Páginas vistas en total

miércoles, 30 de junio de 2010

VUELVEN LOS TRES CABALLEROS

Cuando el sol, se va poniendo en el horizonte, salen a la calle los Tres Caballeros. Roco, a pasear a Mary-Pili, el gorrión, a buscar material para afianzar su nido y el terror del barrio, Ximet, a martirizar a su silla de ruedas, a hacer la alineación para el próximo partido de la Selección Nacional y a decirle a Don Vicente del Bosque, que en vez de poner al niño Torres, que todavía no está recuperado del todo, se lo podía decir a Cristiano Ronaldo, ahora que no tiene trabajo. aunque al parecer, tampoco se portó muy bien, cuando terminó el partido contra España, pero como es tan bueno, se le puede perdonar. Ha estado esperando, a su amigo Roco y a su amigo gorrión, para proponerles, hacer un equipo de fútbol entre los tres, poniendo de portera a Mary-Pili y a mi marido y a mí en la delantera. Creo que la cosa, no va a salir bien, mi marido está fatal con los huesos y no creo que marque muchos goles y a mí, lo que más me gusta del fútbol, son los ojos de "Navas" (que los tiene preciosos) pero bueno al menos, lo intentaremos. Dice Ximet, que para ayudarnos, llevaremos la portería de la urbanización, que al ser de balonmano, puede que haga, que nos metan menos goles. el gorrión, nos puede ayudar, imitando el silbato del arbitro y pitando algún que otro penalti cuando nadie se dé cuenta. Ximet piensa, que en la silla de ruedas, se podría atar una gran bandera de España, para que los contrarios al pisarla, se cayeran, aprovechando nosotros, para quitarles el balón. Si se llega a los penaltis, nosotros, los lanzaríamos en su portería, grande y libre. En cambio, ellos tendrían que tirarlos en la nuestra, que al ser pequeñita, nos serviría de ayuda. Ximet, dice, que va a hablar con Maradona, para que le deje a la "roja" a Messi, por favor, así, ya no le queda duda, de quien pasará a la final, pero si el otro finalista, es Argentina, les devolveremos a Messi, aunque esté un poco "tocado." No quiere que nadie pueda pensar, que toma ventaja en las cosas de nuestro equipo, pero si ayuda a la Selección Nacional, más ayudará a su equipo. Roco, después de oír hablar a Ximet, se ha comido, medio paquete de galletas "María" y al momento, estaba babeando y durmiendo. Mientras tanto, el gorrión, cantaba a trino abierto...Villa...Villa...Villa...Villa maravilla y levantaba el vuelo hacia su nido, ya que la señora gorriona, era la tercera vez, que le llamaba.
pepa herrero

lunes, 28 de junio de 2010

LOS TRES CABALLEROS

A veces, una quiere terminar, quiere pensar en que sus fantasías descansen, dar un descanso al sufrido ordenador, dejarse llevar por la brisa del estío, sin pensar en nada, que no sea disfrutar del calor y dejarse llevar por el momento. ¿Momento? un momento por favor. Si lo que están viendo mis ojos es verdad, no se si echarme a llorar, o si dar saltos de alegría. por casualidad y por haber aparcado, cerca del local de la Asociación de Artistas Alicantinos, hemos entrado a ver el segundo turno del salón de primavera, donde un grupo de compañeros, se lucen, con lo mejor salido de sus pinceles. en hora buena a todos. Además de la alegría de saludar a varios compañeros, a Barbara, a Don Carlos Bermejo...que por cierto, me ha preguntado por mi amigo "el gorrión" y de quien le he dicho que no sabia nada. Pero cuando llego a casa, me encuentro a mi vecina Mary-Pili, a quien los reyes del verano, han traído, un simpático y baboso "chucho" de nombre Roco, feo como él sólo, pero muy simpático y amante de las galletas y de la buena mesa, yo estaba preparando la cena, cuando de pronto, me pareció ver entrar una cabra en la casa. Craso error, la "cabra" es Roco, que babeando y medio roncando, me ha conducido ¿a donde? si no lo veo, no lo creo, justo al nido de mi amigo el gorrión, de quien no tenía noticias desde hace tiempo. No se si ha sido por el sonido gutural de mi "vecino" Roco, o por que ha vuelto de sus vacaciones, el pajarillo, ha salido del nido, cantando a pleno pulmón y alegre como la vez que más alegre lo he visto, ha estado un buen rato con nosotros, hasta que ha levantado el vuelo y lanzándose en picado, ha llegado hasta la zona deportiva, de la urbanización vecina, dirigiéndose directamente, a la silla de ruedas de Ximet. Ximet, pese a usar silla de ruedas, a sus siete años, presume de ser el mejor portero de fútbol de toda la zona, el mejor amigo de todos los animales que conoce y el mejor adiestrador de perros del Mundo, por lo que creo "Roco" no va a hacer muchas migas con él. Es el que sabe contar mejores historias de todo tipo y aunque a mí me asustan, las de miedo, son su especialidad. al parecer el gorrión va a hacer de enlace, entre Ximet y "Roco" y dice Ximet, que van a crear un club entre los tres, que se va a llamar el club de LOS TRES CABALLEROS.
pepa herrero

lunes, 21 de junio de 2010

VINO. Y LE DEJÉ ENTRAR

Ha venido, ha llegado. Le he abierto la puerta, lo he dejado entrar. Al principio, no quería, pero al final, me ha convencido. Seré tu fiel compañero, seré tuyo hasta Septiembre, tus días serán más largos, tendrás más felicidad. !Si! será verdad todo eso. ¿Y del calor, que me dices? ¿que hago con tus mosquitos? ¿y si no puedo dormir.?
Espera, espera mujer y no te pongas nerviosa. Cuando llegue el calor, tendrás brisas en las noches, tendrás noches de locura que se vestirán de gala, sólo para que disfrutes. Verás bailes y zarzuelas, oirás cantar en las noches a esos profesionales para calmar tu calor, podrás pasear con tu amado, abrirle tu corazón. Mis noches te llevarán hasta la orilla del mar, allí, aquel tiempo pasado, aquel que tanto te gustó, aquel que tanto has soñado, otra vez recordarás, besos caricias, abrazos. planes de toda una vida, que ya se han consolidado. Los mosquitos al cantar, muy cerca de tus oídos, te vienen a recordar, lo mucho que te han querido. Y si no puedes dormir, pues el calor te lo impide, que cerca tienes la ducha y si le ganas la lucha, ya podrás dormir después.

Con estos razonamientos, dejé pasar al verano, al ver que me protegía, no volví a pensarlo más y viví con alegría

lunes, 14 de junio de 2010

ALLÍ ESTÁS TÚ

Cuando cierro los ojos, te veo. cuando canta el viento, confundo su voz con la tuya. Cuando suspiras, te siento entrar en mí pecho. ¿Que eres para mí? eres el dulce perfume que me embriaga cada día. Eres la nota suave de la guitarra, el verso que cada día dice el poeta a su amada, pasión, amor, ternura, a veces, paz...otras, locura. Cuando tus manos me tocan, mi alma se eleva al cielo. quiero tenerte conmigo, quiero que seas mí anhelo. que seas mi lazarillo. Cierro los ojos y te veo.
Te veo a ti, veo el mundo y mil nuevas sensaciones, se despiertan en mi cuerpo y siento que cada día, el amor despierta en mí. Y al mirar en lo más hondo del mar de mí corazón...ALLÍ ESTÁS TÚ. Al mirar las nubes negras, que van formando los años...ALLÍ ESTÁS TÚ. Eres la luz que me alumbra y cuando todo me falla y llego a desesperarme, siempre, siempre...ALLÍ ESTÁS TÚ
pepa herrero

lunes, 7 de junio de 2010

DE CÓMO LE CONOCÍ-2ª Y ÚLTIMA PARTE

Las cosas, a veces, tienen un pero o un por qué. Esto fue lo que nos sucedió en esta extraña relación, pajarillo-humana. A partir de las grandes comidas, de mi amigo el gorrión, como ya dije al final de la primera parte. Vinieron, las digestiones pesadas de mi querido amigo y aunque al principio, no le di, ninguna importancia, lo cierto, es que tenía que estar todo el día, con un paño detrás de él y de los recuerdos de la comida, que por todos los sitios, iba dejando, entre trino y trino, entre canto y canto y aunque traté de hacerle razonar, que aquello no estaba bien…que tratara de comportarse…que que dirían de mí las visitas. Y así hasta el infinito. Quizás su cerebro, no estaba preparado para asimilar todo aquello. Quizás él pensaba que no tenía importancia, puesto que era natural como la vida misma; en fin que quieren que les diga. Mi paciencia, se iba agotando, los muebles, se deshacían con el acido de sus recuerdos. Y mi marido que veía mi impotencia, para poder limpiar todo aquello, le puso el punto y final a la historia. He de decir, que el gorrión, era muy bien mandado, que a la voz de “ven toma” raudo como un gorrión, volaba hacia quien le llamaba, posándose, sobre su mano, o sobre su hombro y que cuando tenía sed, venía, a beber de mi boca. Yo, no me explico, de donde, el animalito, traía estas costumbres. Pues como ya he dicho, cuando se coló en casa, era muy joven, por lo que no creo, que antes, pueda haber convivido con humanos. Bueno, voy a terminar con la historia. A la voz de “toma ven” mi marido hizo venir a nuestro pequeño gorrión y poniéndolo en mi mano, me dijo. Toma, suéltalo, y llevándolo al balcón, me obligó a soltarlo con suavidad hacia la calle. Tengo que decir, que en los días que estuvo con nosotros, nunca cerré ninguna ventana, ni él hizo nada por marcharse. Al cabo de unos días, mi sorpresa, fue ver, que había construido un nido en el balcón de mi casa. Donde sigue viviendo (por cierto: sin pagar renta). Hasta aquí, la historia, es real como la vida misma. Lo demás, es otra historia.
pepa herrero

viernes, 4 de junio de 2010

MIS NIÑOS, DUERMEN EN CASA

Mis niños, que desde el día veintisiete de Abril han estado durmiendo en El Casino Mediterráneo, hoy día cuatro de Junio, por la mañana, he ido a recogerlos. La hora fatal, eran las diez y media. Quizás, por los nervios, a las nueve y treinta minutos, ya estábamos mi marido y yo en el aparcamiento del Casino, pensando en ir a tomar un café, mientras se hacía la hora. Pero, al parecer,alguien más, había tenido la misma idea y bajando del coche, hemos visto llegar al matrimonio Roca-Sansano, que aunque no tenían ningún "hijo" expuesto, todos nuestros cuadros, son sus sobrinos y como tal, se preocupan, de todo lo que les acontece. !Hola Eloy! ¿tan pronto aquí? claro, no he podido dormir en toda la noche. !Que ganas tenía de verlos! (a sus niños) ya tengo ganas de tenerlos en casa. Bueno vamos a por ese café.
No habíamos andado veinte de los cuarenta metros que nos separaban de la cafetería, cuando Iborra y su simpática sobrina se unieron a nosotros. Después de estar un rato unidos y en buena armonía, nos dirigimos hacia el Casino, donde ya nos estaban esperando, Beltrán, su señora, Don Carlos Bermejo y las personas, que le acompañaban, para montar la nueva exposición. Como estábamos tristes por tener que dejar el casino, que tan bien se ha portado con nosotros. De manera interesada, nos ofrecimos a Don Carlos para "ayudarles" como eran suficientes, nos dieron las gracias y nos dijeron que eran suficientes, pero al ver, nuestras tristes caras, accedieron a que nos quedásemos, poniendo como condición, que no les molestásemos mucho. En nuestra alegría, no sabíamos como ayudar y al principio, más molestábamos que otra cosa. Pero al fin, pudimos acoplarnos y pasar una mañana, de lo más agradable, por fin a la una de la tarde, abandonamos el recinto, habiendo dejado instalada, una nueva familia de cuadros, de otros compañeros, a los que deseo que el próximo día siete, tras la inauguración, tengan una estancia tan feliz, como la tuvieron los nuestros. Gracias Don Carlos. Gracias Casino. Gracias a cada persona, que con su trabajo, logran que siga nuestra ilusión y demos lo mejor de nosotros
pepa herrero

martes, 1 de junio de 2010

DE COMO LE CONOCÍ 1ª PARTE y penúltima...

Aunque les pueda parecer un poco tarde. Si es que alguien, leyera estas humildes historias, del que he dado en llamar "mi gorrión". Quisiera contar, con todo respeto y con todo el cariño del mundo, (aunque alguien, pueda pensar, que esto, no puede ser cierto, más que en la mente de quien lo escribe.) Al regresar aquella tarde, muy cansada de la Universidad, me encontré a mí marido, que de forma misteriosa, me trataba de llevar, hacia el cuarto de baño. Sin poder hacerme una idea de lo que me trataba de mostrar, con sorpresa vi que al señalarme hacia lo alto de las cortinas del baño, algo que al principio confundí con una rata, se movía, dandome un gran susto. Y el miedo, me hizo salir corriendo del baño. Mi marido salió detrás de mí y tirando de mi brazo, y haciendome guardar silencio, poniendo su dedo índice sobre sus labios, me enseñó, que el motivo de mi aprensión, no era otra cosa, que un joven gorrión, que desde lo más alto de las cortinas, me llamaba, con sus trinos desenfadados, como si fuéramos antiguos amigos. Pero como en el circo, luego vino el más difícil todavía, mi marido, me pidió que con los labios, le hiciera un buche, donde el gorrión pudiera beberse mi saliva. Mi asombro no tenía límites, al ver que desde lo alto de las cortinas, como si yo fuera su madre, venía a beber mi saliva, como si fuera, agua del manantial. Acercando mi mano el pequeño animal, se subía a ella y de ninguna manera, quería bajarse de la misma, hasta que dándole impulso, lo obligaba a salir volando y siempre iba a parar, encima del mueble más alto.

Algo muy simpático, sucedió, y es que a la hora de comer, el animal, no tenía preferencia por nada, lo mismo comía lentejas, que migas de pan... la ensaladilla rusa, le encantaba, también las patatas fritas. Las frutas, eran delicias para él. Pero si después, había helado, el día era redondo y casi sin fuerzas, después de semejante atracón, remontaba el vuelo hasta el sitio más alto de la casa. O bien, se situaba encima de la televisión, donde se quedaba dormido al calor de los programas de la tarde...PERO...fin de la penúltima parte