Don Norberto está ocupado, espera que enseguida termina! A los cinco minutos, ve salir a Fernando y tratando de pasar desapercibida, ojea la revista de la empresa que hay encima de la mesita, él la ha visto enseguida y se ha dirigido a ella, ¡por lo que me hiciste la otra noche, te mataré! Y dándole un fuerte beso, salió con la sonrisa en la boca y en sus ojos el fuego de la mañana. Ya puedes pasar, le dice Eva a Macaeva y ¡mucha, mucha, suerte! Y piensa Macaeva, que sin duda la va a necesitar.
Don Norberto López, es un hombre de aspecto limpio y cuidado y aunque nunca suele recibir en su despacho a sus trabajadores hoy parece ser la excepción, primero a Fernando y ahora a ella, un suspiro libera de la tensión su pecho, en ese momento piensa en Fernando, pobre, él también va a ser despedido y tiene tiempo de pensar en ella y de preocuparse de sus problemas, luego lo verá y le pedirá perdón. ¡Señorita…Señorita! ¿Se encuentra usted bien? ¿Necesita ayuda? Per…Perdone Don Norberto, ha sido un poco de mareo, quizás sean los nervios, pero estoy a su disposición Don Norberto.-Bien la cuestión es la siguiente, usted aunque lleva poco tiempo trabajando en la empresa, reconozco que su curriculum es impresionante, que ha realizado un buen trabajo durante el tiempo que ha estado con nosotros y la empresa, está muy contenta con sus resultados, pero… Existe un problema, como sabrá por sus compañeros, la crisis, nos está obligando a despedir a alguno de nuestros empleados,…Pero…FIN 3ª parte de 5.-pepaherrero

martes, 15 de noviembre de 2011

MACAEVA 2ª PARTE

Después de la cena, dijo a su madre que iba a salir. Al principio le cogió por sorpresa, no era normal que sabiendo cómo estaba la situación, la niña no lo pensara, pero la verdad es que su hija, bien sabía lo que hacía y si quería salir, lo tenía bien merecido. ¡Ya saldremos como podamos! A las diez de la noche, pasó a recogerla Fernando, el espectáculo comenzaba a las diez y media, Fernando siempre tenía la habilidad de hacer que su boca se soltara y dirigiéndose a ella le preguntó ¿es cierto que van a despedir a gente de tu empresa? Ella sin pensárselo dos veces le dio un pellizco en el brazo por cotilla, tratando de hacerle ver que la cosa no tenía importancia, pero las lágrimas ya caían de sus ojos! Fernando le dijo”, estoy desesperada, sabes que hasta ahora, la única que aporta a la casa algo jugoso, soy yo y si nos tiran a la calle, lo vamos a pasar muy mal…No pudo terminar de decirle lo que quería, Fernando dos palmos más alto que ella, la cogió del cuello y como si de un luchador de lucha libre se tratara, sin soltar la presa le dijo, escucha guapa, hace doce años que te conozco y nunca te has venido abajo ¿y esta noche sí? Pues mira lo que te digo, estate callada un poco, que ya están aquí los chicos y va a empezar la función, luego cuando te lleve a tu casa ya hablaremos.
La noche fue como se esperaba, del monologuista dijeron que estaba loco, que tenía que estar en la cárcel y otras lindezas por el estilo. Macaeva, se divirtió de lo lindo y cuando dieron por terminado el espectáculo, le supo a poco, le hubiera gustado…Una noche sin final, Fernando, más pendiente de su amiga que del actor, no se enteró mucho del espectáculo y se le hizo larguísimo, que el tío pesado aquel terminara de hacer su trabajo. Como algunas veces, cuando salieron y después de despedirse del resto de los amigos, que todavía comentaban con voz en grito, todas las burradas que a aquel joven dijo logrando que la gente se riera durante las dos horas que duró el espectáculo, Fernando condujo el coche en dirección a su casa y Macaela le dijo que no, hoy me sería imposible estar con ningún hombre, mi moral está demasiado baja y eso puede ser contagioso, pero Fernando no le hizo ningún caso, ¡tú no te vas a tu casa, hasta que hablemos (y a lo mejor, no poco) a Macaela al parecer la noche de risas y fiesta, le ha servido de revulsivo y de nuevo la tristeza le invade, Fernando trata de abrazar a su amiga, pero ella sólo piensa en su dolor por no poder ayudar en su casa. Al parar el coche, aprovecha para salir corriendo en dirección a su casa (que no queda lejos). FIN 2ª parte de 5.-pepaherrero

lunes, 14 de noviembre de 2011

MACAEVA...

Hoy Macaeva no tiene pensamiento de salir a ningún sitio, tiene la moral por los suelos, se comenta en la oficina, que van a ser despedidos varios de los trabajadores y ella cree que por ser de las últimas en llegar, será una de las primeras en salir y si pierde aquel trabajo que tanto le costó encontrar, su madre y su abuela no van a poder cargar con el peso de las tres y aunque se marchara de casa, el problema seguiría estando presente, pues aunque su madre y su abuela cobraban una pequeña pensión, la hipoteca del piso de su madre, era como un monstruo malvado, que devoraba todo lo que se le ponía por delante, luego a la hora de comer, todo eran baches en el camino, donde la economía familiar caía sin a veces poder salir. La madre de Macaeva, había puesto a la venta la parcela que al morir el abuelo le dejó y donde su marido tenía la idea de construir un pequeño chalet, donde pudiera jugar la niña (Macaeva). La crisis fue envolviendo a la
familia y enfrentarse tres mujeres a semejante toro, nunca era tarea fácil. A veces eran los gastos de la casa, a veces era la educación de Macaeva, si se juntaban dos pagos a la vez, el muro era insalvable. Hasta que Macaeva terminó sus estudios y se vio con la licenciatura en su bolsillo, las penurias fueron grandes para las tres mujeres que formaban el núcleo familiar.
A sus veintidós años nuestra heroína, tiene que presentarse en la Dirección de la empresa el próximo día veinticinco. La nota es escueta y tajante “se presentará ante la Dirección el día señalado a las once horas, para recibir notificación”. ¿Cómo puede vivir una persona desde el día catorce lunes, hasta el veinticinco con semejante espada de Damocles pendiente de su cabeza? Su cabeza es un constante darle vueltas a su comportamiento en el trabajo, cuando la contrataron, en los ejercicios del test fue de las primeras en terminar, nadie le ha dado nunca una queja y su disposición hacia el trabajo y hacia la empresa, ha rayado en lo mejor que podía dar de sí misma.
Diez y siete del mes y sólo faltan ocho días para conocer su destino, por si acaso, está llamando a la puerta de alguno de sus conocidos, por si le pueden ayudar a encontrar “algo” hoy ha hablado con Menéndez, hombre acomodado y antiguo amigo de su padre, le ha dicho que si lo necesita, que pase por su despacho cuando quiera, que verán que se puede hacer y esto, algo le ha levantado la moral y al pasar por The Place, sin llegar a pedírselo a su cerebro, él a comprendido lo que ella necesitaba y obligándola a hacer un giro, le ha hecho entrar en la taberna Irlandesa, donde por casualidad, ha visto que el próximo jueves actúa un conocido monologuista. Juana (la camarera) con su sempiterno buen humor, le dice que no se lo pierda, que vale la pena, en el mismo momento en que le iba a decir que no y a darle las gracias, llegaron Peter y Fernando, los dos más gamberros de la cuadrilla y sin contar con nadie, reservaron sitio para los tres, diciéndole a Macaela, que también asistirían Lola, Espe y Lorenzo. La noche iba a ser sonada. fin 1ªparte de 5.- pepaherrero

domingo, 13 de noviembre de 2011

ROBO EN LA EXPOSICIÓN

La noche de la inauguración fue completa, la Asociación se había volcado con sus compañeros, los primeros treinta del turno de otoño además tuvieron la suerte de ser favorecidos por la visita de las máximas autoridades provinciales. Los discursos de todos ellos llegaron hasta nuestras almas de artistas y sobre todo nos llegó que aquella entrañable señora y hasta dicen que gran política (no es que lo dude) es que aunque tenga la suerte de tenerla como amiga en el facebook, en persona no la conozco y por cierto ojalá sea verdad el comentario y algún día pueda hacer algo especial por la asociación.
A los tres días, nuestro sabueso particular, preguntó a Bárbara (como quien no quiere la cosa) ¿Bárbara, por casualidad no habrás visto el cuadro?…. !No Carlos, pero ayer estaba expuesto, porque me preguntó por él… Y lo estuvimos mirando. El secretario de la asociación, que es persona lista y larga, lo primero que pensó es que alguien se lo había llevado y por teléfono hizo la primera gestión, el resultado fue negativo y esto ya empezó a mosquear a nuestro amigo. La segunda gestión fue llamar de inmediato a la persona en la que más confía y que piensa que es quien mejor le va a ayudar…Rafa…Soy Carlos…Te necesito, como si hubiera estado en la puerta el gran Rafael, El Divino, estaba con su amigo Carlos, que ya lo estaba poniendo al corriente del suceso. ¿Has llamado al autor? ¡Por supuesto que sí! ¿Y qué te ha dicho? ¡No! No le he dicho que el cuadro hubiera desaparecido, menudo disgusto que le vamos a dar, así que cuanto más tarde mejor. La consigna fue no decir nada, no levantar la liebre y entre nosotros vamos a tratar de saber que "moño" es lo que ha pasado. Mandaron cerrar las puertas, para hacer un registro en toda forma y las puertas se cerraron, nadie quedó sin aportar su granito de arena, en busca y captura de la solución.
Como ya era la hora de abrir, así lo hicieron y cada uno fue a ocupar su puesto, estuvieron espiando hasta bien tarde, sin que hubieran señales del ladrón y ya muy cerca de las diez, vieron llegar a un personaje cuya imagen era ocultada por un cuadro que aunque de no muy grandes dimensiones si lo era como para no distinguir al portador, todos a una trataron de inmovilizar a quien creían autor del hecho, pero ¡oh sorpresa!
A quien encontraron fue al bueno de A.A. que asustado, casi hizo caer a la artista del cuadro, nuestra amiga Sharada, quien habiendo visto un gran desconchón en el marco del mismo, optó por llevárselo a que le cambiaran la parte de bajo y como le había dicho que lo tendría mañana a las seis, no pensando que nadie pudiera darse cuenta, no dijo nada y cuando la llamó Carlos, no cayó en decirle que tardaría un poco más de la cuenta en poder devolver el cuadro a su sitio. Así, que se levantó el estado de excepción y todos juntos, pudieron tomar un pequeño aperitivo, con las viandas que sobraron de la fiesta de la Inauguración. (Que por cierto dijo Doña Luisa, que en salir de la crisis, habrá más) pepaherrero

viernes, 11 de noviembre de 2011

FRESAS SALVAJES FIN

No tiene importancia, decía Don Alejo, si algo sufrí, fue en ganar el primer millón y si sigo trabajando, es porque un buen día, a mi hijo se le abrirán los ojos y tiene que tener algo con lo que poder luchar, mientras tanto, déjalo que disfrute de la vida, que tiempo tendrá…Y el tiempo, nuestro buen Don Luis, lo empleaba en los mismos negocios que empleaba su carrera de abogado…En nada.
Pero el hombre propone y la vida dispone, cuando Angel salía “del tajo” con aquel fardo en los brazos y haciendo eses como si estuviera borracho,a Don Luis, no se le ocurrió pensar que el hombre, podría necesitar ayuda (además para lo que iba a servir) al llegar a la nave donde se hacían los trabajos de envasado de las fresas, Angel vio a Don Luis que entraba en el despacho que tenían los dueños en la planta superior y pensando que esa podía ser una forma de quitarse de encima (el muerto) fue a pedirle ayuda.- !Que a la pá de Dio, Don Luizito, que tengo aquí un “probrema” a vé zi usté me podría ayudá!…Cuando el bueno de Angel le contó el problema a Don Luisito ( a quien nadie conocía por otro nombre) Don Luis se sintió la persona más importante de toda Andalucía y capaz de resolverlo todo.- ¿A ver Angel,? tráeme la botella de alcohol de romero que hay en el botiquín y quítale ese ridículo sombrero a la muchacha a ver si conseguimos que respire.Y Angel, dejando el cuerpo desmayado de Mariachel encima de la mesa donde se seleccionaba la fresa, hizo todo lo que su jefe el joven, con tan buen estilo de mando, le pidió. Si…Si, Mariachel no pudo resistir los saberes médicos de Don Luis Pedrosa y su recuperación, rozó el ámbito de lo milagroso y agradecida a su salvador, volvió de nuevo a recoger aquellas ricas fresas que tanto la hicieron sufrir al principio, pero está claro que al final, a todo se acostumbra una. Terminó la temporada de las fresas, terminó muy bien, Mariachel, desde entonces hace muy buenas remesas de fondos a su familia, está encantada de la vida y piensa que si sus gemelos que nacerán antes de que empiece la nueva temporada de fresas, ella estará con su amado Luis (Ahora ya no es Don Luis Pedrosa) Hoy es conocido Internacionalmente como “Luis el de las fresas” Don Alejo, se va a retirar y dice que ahora sólo va a criar nietos. Por cierto de los cincuenta millones de Euros que hablamos, nada…Que el tiempo, no pasa en balde y todo sube en la vida. FIN pepaherrero

jueves, 10 de noviembre de 2011

FRESAS SALVAJES 2ª PARTE

Ya están distribuidos los grupos de amigas, se van consolidando y a Mariachel, no le gustan las amigas que le han tocado en suerte, aunque son jóvenes también, no parecen tener grandes ilusiones, algunas hablan de trabajar en “el amor” otras piensan que si encuentran a cualquier “hombre” se pueden casar con él y así, ya tienen resuelto su problema de estancia en el país y hasta Lissa, la más rápida de todas a la hora de conquistar, ya dice que Angel “el encargado” de las fresas ya le ha echado el ojo y ella también le ha sonreído.
Mariachel, está triste, no termina de acoplarse a su trabajo y aunque nadie tiene quejas de ella, son muchas horas en los campos inclinadas sobre las matas de fresas y eso hace que su horizonte, no esté nada claro. Como en el trabajo la han visto languidecer sin que ella misma se diera cuenta, sus mismas compañeras han pedido a Angel que se ocupe de Marichel y Angel que apenas tiene tiempo de ocuparse de sus cosas, se encuentra subyugado por los ojos de una niña-mujer que al parecer, no termina de acoplarse a sus responsabilidades y ve quebrantarse su salud cada día que tiene que acudir al tajo. La cosa no mejora, sino al contrario esa mañana Mariachel ha perdido el conocimiento y ha tenido que ser retirada del trabajo. Angel no sabe que tiene que hacer, bueno si que lo sabe, pero le gustaría poder ayudar a la persona que está sufriendo por falta de adaptación al trabajo, pero las ordenes de la propiedad son tajantes, si una mujer por causas ajenas a la producción no acude al trabajo, debe ser dada de baja y devuelta a su país en el primer medio disponible. Las noches en el barracón son casi peores que en el tajo. La falta de adaptación se hace mayor por momentos y Mariachel, sufre lo que nunca soñó que podría sufrir.
Don Luis Pedrosa, es un joven de vida fácil y bolsillo alegre, su padre Don Alejo Pedrosa, supo lo que es trabajar en la Andalucía de su juventud y luego en la emigración ¿Dónde le faltó que trabajar? Desde niño el trabajo, fue la única oportunidad de la vida y a esa…A esa, no la podía dejar escapar. A los veintitrés años, su fortuna era superior a los cincuenta millones de pesetas, pero sólo diez años después, gracias a los negocios hechos con mucho tiento, a los trabajos en obras públicas, y a chalets de buena promoción, a los diez años, su fortuna, seguía siendo de cincuenta millones…De Euros. pepaherrero

miércoles, 9 de noviembre de 2011

FRESAS SALVAJES

En los campos de Huelva, los barracones donde se tienen que alojar las trabajadoras, están preparados. El autobús iba lleno y las mujeres jóvenes al pasar nuestras fronteras veían la vida de otra manera, con sus contratos de trabajo en el bolsillo y la felicidad de estar solas y en tierra extraña, conseguía que sus jóvenes corazones latieran desbocados, con gran ansia por sobre lo que el futuro, les iba a deparar, las mayores pensaban en lo que al regreso a su país podrían hacer con el dinero ganado y las más jóvenes, siempre con sus sueños por delante, pensaban que aquí podrían encontrar su príncipe azul y que este sería (o podría ser ) el principio de una nueva vida. Mariachel, era una joven de belleza incuestionable, a sus diez y ocho años, se podía decir, que era la mujer más bella que este año había traído la compañía de las fresas.
Ni que decir tiene que los sueños de Mariachel, no pasaban por los campos de fresas, ella cumpliría el contrato y se marcharía a hacer la fortuna de su vida a la ciudad, se esforzaría en aprender el idioma lo antes posible y cuando estuviera preparada, trabajaría en el mejor bar de la ciudad, donde los clientes fueran personas de gran poder económico y algún día conseguiría que se fijasen en ella. Por supuesto que seguiría trabajando y ganando un buen sueldo, para poder ayudar a su familia, pero a aquel hombre que se habría fijado en ella, no le gustaría que ella estuviera todo el día atendiendo a otros clientes, quizás pasando el tiempo, el hombre que la amara y al que ella también amaría, se decidiría a pedirle que dejara ese trabajo y que él le buscaría un trabajo más rentable en su empresa y así tendrían más tiempo para poder vivir juntos y hacer crecer su amor. Y como gotas de viento que en la noche se mueven sin que nadie se dé cuenta, así el corazón de Marichel empezó a latir desaforadamente, acariciando un sueño que le hacía ser feliz, sin saber hasta este momento lo que era la felicidad. 1ª PARTE pepaherrero

martes, 8 de noviembre de 2011

A PESCAR GAMBUSINOS

…Y aún siguen cayendo tontos. No sé de quién sería la idea de invitar a pescar gambusinos a quién no siendo pescador, le pica un poco la simiente de la afición, pero esto no pasa todos los días. Ramón además de ser la persona más amable que conozco, también creo que es la más inocente. En la cuadrilla de amigos, todos son pescadores de “caña” ¿será de cerveza? Porque yo, sólo los veo salir de pesca en verano, cuando nos juntamos todos los de la cuadrilla y podemos alquilar el chalet de todos los años, donde siempre que se puede, se embarca “al inocente” que a la hora de la verdad, es el que más veces tiene que pagar el pato.
Después de tener bien aprendida la lección, a Ramón le gustó mucho que le dieran el puesto de Gambusinero mayor, tras haber aprendido la lección de cómo había que tratar de que no escapase ningún Gambusino de la red, de el silencio sepulcral que era preceptivo para que tan prodigioso animalito, una vez en la red, no se pudiera orientar para salirse de nuevo, por las vibraciones que podían producir las palabras dichas en el más bajo de los tonos.
A las diez de la noche, salieron los de la cuadrilla “Gambusinera” y no habían pasado quince minutos, cuando a lo lejos, Ramón comenzó a escuchar el ruido que producían las latas y los mazos de los que todos iban provistos y que se debían de oír hasta más allá de Santa Pola. El ruido se perdía en la lejanía y Ramón siempre atento a la red, no vio el coche que poco a poco y sin encender las luces, desapareció de la zona donde una hora antes, lo habían dejado alguno de los participantes en la pesquera.
Hacia las once de la noche, el arroz abanda pedía a gritos ser comido por aquellos malvados amigos, que sin conciencia dejaron al bueno de Ramón, esperando ver como se llenaba la red del apetitoso marisco del que por ser Gambusinero mayor, le tocaría en su mejor parte. La cena fue transcurriendo entre bromas y canciones alusivas al bueno de Ramón…Ramón, Ramón, además del más tonto te hacemos este faenón…Y si quieres Gambusinos…Pues no hagas tanto el primo. Cuando llegó la Guardia Civil, Ramón se mantenía firme en su puesto y en sus redes, todavía no había entrado el primero de los Gambusinos, pero Ramón porfiaba y su moral nunca se vio más alta y a las doce de la noche, algo vino a estropear la pesquera del buen Ramón, en la furgoneta del Hotel Sidi San Juan (hoy por desgracia cerrado) llegamos las mujeres de la “cuadrilla” invitadas por la dirección del Hotel, para celebrar la gran pesquera conseguida por nuestros maridos, los cuales iban a ser los paganos del ágape, por haber conseguido batir el record de los últimos diez años, la cena fue fantástica y ya al amanecer, vimos llegar a la charanga de nuestros cansados maridos, quienes haciendo sonar todos sus instrumentos, no se daban cuenta del importe de la cuenta que los empleados del Hotel, les presentaban al cobro y mientras tanto, un querubín una dulce persona incapaz de hacer daño al más triste de los Gambusinos, dormía un sueño de quien ha cumplido su deber con creces. pepaherrero

lunes, 7 de noviembre de 2011

EN LA VIEJA NAVE FIN

El tiempo no pasa en vano, Bernardo Amores ya ha terminado su carrera de abogado y en el bufete donde trabaja, goza de un gran prestigio, conoció a Serena y tienen dos hijos, cada vez que puede, llama por teléfono a su amigo Marcos y siempre que pueden pasan algunos días juntos, nunca olvidará que la sangre fría y la valentía del que creían que era el más cobarde, le salvó la vida y según dijeron los de la Cruz Roja, también le salvó la pierna, en la que hoy luce un costurón, del que dice que es una herida de guerra. Sus hijos nunca irán a descubrir naves vacías, tienen tanto trabajo, que si les sobra tiempo, lo emplean en ayudar a su tío Marcos.
A Marcos, las cosas no le pueden ir mejor, después de la aventura más loca de su vida, decidió seguir la senda de los pocos que en el mundo han sido. La policía llegó al momento de llegar la ambulancia y vieron que en la nave todo estaba controlado, ya no podían hacer nada por nadie, Pedro perdió la vida por culpa de un maldito cristal, eso no tuvo remedio, sus padres nunca han llegado a asimilarlo, pero a nadie se le ocurrió pensar que pudiera haber algún culpable. Las investigaciones pronto dieron resultados y aunque al parecer el cristal no llegó sólo hasta el cajón, nadie pudo decir quién fue el culpable de las dos muertes, pero hoy se sabe que alguien lo utilizó para dar muerte a la madre y al pequeño ser que tenía en sus brazos, hay quien cree que fue el vagabundo el que mató a su amante y a la hija que esta había engendrado creyendo amar a aquel malvado, que no supo ver ni su amor, ni la inocencia de su hija.
Cuando a Marcos le llega a su albergue alguna madre con su niño al brazo, siempre tiene un trabajo para ella y después alguna familia se hace cargo de madre e hijo. El recuerdo le da alas a Marcos y piensa que si una vez pudo arreglar el mundo, ¿por qué no puede hacerlo mil veces?
José desapareció, por muchas gestiones que han hecho los dos amigos, todas han sido infructuosas, lo último que han podido averiguar a través de la embajada de un país africano, es que estuvo trabajando de ingeniero en unas minas de una compañía Inglesa y allí se perdió su pista.
Marcos piensa que José no está muy lejos de él, cuando ya estaba a punto de cerrar el albergue, tras haber agotado toda su pequeña fortuna, recibió un legado de trescientos mil Euros y todos los meses el banco nacional de…pone en su cuenta, una cantidad suficiente, para ayudar a los que llaman a su puerta…Y si hay quien no crea en Dios…Pues eso…FIN.- pepa herrero

domingo, 6 de noviembre de 2011

EN LA VIEJA NAVE 2ª PARTE

No se lo pensó dos veces “Nardo” y saltó por encima del borde del cajón con la intención de ayudar en lo que hiciera falta a Pedro, pero cayó con tan mala fortuna que un gran cristal, cortante como una navaja de afeitar, cortó su muslo derecho, produciendo una abundante hemorragia al parecer incontrolable. Marco mandó hacer un torniquete, con un trozo de cinta de las persianas y una barra de hierro que encontraron en el alfeizar de la ventana de donde cogieron la cinta.
Cuando hubieron auxiliado a su amigo “Nardo” miraron donde se encontraba Pedro y descubrieron, que el mismo cristal que había herido a “Nardo” al caer empujado por la broma de sus amigos, había seccionado la yugular del niño que murió en el mismo acto. Marco mandó a José a buscar ayuda. ¡Tienes que pedir que venga una ambulancia y avisar a la policía! ¡Pero lo primero la ambulancia! ¡Corre, corre, José por Dios o se nos muere también “Nardo”.
El tiempo seguía su curso normal, pero para Marcos, el tiempo se detuvo justo al salir José por la puerta de la nave. La pierna de “Nardo” seguía perdiendo mucha sangre y Marcos apretaba y soltaba el torniquete que le había hecho viendo algunas escenas de la tele donde siempre el chico salvaba a su enemigo. Como el tiempo transcurría tan lento el buen Marcos, pensó en la forma de sacar de aquel horrible cajón a su amigo “Nardo”.
Bernardo Amores Casas, que nombre tan raro para ir a morir en una nave abandonada y por culpa de un viejo cristal, que hubiera tenido que estar en una ventana ¿Cómo fue a parar a aquel cajón? ¿Cómo habían ellos ido a parar a aquella maldita nave? A él le atraían más otra clase de juegos, más tranquilos, menos peligrosos, pero en fin, ahora ya no tiene remedio. Tarda mucho en llegar José y la pierna de “Nardo” no mejora, en cuanto dejo de apretar el torniquete, vuelve a manar la sangre. ¡Dios ayúdame! El grito del niño-hombre salió de su corazón, alguna rata atrevida y movida por el olor de la sangre, se quedó mirando a donde se había escuchado la angustiosa petición de ayuda, a duras penas pudo escuchar el sonido de la sirena de la ambulancia, cuando ya se encontraban a su lado tres personas profesionales que se hicieron cargo de la situación. FIN.-pepa herrero

sábado, 5 de noviembre de 2011

EN LA VIEJA NAVE

Los cuatro amigos se reunían, para ir a jugar en la vieja nave. Aquella nave un día fue una fábrica de hacer botones, pero el plástico la dejó obsoleta y abandonada. Cuentan los más mayores, que hace lo menos cuarenta años, la fábrica de botones fue pasto de las llamas y hasta hubo quien se atrevió a decir, que el incendio sólo fue la tapadera con que tapar las deudas que los nuevos tiempos, fueron trayendo a los dueños del negocio. Lo malo fue que en el incendio, murió un mendigo que al parecer se pasaba allí las noches, con permiso de los dueños, que así se ahorraban el tener que pagar un guardia nocturno.
Aunque nadie creía en aquellas historias, todos tenían buen cuidado en pasar lo más lejos posible de la vieja fábrica (sobre todo de noche) y si bien era el sitio favorito para el juego de los cuatro amigos, no faltó quien les avisó de que podía ser peligroso el visitar con tanta asiduidad aquel sitio al parecer maldito.
Hoy, Pedro y “Nardo” han llegado los primeros y han decidido gastar una broma a Marcos y José, subiendo al piso de arriba, el cual nunca había sido explorado por los amigos, encontraron una maquina de lijar y haciendo de peana, un gran cajón, el cual con mucho trabajo, consiguieron abrir y en su interior encontraron algo que les hizo poner el vello de punta. Dos cadáveres deshechos por completo, mostraban sus tétricas sonrisas a los dos amigos, quienes cerrando el cajón, salieron corriendo hasta la calle, desde donde vieron llegar a Marcos y José.
Mientras se tranquilizaban, hablaron sobre el macabro hallazgo, como nunca habían visto un cadáver, su conclusión fue que podían ser dos animales muertos y colocados allí, para poderlos tirar en otro momento. Y pensaron que la broma podría ser esa, bien se lo iban a hacer pasar a sus amigos cuando descubrieran “las dos joyas” y aunque les pareció bien la broma, también pensaron en que quizás se iban a pasar “un poco”, pero la broma es la broma.
No tuvieron tiempo de decirse hola y ya estaban subiendo las maltrechas escaleras, José subió con ellos, pero Marco más prudente (o más miedoso) se quedó esperando a ver qué pasaba, las escaleras rotas le daban miedo. A los diez minutos, un grito ahogado se dejó oír en lo alto de las gastadas escaleras y sin dudarlo saltó hacia ellas y dirigiéndose a la zona donde se produjo el grito vio a “Nardo” y a José, que sobre las puntas de sus zapatos, se asomaban hasta un gran cajón y llamaban a Pedro con voces desgarradas.
Según le dijeron sus amigos, quisieron gastar una broma a Pedro y cuando se asomaba a mirar dentro del cajón le dieron un pequeño empujón, para asustarlo un poco y poderle contar la broma en la que habían pensado, pero el resultado, fue tan distinto a lo que habían pensado, que todavía no salían de su asombro, al caer, Pedro se debió golpear con algo y había perdido el conocimiento. 1ª PARTE-pepa herrero

EN EL MUNDO DE LOS "MINSET" FIN

Después de la batalla, los “Falai” se refugiaron en sus campos de invierno, estuvieron dos años sin querer saber nada de los “Minset”, “Noraya” se casó con alguien de un pueblo vecino y vive en paz con todo el mundo, no sabe que todo el lío que tuvo su pueblo, fue porqué aquel niñato hijo del jefe, tuvo la feliz idea de que su padre le trajera una niña para jugar.
Los niños son capaces de perdonar y de olvidar, pero un adulto rencoroso y ruin, es capaz de cometer muchas maldades y de perder en mil cosas, si cree que en alguna, puede ganar.
Ayer, a “Masmás” el rey de los tiranos, le contaron que en la montaña de arriba, hay un monstruo que tiene dos ojos (como todo el mundo) pero uno arriba y el otro abajo. (Cosa más fea, no se ha visto en la vida) vive en la cueva del perdón, y se dedica a vender toda clase de maldades que a usted se le puedan ocurrir. En una ocasión le vino una vieja a pedir que arruinase la cosecha de unos vecinos, porqué habían puesto una valla en su finca, para evitar que el ganado, se comiera las lechugas que la anciana tenía plantadas en su huerto y mientras la anciana les robaba alguna que otra cabra y les hacía pagar a precio de oro la lechugas que el ganado se comía, todo iba bien, pero al poner fin a su negocio con la valla, la abuelita se nos revolucionó y consiguió contándole un cuento al malvado monstruo, que sembrando de sal los campos de aquellos pobres labradores, nunca más pudieran tener una cosecha. Aunque el monstruo, era un monstruo, no vaya a pensar nadie, que fuera mala persona, él sólo cobraba por hacer el trabajo que le mandaban. “Másmás” llamó al mago “Malandrín” capaz de hacerte daño en francés y en latín. Y le pidió por todo lo que él quisiera, que redujera al pueblo “Minset” a un tamaño no superior a una pulga (que no pulgada) y después de convenir que le pagaría en tres plazos, “Malandrín” se puso manos a la faena y consiguió que el pueblo orgulloso y luchador capaz de vencer por la inteligencia, se convirtiera en un pueblo invisible aunque el orgullo, nunca sería capaz de hacérselo más pequeño. Luego el malvado “Másmás” mandó al monstruo, que haciendo un gran hoyo, cortara todo el territorio que ocupaban los “Minset” en el bosque, que se los cargara a la espalda y que los tirara a todos por un barranco. Aunque “Nadón” convertido en algo menos que una pulga, tuvo que correr mucho antes de que el monstruo, les lanzase al barranco, consiguió llegar hasta la oreja del malvado y así le dijo. Si en vez de tirarnos por el barranco, nos llevas donde te digamos, te daremos lo que tú nos pidas y como queremos que nos lleves entre Onil y Bañeres, te pondremos en contacto con la fundación “Alió” y allí te operarán y tus ojos serán como los de cualquier persona y nadie más te tendrá miedo y podrás vivir en cualquier sitio jugando con los niños que es lo que a ti te gusta. Desde entonces los “Minset” viven en su nuevo territorio y “Consolo” (que es el nombre de nuestro monstruo), fue operado con éxito. Hoy vive feliz en Alicante, es gran amigo de los “Minset” y ya nadie se acuerda ni del monstruo, ni de los “Falai” y mucho menos de “Másmás” quien al no poder pagar por causa de la crisis al bueno de “Malandrín” lo convirtió en cisterna y todo el mundo le estira de la cabeza, para que tire todo lo que lleva dentro. FIN pepa herrero

jueves, 3 de noviembre de 2011

CRONICA DE UNA INAUGURACIÓN

La crónica, la hago para mí. Y como siempre hay alguien que me lee, tengo el gusto de dedicársela a quien se tome la molestia. Hoy con lleno en la A.A.A. y con tiempo caluroso, se ha celebrado la primera exposición de un nuevo ciclo de la Diputación y de los SESENTA ARTISTAS ALICANTINOS que nos van a representar a todos, los primeros treinta, tienen la suerte de estar acompañados por la Señora nueva presidenta de la “Dipu” así como del nuevo Diputado y otros insignes acompañantes.
La crónica, se escribe cantando el trabajo de nuestros compañeros, que día a día, se van esmerando y haciendo que nuestros visitantes, tanto los de a pie como los ilustres se encuentren con obras que cada día producen más sorpresa en los que se paran delante de una obra, para admirar la belleza que su autor, se ha esmerado en darle, aunque a veces también se da el caso, que son los hados de la pintura, los que nos echan una mano y sin saber por qué, encontramos ese detalle sorpresa que aun sin quererlo a llevado al lienzo nuestro pincel, guiado de esos pequeños seres, que a todos los artistas que lo intentamos, vienen a visitarnos no con mucha frecuencia.
La Asociación, anoche se vistió de gala para recibir en su sede, a esas personas que si a bien lo tienen, pueden conseguir que un día cercano, se pueda decir sin faltar a la verdad, que gracias a la Diputación y a sus cultos dirigentes, este organismo da a Alicante, el soporte digno y suficiente para destacar a un alto nivel nacional, en el mundo de la pintura.
A quien madruga, Dios le ayuda. Sobre eso no me queda la menor duda, aún no eran las seis y media de la tarde y entramos mi marido y yo en la sede de la Asociación y como uno sólo, nos dirigimos hasta el cuadro que al parecer un experto, había hecho colgar de la columna frente a la entrada, pero no fuimos los únicos en tener la idea, como si hubiera sido un delicioso manjar (que lo fue) otras personas, también se dirigieron hasta donde se encontraba el cuadro en el que llenas de candor, se encontraban tres niñas delante de otra, que haciendo con sus manitas pequeños ramos de flores, luego los ofrecía a sus pequeñas clientes. La discusión, estaba servida. Es óleo, no, no, es…cada uno daba su opinión, todas respetables y todas erróneas. Nadie podía creer que estaba delante de una amable acuarela y al parecer según alguno de los más expertos, del estilo Inglés y por cierto muy buena. Seguía la discusión y alguien aportaba que era acuarela con tinta…no, no, es acuarela, como los misterios terminan por dejar de serlo, aquí que nos llega nuestro amigo Don Carlos Cárdenas, según él mismo dibujante de pro, con su técnica adquirida en la Confederación Helvetica, a donde el trabajo lo llevó en sus años jóvenes y hoy, que aun sigue siendo joven y con espíritu abierto, nos ha llegado no ha mucho hasta nuestra asociación, para mayor honra de todos los que ya somos sus amigos. En hora buena Don Carlos y siga deleitándonos con obras tan dulces como la que hoy nos ha dejado como muestra de su bien hacer. Muchas gracias. Pepa herrero

miércoles, 2 de noviembre de 2011

EN EL MUNDO DE LOS MINSET 2ª PARTE

“Másmás”, tenía fama de ser un déspota con todo el mundo y para demostrarlo, nada como mandar a los “Minset” a un esclavo, para que le diesen a su querida “Noraya” para el uso y disfrute de su hijo “Nolón” cuando el esclavo, llegó al pueblo de los “Minset” estos al ver en las condiciones que llegaba, lo mandaron a bañarse y después le dieron una gran comida, que el pobre esclavo agradeció contándoles, que si no llevaba con él a “Noraya”, estaban preparando los “Falai” un gran ejercito, con el que vencer y saquear al pueblo “Minset” y quedarse con la princesa “Noraya” como esclava. Nadie tuvo miedo y todos se aprestaron al combate, cuando los “Falai” quisieron llegar donde se encontraba el pueblo “Minset” lo único que encontraron fue un pueblo desierto y grandes bandejas llenas de comida, como si se hubieran estado preparando para un gran festín. La comida y la “janta” parecía estar esperando que el pueblo “Falai” llegara y se lo comiera todo, pero es que bajo de toda aquella comida, les esperaban unos manjares, todavía más sabrosos que los que se habían echado al coleto unos momentos antes, cuando hubieron dado fin a aquel maravilloso banquete, tuvieron claro que el miedo había hecho presa de aquel pueblo cobarde y que era su manera de pedirles perdón ¿perdón de qué? El pueblo “Minset” no teme ni nada ni a nadie, sólo estudia a sus enemigos y les pega donde más les duele. La comida fue maravillosa, era tan buena, que nadie se dio cuenta del perfume a “sundaria” que había en todo el pueblo Minset. Cuando la “sundaria” empezó a hacer efecto en el cuerpo de los “Falai” el bosque se les hizo pequeño, para encontrar sitio donde poder “descomer” lo que antes con tantas ganas se habían comido. Al cabo de tres días de limpiar el pueblo y sus alrededores, los “Minset” de nuevo pudieron volver a sus casas y olvidar a aquellos tontos “Falai” que quisieron pasar por encima de ellos y lo único que consiguieron, fue saber el poder de un pueblo que era capaz de dar una lección a unos vecinos, cobardes como políticos y crueles con sus vecinos. 2ª Parte pepa herrero

martes, 1 de noviembre de 2011

EN EL MUNDO DE LOS MINSET

Cuando vas rebasando el pueblo de Onil y lo dejas a tu izquierda, la carretera cada vez se hace más empinada y la vegetación más densa. Luego llegamos a lo alto de la montaña y a la derecha tenemos una zona donde parar el coche y poder descansar admirando el paisaje y escuchando como el viento, te susurra al oído, contándote cosas que si no estás acostumbrado a andar por estos parajes, puede que te suenen extrañas. No te entretengas mucho, ni le hagas mucho caso, porqué dicen que a veces, es capaz de contar cosas, capaces de asustar a quien sea un poco miedica, pero este no es el caso, pon el motor en marcha y con mucho cuidado (por las grandes losas que cubren el suelo) pon la marcha atrás, ya estas de nuevo en la carretera, ahora sólo te tienes que deslizar por la misma, camino de Bañeres de Mariola y en diez minutos de marcha tranquila, habrás llegado al mundo de los Minset hoy también se les conoce como los “Ejemmimban” desde que se unieron a los “Lamamis” para crear un solo pueblo y poder vivir en paz todos juntos.
Oí contar una historia de antes de unirse los dos pueblos, no sé si será cierta pero ¡qué miedo! Si llega a ser verdad.
Cuenta la leyenda, que el pueblo Minset, al principio de los tiempos, era un pueblo fuerte y guerrero que vivían en lo más intrincado de un bosque gallego, su vida era más sedentaria que guerrera, pero debido a su gran cultura y a la belleza de sus mujeres, siempre tenía que estar luchando contra los pueblos vecinos, celosos de sus riquezas. Cuando el pueblo “Falai” trató de hacer creer a todos los demás vecinos que los “Minset” trataban de quedarse con sus campos, nadie creyó una sola palabra de lo que aquellos malvados les decían. Sabían que los “Minset” eran un pueblo pacífico y trabajador incapaz de incordiar a sus vecinos, pero muy capaces de defenderse con la fuerza que su seguridad les daba.
“Nolón”, era hijo del jefe de los “Falai” y el jefe era “Másmás” sólo un hombre que su nombre tenga dos acentos, puede ser tan malvado como lo era el malvado, malvado, pero que malvado “Másmás”. No tuvo tiempo el jefe de ver a su hijo rondar por la tierra de los “Minset”, pero ya sabía que aquel hijo tan querido, andaba detrás de la bella y dulce “Noraya” hija de los antiguos jefes “Minset” “Encar” y “Nadón”. Y desde el mismo momento ya lo tenía claro, “Noraya” la niña que nació con la trenza hecha, sería de su hijo para siempre a cualquier precio. 1ª parte pepa herrero

DON JUAN TENORIO, O DOS TUBOS UN REAL

Como cada 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, el Teatro Castelar fue ayer el escenario de la representación del Don Juan Tenorio o dos tubos un real, texto del eldense Emilio Rico Albert, que se apoya en la obra de El Tenorio de Zorrilla.
Este año la representación era especial para el grupo de actores de la Junta Central de Comparsas de Moros y cristianos, que ponen en escena la obra. Se cumplen 90 años de su estreno.
La obra es una sátira de la vida social, política y cultura de la ciudad, en el último año. Cada vez, el grupo de actores intercala toda clase de 'chascarrillos' y 'cantables' entre el texto original de Emilio Rico Albert. Con grandes dosis de humor, hacen una nueva lectura de todos los acontecimientos y noticias recogidas por los medios de comunicación durante el año, que está a punto de cerrarse.
Como en el de Zorrilla, los personajes protagonistas son Don Juan, La Inés, Brígida y Don Luis, interpretados en esta ocasión por renovados actores. La Inés, interpretado por Juan Sanchiz Esteve, 'El diligente', la Brígida, por Francisco Juan Martínez, 'El bolicas', el Don Juan, por Isidro Juan Gallardo, 'El multiobras', y el Don Luis, interpretado por Rubén Alfaro Bernabé, 'El rojico'. Y es que en los últimos años se está produciendo un cambio generacional en la representación de esta tradicional obra eldense.
El público, como todos los años, respondió y dio su apoyo a los actores de El Tenorio eldense, llenando el Teatro Castelar en las dos representaciones, de tarde y noche, que ofrece la Junta Central de Comparsas.
Tras 90 años de representación, el texto de Emilio Rico sigue teniendo vigencia y se ha convertido en una tradicional navideña de los eldenses.

Difícil es saber si aquel grupo de teatro de aficionados, ni tan siquiera el propio autor, eran en aquellos momentos conscientes de lo que aquel estreno iba a significar con el tiempo para la vida cultural eldense. Es indudable que el fenómeno cultural que representa la obra para los eldenses y que va perdurando en el tiempo, tiene su porqué, en el texto que escribió Emilio Rico, que salvando generaciones, año tras año, conecta perfectamente con la idiosincrasia local, a través de sus ingredientes críticos y socarrones que le dan actualidad, con las sorpresas del "Fin de fiesta", y sobre todo porque el guión sigue manteniendo su frescura, especialmente en determinados pasajes donde sistemáticamente el público ha reído, ríe y seguirá riendo, siempre que se mantenga la tradición de representarla.
GRUPO DE TEATRO DE LA JUNTA CENTRAL

Esto es “algo” de lo que dice Internet y a esto yo le agrego: Era tan niña que casi se me ha borrado de la memoria, cuando llegaba “El día” y siempre en primera fila, mi padre, me dejaba en manos de mi hermana Libertad, mientras él, vestido de Doña Inés, bordaba su papel en el escenario…Y recuerdo con que encanto cantaba aquel cuplé de “La Saritisima”…Lo vi por la calle…Pasó por mi vera…Me dijo hay mi vida, si yo te cogiera…¿Qué harías Juanito?…Le dije bajito…Cogiome del brazo, agarrome el pescuezo y sin más comentario, va y me espolsa un beso…De burradas cinco mil por minuto y la función, se va desgranando paso a paso con las actuaciones de sus personajes (todos varones) D. Juan-Dª Inés-Brigida-El Comendador-D.Diego-D.Luis Mejías-Butarelli y Chutti. Con que gracia desgranaban los aconteceres de mi pueblo laborioso y culto, ese grupo de amigos que no teniendo bastante, con los problemas de las fiestas de moros y cristianos, ponían en boca de estos “actores” las mil y una anécdotas jocosas, que en mi pueblo sucedían. Qué suerte tuve, de ser niña en aquella época. pepa herrero