Páginas vistas en total

viernes, 4 de junio de 2010

MIS NIÑOS, DUERMEN EN CASA

Mis niños, que desde el día veintisiete de Abril han estado durmiendo en El Casino Mediterráneo, hoy día cuatro de Junio, por la mañana, he ido a recogerlos. La hora fatal, eran las diez y media. Quizás, por los nervios, a las nueve y treinta minutos, ya estábamos mi marido y yo en el aparcamiento del Casino, pensando en ir a tomar un café, mientras se hacía la hora. Pero, al parecer,alguien más, había tenido la misma idea y bajando del coche, hemos visto llegar al matrimonio Roca-Sansano, que aunque no tenían ningún "hijo" expuesto, todos nuestros cuadros, son sus sobrinos y como tal, se preocupan, de todo lo que les acontece. !Hola Eloy! ¿tan pronto aquí? claro, no he podido dormir en toda la noche. !Que ganas tenía de verlos! (a sus niños) ya tengo ganas de tenerlos en casa. Bueno vamos a por ese café.
No habíamos andado veinte de los cuarenta metros que nos separaban de la cafetería, cuando Iborra y su simpática sobrina se unieron a nosotros. Después de estar un rato unidos y en buena armonía, nos dirigimos hacia el Casino, donde ya nos estaban esperando, Beltrán, su señora, Don Carlos Bermejo y las personas, que le acompañaban, para montar la nueva exposición. Como estábamos tristes por tener que dejar el casino, que tan bien se ha portado con nosotros. De manera interesada, nos ofrecimos a Don Carlos para "ayudarles" como eran suficientes, nos dieron las gracias y nos dijeron que eran suficientes, pero al ver, nuestras tristes caras, accedieron a que nos quedásemos, poniendo como condición, que no les molestásemos mucho. En nuestra alegría, no sabíamos como ayudar y al principio, más molestábamos que otra cosa. Pero al fin, pudimos acoplarnos y pasar una mañana, de lo más agradable, por fin a la una de la tarde, abandonamos el recinto, habiendo dejado instalada, una nueva familia de cuadros, de otros compañeros, a los que deseo que el próximo día siete, tras la inauguración, tengan una estancia tan feliz, como la tuvieron los nuestros. Gracias Don Carlos. Gracias Casino. Gracias a cada persona, que con su trabajo, logran que siga nuestra ilusión y demos lo mejor de nosotros
pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario