Páginas vistas en total

martes, 20 de diciembre de 2011

VACACIONES NAVIDEÑAS

Después de estar al píe del cañón, desde el día uno de septiembre, siempre dándoos la paliza,creo que ha llegado el momento, de que todos descansemos un poco, así que os doy las gracias y me despido hasta después de Reyes si os parece bien, mientras tanto, que paséis unas felices fiestas y a ver si a la vuelta, nos encontramos un mundo mejor. A TODOS, FELIZ AÑO NUEVO. pepaherrero

lunes, 19 de diciembre de 2011

NAVIDAD DE UN PINTOR- CUENTO DE UN PINTOR VENECIANO DEL SIGLO XV 5ª PARTE DE 6

Ahora le llaman maestro tuttocorni y por supuesto para no oír llamarle así, el maestro llega tarde a casa rumiando su venganza y a veces, se topa (perdón) con algún borracho que con voz gangosa, le saluda addio signore tuttocorni (maldito sea…) cuando la sed de venganza ha secado su garganta, ha matado a cornadas a su esposa infiel y a su socio Apertutto que es a quien en verdad hace responsable de sus desgracias, le ha hecho tomar un combinado de pintura verde vejiga, con trocitos de cristal de Murano picado y al parecer no ha sido capaz de digerirlo bien. ¡Pobre Berruggini Pertutti! Pobre joven maestro de la pintura, tú pudiste dar grandes días de gloria a tú país, pero los malos hados quieren que no te hagas famoso por tu pintura, pero no quieren que te pierdas la fama. Después de escribir una extensa carta a España a sus maestros queridos, Carolus Bermeggini y a Raffaello di Bennalúa en la que les pide perdón, por no haber sabido encauzar su talento y sus enseñanzas y en particular, las lecciones de navegación que en las noches de verano y en la oscuridad del campo de Santa María Formosa, donde la luna rielando en la laguna y en sus aguas turbias, hizo de la noche veneciana la poesía del amor. Cuando los guardias del Dux hicieron su aparición, Pertutti ya estaba preparado para acompañarles, dos de ellos,le pusieron recios grilletes en las muñecas, entre todos y alzándolo en volandas, dieron con su cuerpo en la góndola que lo conduciría al palacio Ducal, donde después de ser juzgado y declarado culpable de doble asesinato, se le condenó a morir en el pozo de las mazmorras. Al salir camino del puente de los suspiros, le concedieron pararse para contemplar por última vez el Rio de Palacio y allí, suspiró por última vez por su libertad perdida. Si esta historia que sólo es un cuento y que no se ciñe para nada con la realidad, al releerla me ha hecho llorar, como tienen que estar los maestros Carolus Bermeggini y Raffaello di Bennalúa y sobre todo y si todavía vive, que mal lo estará pasando Berruggini Pertutti pensando en que no verá nunca más a Venecia y eso, sí que es castigo.pepaherrero- FIN
Esta historia, se la dedico con todo cariño a los socios de la Asociación de Artistas Alicantinos y en especial a Don Carlos Bermejo y a Don Rafael Estela, con mis mejores deseos de Paz y Felicidad. La autora

domingo, 18 de diciembre de 2011

NAVIDAD DE UN PINTOR- CUENTO DE UN PINTOR VENECIANO DEL SIGLO XV 5ª PARTE DE 6

¿Pero eterno, es para siempre? ¡No, claro que no! Para siempre es para mientras dure el amor, ¡más no! Pertutti se olvidó de los pigmentos, se olvidó de su trabajo y no tuvo más remedio que hablar con su socio, que lo único que le interesaba era su pintura y “que se dejase de amoríos tontos” pero no podía comprender el corazón de un hombre joven y con ansias de vivir.
Después de dos años de no atender debidamente “el negocio” Berruggini Pertutti, se casó con la mujer de sus sueños. El matrimonio que tenía que apagar su fuego, tuvo un efecto contrario, Pertutti corría el peligro de volverse loco por aquella mujer. Apertutto, viendo la situación que en vez de mejorar, empeoraba, fue a ver a Monsigniore Tuttomío, quien después de recriminar a su socio el no haber sabido vigilar “el negocio” le dijo: Signore, comprenderá que el negocio es el negocio y si lo sigo dejando en sus manos, usted y yo, pronto estaremos en la ruina, así que por un cinco por ciento de su parte en el negocio, yo haré que vuelva a ser productivo, déjelo de mi cuenta. Y dando la vuelta, sin más, dejó sólo al pobre Apertutto, quien cabizbajo salió de aquel palacio, pensando que si un día pudiera…Mientras tanto Monsigniore, ha mandado llamar al Gigoló más famoso de toda Venecia, quien antes de que canta un gallo, se postró a los pies del Monsigniore. Tuttomachio, se que tienes fama de ser el más grande Gigoló de la zona ¿es cierto?...Monsigniore…Bien no digas nada más, si quieres que tu padre salga del pozo de las mazmorras, donde se está pudriendo, me tienes que hacer un encargo y tal vez…Monsigniore…Tienes que conquistar a la mujer de Berruggini Pertutti y él se tiene que enterar sin lugar ninguno a dudas. Si lo consigues, tal vez puedas conseguir la libertad de tu padre, pero si no es así, prepárate para ir a hacerle compañía…Monsigniore…Tutomachio salió dispuesto a cumplir con el encargo del Monsigniore y como es lógico, poco pudo hacer aquella pobre esposa, ante los ataques frontales de tan experto Gigoló. Cuando el hecho fue consumado, cuando todos supieron la verdad de lo acaecido, en el campo San Bartolomeo, donde desde el día de su boda los nuevos novios se fueron a vivir, los niños empezaron a llamar al maestro Pertutti, por otro apellido no tan conveniente. 5ª PARTE

sábado, 17 de diciembre de 2011

NAVIDAD DE UN PINTOR- CUENTO DE UN PINTOR VENECIANO DEL SIGLO XV 4ª PARTE DE 5

El que llegó a la altura de Miguel Ángel en pintura fue Rafael, pero como escultor…Por muy arquitecto que fuera y buenos amigos que tuviese en Roma…Bueno pues como ya le he dicho, he vendido algunas copias de estos artistas y he podido llegar hasta el día de hoy, que quedo de usted su servidor. Tu historia me ha conmovido, le dijo el bueno de Don Berrugone, a partir de ahora, vamos a ser socios y por ser tú, lo seremos al cincuenta por ciento y mientras tú sólo tendrás que hacer la pintura, yo me encargaré de todo lo demás. El negocio fue floreciente, al principio fue un poco lento, pero Il signore Apertutto, no se paraba ante nada y al no tener (de momento) con que hacer frente al nuevo negocio, buscó a un inversionista, que vivía en el gran canal, al lado de la iglesia de San Simeón Pequeño, zona donde los palacios y grandes casas, suscitan reminiscencias históricas y artísticas, cuya sugestión logra encender las pasiones más controvertidas, al ver aquellos paisajes mutando por el sol según cambia la hora. Monsigniore Berrugón Tuttomío, a la sazón miembro de la milicia veneciana y gran hombre de la República, además de la casa donde habitaba, era propietario de una casa en el Río de San Barnaba antes de su desembocadura en el Canal Grande, donde según se comentaba, solía llevar a sus amantes (jovencitas cuyos padres, podían tener alguna cuenta pendiente con la justicia y se veían obligados a pedir algún favor a este siniestro personaje). Seguimos. Puestos en contacto con el “amable Monsigniore” cambió la sociedad entre las dos personas, para recibir al nuevo socio, que a partir de ese momento, pasó a llevarse el cincuenta por ciento de la sociedad (él pagaría los impuestos claro) el resto, se redistribuyó entre Il Signore Apertutto y nuestro amigo Pertutti al cincuenta por ciento (ya sólo le queda el veinticinco) el negocio, desde la entrada del nuevo socio, va viento en popa y a toda vela que diría, el maestro Bermeggini como consumado marino que es. Berruggini Pertutti se hace hombre de bien, los días pasan contentos, la vida sonríe al hombre que ayer niño, fue abandonado por sus padres en cualquier lugar del paraíso. Y aquella mañana, cuando salía camino del barrio de San Pablo a comprar pigmentos para hacer sus pinturas, vio entrar en la iglesia de Santa María Gloriosa de los Frailes a la joven que dos años después, sería su bien amada esposa, sus ojos se prendaron de la joven y sus pies la siguieron hasta caer de rodillas ante el cuadro de “la Asunción” obra del maestro Tiziano (1.518) a la que orando le pidió la mano de aquella dulce joven, tras la cual había entrado en la iglesia (y que la virgen, haciendo un guiño al joven maestro, le concedió). Al salir a la calle, la joven sintió su amor desbordarse con aquel joven que con tanto amor la miraba, dos años después y a los pies de esta Virgen, se juraron amor eterno. FIN 4ª PARTE

viernes, 16 de diciembre de 2011

NAVIDAD DE UN PINTOR. CUENTO DE UN PINTOR VENECIANO SIGLO XV 3ª PARTE

Es Pertutti…! Y qué guapo va…! Y qué guapa va la novia…! Llegando al puente de los suspiros, no ven que desde el centro del puente, que lleva desde el Palacio Ducal hasta las mazmorras, mirando por las celosías de sus dos ventanas, los condenados, que pronto sufrirán tormentos y algunos perderán sus vidas, miran con lágrimas en los ojos, la regata de acompañamiento de los novios, que va pasando y allí se quedan suspirando. Pero ¿que veo? Si es aquel joven amigo nuestro…!Sí! ¡Sí! Es él, es Berruggini. Ellos van hacia su gloria, los otros van a su desgracia. Bueno vamos a volver a nuestra narración y seguiremos al joven Pertutti. A los dos días de haber conocido a aquel personaje, un criado salió al encuentro de Berruggini y haciéndole saber que trabajaba a las ordenes del signore Apertutto, le pidió que si podía le acompañara a ver a su señor, quien había quedado tan satisfecho de su conversación, que si lo tenía a bien, algunos días pensaba tener el honor de invitar a comer a tan erudito joven. Cuando llegó a presencia de su nuevo benefactor, Berruggini y después de los saludos, il signore, le pidió al joven, que le contara lo más importante de su vida y lo que le gustaría hacer: Así empezó su historia nuestro amigo. Pues signore, cuando ya empecé a ser mayor y viendo mi interés en la pintura, el signore Sansovino que fue para mí mejor que aquel padre que a los ocho años me abandonó, me llevó al barrio de Castello donde se encuentra el Campo Santa María Formosa donde por aquel tiempo, tenían su estudio los maestros Carolus Bermeggini y el Gran y Divino Raffaello di Bennalúa, en manos de quien me dejó para que iniciara mis estudios de pintura, en el barrio de Castello junto a la pared de la iglesia de San Zacarías y que por tener que hacer su reconstrucción desde el año 1470 hasta el 1.500 tuvieron que dejar mis maestros, regresando de nuevo a España. El tiempo transcurrió como dentro de un suspiro, allí me fui haciendo hombre y pintor, de los maestros recogí lo que sé de pintura junto con un gran bagaje de amor y amistad, el maestro arquitecto Mauro Codussi la tuvo que reconstruir y en el año de gracia de mil cuatrocientos setenta y dos, los maestros tuvieron que abandonar su estudio y regresar a España, donde les esperaban fama y dinero. Para poder seguir comiendo, hice varios trabajos en la Iglesia de San Pablo y en la Iglesia de San Moisés, pero no teniendo madera de meapilas y con todo lo aprendido con mis maestros, frecuenté la Piazza di San Marco, provisto de los trebejos de mi oficio y recordando que la mía “mama” en tiempos de crisis, se ganó la vida vendiendo (y haciendo) encajes de Burano, yo tomé apuntes de distintos pintores de la época Il Perugino, Andrea del Verrocchio…Y algunos otros más modernos, Rafael de Urbino y Miguel Ángel Buonarroti, que empezaban a ser famosos, aunque no los pagaban tan bien como a los otros más conocidos, pero lo cierto es que a mí, me gustaba copiarlos y que la gente pensara que eran originales, el tiempo dejó claro que yo tenía buen gusto. FIN 3ª PARTE

jueves, 15 de diciembre de 2011

NAVIDAD DE UN PINTOR- CUENTO DE UN PINTOR VENECIANO DEL SIGLO XV 2ª PARTE DE 5

Apertutto, Berrugone Apertutto, era su nombre, sus negocios no siempre eran limpios, era un hombre orondo, su cintura para verla entera, había que hacer noche a mitad del camino, aunque aparentaba setenta años, él decía que tenía cincuenta y… Al mirar donde se había escuchado la voz del joven que unos momentos antes miraba con tanta atención la fachada de la Basílica, vio que el joven se dirigía hacia él, dándole un paquete de papeles. De sobra sabía Apertutto, que entre los papeles, no había ni un solo billete (mucho menos, de los emitidos por la serenísima República) pero así sabría quien le entregaba los papeles. Muchacho, te he visto mirar hacia la Basílica con tanto interés, que no me he dado cuenta de los papeles que perdía, pero entre los papeles,no estaba este dinero y por lo tanto, es tuyo. ¡No! No signore, el dinero no es mío, ya que yo nunca he tenido dinero en mi poder y menos de esa clase, no lo dude el dinero es sólo suyo, pero…Muchas gracias. Espera muchacho, déjame que te invite a comer, me gustaría conocer a una persona honrada como tú. La comida fue grande y con ella pudo pasar varios días, mientras comían, el signore Apertutto, le preguntó sobre lo que sabía de la Basílica, a lo que nuestro joven, contestó que había sido construida por mandato de Justiniano Partecipazio siendo Dux en el año ochocientos veintinueve para guardar los restos de San Marcos, Patrón único de la ciudad, asombrado de lo listo que era el muchacho, se despidió de él diciéndole que serían eternamente amigos como lo era aquella Basílica, a lo que el joven le respondió, que había sufrido un incendio en el año novecientos veintisiete y reconstruida en los años mil cuarenta y tres al mil setenta y uno, siendo el nuevo Dux Domingo Contarini. No podía salir de su asombro el hombre de “negocios” y tomando su última “grappa” después del descanso, cogió una góndola y tomó el camino de la otra parte del puente de los suspiros, donde al parecer, tenía sus empresas
El puente de los suspiros…No sabes joven Berruggini, en qué dos ocasiones de tu vida, va a ser crucial para ti El puente de los suspiros…Pero ya que estamos aquí, vamos a dar un salto en el tiempo y vamos desde este mismo sitio a ver tu boda…Pero ¡Calla, calla! ¿No oyes la música? Mira, mira, ¡Pero si es una boda veneciana…con los ojos como platos y los oídos prestos a escuchar a los músicos y a los Gondottieri cantando sus canciones deseando felicidad a los novios, van pasando una tras otra, un desfile de negras góndolas, que aunque acompañan a los novios, no pueden cambiar el luto de sus negras maderas, que aun lloran aquella maldita epidemia de peste, bueno vamos a olvidarnos de lo triste, porque ya veo venir a lo lejos la góndola de los novios…FIN 2ª PARTE

NUEVO IMPULSO: VANGUARDIA CINCO abre un blog

NUEVO IMPULSO: VANGUARDIA CINCO abre un blog

miércoles, 14 de diciembre de 2011

NAVIDAD DE UN PINTOR- CUENTO DE UN PINTOR VENECIANO DEL SIGLO XV

Cuando nació Berruggini Pertutti, sólo era un niño de complexión esmirriada, dicen que nunca había nacido otro tan enclenque en la isla de Murano y fue bautizado allí, a dos pasos de su casa, en la basílica de Santa María y Donato, construida en el siglo XII y luego famosa, por haber sido bautizado allí nuestro futuro maestro de la pintura. Su padre era un conocido maestro soplador de vidrio y su madre, en la vecina isla de Burano, se dedicaba a hacer encajes que luego vendía a los turistas de la época.
Cuando Berruggini, tuvo la edad de empezar a trabajar, sus padres lo enviaron a la isla de San Marco y en la ciudad de Venecia, lo dejaron paseando, para que llegara a conocer bien su nueva ciudad. Cuando se dio cuenta de que sus padres que le habían dicho, que iban un momento a Murano a bajar el fuego de la olla, tardaban en llegar, pensó que lo mejor que podía hacer, era ir a recorrer la isla y así aprendería a ir y venir, sin tener que preguntar nada a nadie. Cuando el hambre hizo su aparición, el pequeño Berruggini que no tenía un pelo de tonto, pensó que donde mejor le podían dar las sobras, era en la lonjita que a los pies del campanario, estaban haciendo los trabajadores de Sansovino (1537-1549) y como dice mi marido, “pensat y fet” aunque la estatura era pequeña, la inteligencia se le salía por los poros de su piel, antes de pedir nada, cogió la piedra más grande y tratando de levantarla, se le escapó de las manos y se pudo liar un buen follón, si en esos momentos, no llega a aparecer el maestro Sansovino, quien al ver al niño en peligro, la bronca que les echó a sus hombres, fue buena, pero así nuestro espabilado niño, se ganó la comida y la amistad del maestro, que se convertiría en su tutor y luego haría que su “pupilo” llegara a ser lo que luego fue.
El joven Pertutti, ya ha cumplido los catorce años y el tiempo que ha pasado en el estudio de su maestro, el trato con las personas y “las nuevas amistades” lo han convertido en un adolescente listo y avispado, con mucho arte en los pinceles, en el buril y también con el barro, un buen día estando con la boca abierta contemplando la inmensidad de la Basílica de San Marcos, aquel señor que parecía tan despistado (y que debía de serlo) al sacar de su faltriquera el pañuelo moquero, para limpiar su colorada y húmeda nariz, algo debió de caerle al suelo, cuando Pertutti, bajaba la cabeza y pensaba, en lo grandes que pueden llegar a ser los hombres, si con su trabajo, son capaces de construir tanta belleza. Fue un simple reflejo, el que llevo a nuestro joven amigo, a dirigir su mirada al suelo y ver el paquete de papeles que el despistado señor había perdido ¡Signore! ¡Signore! La voz de Berruggini, retumbó en toda la piazza, haciendo que sus negras palomas, todas a una levantaran el vuelo. FIN

martes, 13 de diciembre de 2011

CUENTO DE NAVIDAD- FIN

Cancio y Boy, acompañados de Maluna, que al parecer tenía amistad con una de las jefas de legión más pacífica y también más amiga de la princesa Rená, se adelantó para enterarse de lo que se estaba cociendo, Yabú su amiga, le contó: No te puedes ni imaginar la desgracia que estos osos hormigueros nos ha traído a estas pobres gentes, que el único mal que hemos hecho, es tratar de vivir en paz y no molestar a nadie, para que estos malvados osos, vengan de no sé donde con el ánimo de comernos a todas, como hemos tenido que salir a descubierto para poder defender a niños y ancianos, se ha descuidado el sistema de ventilación, con el resultado de una gran epidemia entre nuestros niños y dice el Doctor Bistu, que si no consigue sangre para todos, en poco tiempo morirán y el que más grave está, es el hijo de la princesa Rená. Cuando esta historia llegó a los oídos de Cancio, levantó los ojos al cielo y pronunció una rápida oración. Al mismo tiempo, pidió hablar con Yabú a quien a su vez, le pidió que le hiciera llegar hasta él al Doctor Bistú, ya que a él no le permitirían entrar en el hormiguero. Cuando el Doctor llegó hasta donde se encontraba Cancio, se encontró con que entre un gran grupo de hormigas guerreras, estaban extrayendo sangre de Cancio, de Millá su esposa y de Mayó el hijo mayor y hermano de Tisú el más pequeño y prisionero de las hormigas. El Doctor, mandó parar la extracción, pues primero tenían que hacer los análisis para saber si la sangre era compatible, a lo que Cancio, le contestó que desde que habían cambiado su sistema alimenticio, el “Hormiguil” había conseguido, que todos los osos hormigueros del mundo, tuvieran el mismo grupo sanguíneo y que además era compatible con cualquier ser vivo, por lo que podían seguir sacando sangre, ya que con poca más, tendrían suficiente, para salvar a todos los niños del hormiguero. Toda la noche que tenían que haber estado guerreando las guerreras, la pasaron haciendo de hormigas enfermeras y como su entrega era total, al poco tiempo el pequeño príncipe hijo de Rená ya tuvo fuerzas para correr por todo el hormiguero y llevar la buena noticia a su abuela, la reina de las hormigas, quien mandó decretar y decretaron cinco días de fiestas en toda la Región. A los osos hormigueros, les impusieron la medalla al merito más distinguido, por haber salvado a todos los niños. A tisú le nombró gran paseador de su corte, a Mayó, le ofreció la mano de su hija soltera (aunque se decía que era un poco casquivana) pero que al ser princesa…Todos los amigos nombrados y otros muchos, fueron invitados a las fiestas que iban a durar hasta el fin de mes (después de los cinco principales) y como cogían después las Navidades, pues…Todos a celebrarlas, que este año, pagan las hormigas…Y después de casi un mes de fiestas, las luces se apagaron…Y de nuevo empezó…La cuesta de Enero del año dos mil doce…que no es poco. pepaherrero FIN

lunes, 12 de diciembre de 2011

CUENTO DE NAVIDAD 2ª PARTE DE 3

Al poco tiempo, llegó Maluna, amiga de infancia de Boy, las noticias que traía eran al menos alarmantes, al parecer, por el camino que lleva a belén, iban dos pequeños, al parecer buscando aventuras y al llegar a la altura del hormiguero grande, habían sido atacados y hechos prisioneros por un grupo de hormigas guerreras, quienes habiendo puesto sus redes de tela de araña a modo de trampas, se encontraron con dos especímenes, de los que no tenían ni idea, de a que raza podían pertenecer. Reunidos los mandos de las legiones, celebraron consejo de guerra y no conociendo quienes podían ser los prisioneros, no pudieron encontrar el castigo que su atrevimiento, les hubiera hecho acreedores. Más-Mas, la jefa de la tercera legión quiso hacerse oír y pidiendo audiencia a la princesa Rená. Le dijo: por las historias que le escuchaba contar a mi abuelo, creo que se trata de una cría de perro de las colinas y otra de oso hormiguero, nuestros ancestrales enemigos. La noticia corrió como reguero de pólvora, Yan-Yan como espía oficial de su legión, estaba con la antena pegada a la tienda de la princesa, por si acaso…Y sonó la flauta, la quinta legión, que era la suya, fue la primera en hacer correr la voz…!Es un oso hormiguero…Es un oso hormiguero! Gritos, carreras, de nuevo reuniones de los mandos. Los pobres cachorros, atados de pies y manos, aun no sabían de qué iba la cosa (pero pronto se enterarían) entre las jefas de legión, había alguna, que al parecer, tenía que ser más jefe que jefa y estas eran las peores. Pensaron en la pena de muerte, pero eso era tan poco para lo que se merecían…!No, no! Tenían que ser implacables, el escarmiento tenía que conocerse a cien generaciones, nunca se había oído decir que en aquellos lugares, hubiesen llegado nunca los osos hormigueros y si no los escarmentaban a la primera, se podía sentar precedente. Estas jefas malvadas, se concertaron y decidieron que el perro, aun no siendo peligroso, por ser amigo del maldito oso hormiguero, era al menos tan culpable como su amigo y al osito, lo condenaron a muerte, después de haber sido torturado y violado, por las más violentas de las jefas (que en realidad eran dos).
Cancio y Boy, cuando Maluna les dio la noticia, salieron corriendo por si ocurría alguna desgracia, (que estas hormigas, son muy brutas y no se sabe que puede pasar) y llegando al hormiguero, Crana la rana, les hizo saber las últimas noticias, los cachorros, iban a ser torturados, pero una última noticia proviniente del fondo del hormiguero, había conseguido que la tortura de los prisioneros, se pospusiera para más adelante, ya que al parecer, entre los niños del hormiguero, se había declarado una epidemia que los tenía a todos sin respiración y a punto de morir si en poco tiempo, no encontraban quien pudiera donarles su sangre, sangre que por supuesto tenía que ser compatible con los diferentes grupos de sangre de los niños.pepaherrero 2ª PARTE DE 3

domingo, 11 de diciembre de 2011

CUENTO DE NAVIDAD

Eran trescientas, ni una menos. Todas con sus cotas de maya, yelmos y largas picas, sus escudos refulgían y en cerrada formación, desfilaron por la plaza. Allí fueron aclamadas, el pueblo les cantó por sus gestas y delante del palacio de la reina estaban sus estandartes, que el gran migón les había hecho inclinar para darles su bendición, la hora era llegada y prietas las filas, nervios en las miradas y un deseo de victoria, les hacía respirar más fuerte. Después de todos los prolegómenos, después de las bendiciones y tras la desesperación, salen trescientas valientes a enfrentarse al enemigo. Por los espías del reino se ha sabido que el enemigo, piensa atacar esta noche y cuando un pueblo peligra, sus obreras se convierten en feroces guerreros, capaces de intimidar y aún vencer a enemigos mucho mayores en número o en tamaño. La noche pasada, ha sido muy laboriosa, han tenido que buscar comida extra para todas, las defensas del pueblo se han reforzado para evitar sorpresas y después de todo el trabajo, como heroínas que las considera el pueblo, allí en el ágora, les esperaba la fiesta de despedida que el pueblo agradecido da a quien por él arriesga la vida
Treinta escuadras de diez guerreras cada una, cada una con su jefa, cada una con una misión diferente. Cada quince escuadras, son una legión de luchadoras y al mando va la mas-chá, o jefa de legión. Y al frente de todas, la princesa Rená hija de la reina de todos los pueblos. Sus cantos se escuchan a larga distancia y son más para asustar al enemigo, que para darse ánimo ellas mismas.
Ya están en la puerta principal del hormiguero, en sus caras aún abotargadas por la bebida ingerida la noche anterior, se ve la resolución de ir a luchar y a morir, o a triunfar y vencer, no existe otra salida, ya han cerrado casi por completo, la entrada que les lleva a buscar su comida en tiempos de paz, hoy puerta de la muerte.
Somos una familia de osos hormigueros, estamos de vacaciones por esta zona, que nos han dicho que sobre todo en las salidas y puestas de sol, las vistas son impresionantes, en nuestro pueblo, todo es paz y alegría, tenemos trabajo, nos ganamos la vida bien y desde que sacaron un producto llamado “Hormiguil”, ya no comemos aquellas horrendas hormigas que antaño, fueron el alimento de nuestros antepasados, esperamos pasar las Navidades en estos parajes y poder llevarnos un buen recuerdo de todos vosotros.
Cancio, el oso hormiguero padre de la simpática familia, lo primero que ha hecho, ha sido salir a conocer a las gentes de aquella zona. ¡Si viven en esta preciosidad de paisajes, tendrán que ser gente encantadora! Al entrar en la taberna con el ánimo de conseguir amistades, con el primero que se encuentra, es con Boy un simpático burrito que con tal de hacerse amigos, lo mismo le da que lo inviten, que invitar, así que a nuestro amigo Cancio, poco le costó empezar a pegar la hebra, nada más llegar a la taska o xiringuito de la salida del pueblo.pepaherrero 1ª PARTE DE 3

sábado, 10 de diciembre de 2011

TERESA LA CASTAÑERA 2ª PARTE Y FIN

Desde que se dio sepultura a Teresa, la joven Teresa, se hizo cargo del servicio de la casa, una nueva doncella entró a ocupar el sitio anterior de Teresa. Por su trabajo y dedicación, Teresa fue la mujer de confianza y amiga de Doña Luisa, la dueña de la casa. Transcurrieron cinco años sin ninguna novedad, pero el paso del tiempo, todo lo mueve y nuestra Teresa ha conocido a un joven, del que se ha enamorado y que después de darle el visto bueno la familia Zaldívar, entró a cortejar a la buena Teresa. Después de una relación de casi dos años, Pedro la ha pedido a Teresa, que se case con él y lo acompañe hasta Madrid, donde le han ofrecido un trabajo muy interesante y después de pedir permiso a la familia, ha dejado el servicio de los Zaldívar y siendo la señora de Pedro Armas, han salido para Madrid, donde se han establecido y durante muchos años han sido felices, creando una nueva y numerosa familia. Hace dos años, que la señora Zaldívar ha fallecido. En su testamento, ha dejado una pequeña cantidad de dinero y una carta lacrada en poder del Notario, que entregó en mano a la buena de Teresa. En la carta, Doña Luisa le confiesa a Teresa, que ella y su hermana Consuelo, son hijas de Teresa, su antigua sirviente y del señor Zaldívar, antes de contraer matrimonio con ella. Por no saber nada de Consuelo, ella sólo pudo ayudar a Teresa y siempre guardó el secreto, para evitar el escándalo en la familia. Aunque la pobre Teresa, hizo todas las gestiones para encontrar a su hermana Consuelo, fue todo inútil, su hermana, había desaparecido. Teresa, siempre llevó a su hermana en el pensamiento, hasta que la maldita crisis, empezó a complicar la vida de una familia que siempre había vivido holgadamente de su trabajo, pero un negro velo, empezó a cubrir de oscuridad las huellas de la familia. El día que le dijeron a Pedro Armas que ya no era necesario en el trabajo, fue como el golpe que recibe el boxeador en el mentón, sólo pudo tenerse en pié el tiempo suficiente para llegar llorando a su casa y pedirle de rodillas perdón a su mujer, luego en su habitación, encontró la forma de suicidarse usando la correa de sus pantalones. Su hijo, que también trabajaba en la misma empresa, a los pocos días, siguió el camino de su padre, pero joven y padre de un niño, su instinto de conservación, lo hizo pensar que podría salir de aquel trance, luchando en lo que fuera. Teresa, le dijo a su hijo que ella en otros tiempos también muy malos, había llegado a vender castañas para poder ganarse la vida, así que por lo menos, lo intentaron. Cuando el hijo de Teresa salía del hospital, los años se le habían echado encima, al pobre niño, le habían diagnosticado cáncer. Cuando llegó el hijo de Teresa al puesto que tenían en la esquina de Puerta del Sol con calle Montera y contó a su madre lo que pasaba, Teresa sintió como su carne se abría y a Dios se lo pidió, ¡señor si me ayudas! El fin de la historia, está en la historia del día veintitrés de noviembre “En las notas de un violín” pepaherrero.

viernes, 9 de diciembre de 2011

LOLES Y MARÍA...MARÍA Y LOLES

No sé como lo diría
Pues las dos son pintoras
Una Loles, otra María.
Y pensaba el otro día
Pues tiene muchos bemoles
Una María y la otra Loles
Y hoy la inauguración, en la Fundación Paurides, hemos ido en autobús, hemos llegado hasta Elda y allí nos esperaban, una Loles y otra María. Una María y otra Loles y al mirar sus colores, allí en la exposición, el ambiente lo decía y mirad con atención, vienen las autoridades, para la inauguración, no os perdáis el evento. Los señores concejales y otras autoridades más, también está la tele y mucha fotografía, por lo importantes que son, tanto Loles cual María. Después vino la tertulia y tú no quieras saber, lo animada que estuvo, no me lo puedo creer. Se trata de dos pintoras, desde la “A” a la “P” una es buena y la otra es mejor. ¿Quién va primero y después? Si va primero María, o si después va José, entre los dos va Jesús que está a punto de nacer y si es Loles, o es María, tengamos la fiesta en paz y a darnos un fuerte abrazo ¡porque llegó NAVIDAD!
Desde la Asociación de Artistas Alicantinos y con motivo de esta inauguración, aprovechamos, para desear a todos los Asociados, Paz, Amor, Trabajo, Dinero y Felicidad, todo esto rebozado con una buena capa de salud para no pasar frio y para los que no tienen nada, ojalá me hayan tocado los millones de la “Euromillonaria” para poder disfrutarlos con ellos, aunque a mí me hubiera gustado que me tocaran muchos más…Por lo menos para poder quitar la necesidad del mundo. Yo tengo a mi marido y no necesito nada. Para todos FELIZ, FELIZ NAVIDAD y para Loles y María. Para María y para Loles, algo más bonito que el triunfo, el cariño de todos vuestros amigos, porque vosotras lo valéis. pepaherrero.-lo siento no me ha tocado

jueves, 8 de diciembre de 2011

TERESA LA CASTAÑERA

A los catorce años, Teresa entró a servir en la casa de aquella familia, sus padres habían muerto y su hermana Consuelo, se había casado con un hombre brusco y de muy mal genio, él había pensado que Teresa entraba en el mismo lote, pero Teresa era mucha Teresa y sin decir adiós, desapareció sin dejar rastro. El hombre y su mal genio, buscaron a Teresa con aviesas intenciones, pero ante lo imposible, se conformó con martirizar durante toda su vida a la pobre Consuelo. En la casa de los Zaldívar, el servicio, estaba muy bien mirado, la señora Teresa, era la que llevaba todo lo relativo a la casa y controlaba el trabajo de la cocinera y de las dos doncellas, cuando llegó Teresa a la casa, la encargada del servicio, preguntó a la niña cual era su nombre y al decirle que era Teresa, dos lágrimas brotaron de los ojos de la mujer, al pensar en aquella otra Teresa, su hija que perdió hace tantos años y a la que nunca olvidó. Para Teresa, la niña Teresa pasó a ser su preferida entre todas las del servicio, su único interés, era que la niña conociese las costumbres de la casa y que para todo se hiciera imprescindible, la niña, se refugió en el cariño de esta buena mujer, que a partir de entonces y durante mucho tiempo fue toda su familia.
El tiempo, no pasa en vano y cuando se está a gusto, transcurre como una exhalación. Cuando se levantó aquella mañana, fue a buscar a su amiga-madre, al llegar a su habitación, se dio cuenta de que Teresa no se encontraba bien y llamando a la señora de la casa, la señora lo primero que hizo fue mandar llamar al médico y quedarse atendiendo a la pobre Teresa, la joven Teresa ya hecha una mujer, no se separó ni un solo momento de la cabecera del lecho de la enferma, cuando llegó el doctor Valera, médico de cabecera de la familia Zaldívar, reconoció a la enferma y llevando a la señora de la casa hasta el salón, le dijo: señora, a la pobre Teresa sólo le quedan dos días de vida, voy a mandar que una ambulancia se la lleve al Hospital, por qué allí su sufrimiento, será menor. Cuando la joven Teresa se enteró por la señora de que su protectora, iba a morir, el dolor rompió su corazón y pidió a Dios que en vez de llevarse a su madre Teresa, se la llevara a ella, ya que se quedaba sola en la vida y no sabría que hacer, al llegar la ambulancia, la señora le encargó que la joven, acompañara a la enferma hasta el hospital y así podría tener tiempo para despedirse de la persona a quien tanto quería. pepaherrero FIN DE LA 1ª PARTE

miércoles, 7 de diciembre de 2011

DE LOS MILAGROS DE LA NAVIDAD - FIN

Mientras la comida se toma su tiempo, Ximet pone la catifa rumbo a la casa de Celeste, donde aterrizó y se posó con toda suavidad sobre la madera que rodea la piscina, dándole un gran susto a los padres de Celeste, que no se esperaban esta visita, pero de todas las formas, nos recibieron como siempre con mucho cariño y nos pidieron que a la vuelta, les acompañáramos a tomar un té moruno que mi sobrino José Lorenzo, es un gran hacedor, mientras Úrsula (la madre de Celeste) la organizaba para el viaje, Roco hizo amistad con la perra de Celeste, una pastora del Pirineo de la que saldrían unos doce Rocos. Bueno ya se acerca la hora de la comida y nos tenemos que volver a Petrel y cuando llegamos de nuevo a casa de Mary-Pili, la mesa nos estaba esperando, para celebrar la comida de Navidad más sabrosa que en la vida he comido. A los demás, también debió de gustarles, porque todos repitieron y siguieron haciéndolo, mientras quedó una sola pizca de comida, los postres, por lo menos a mí, me parecieron muy originales, eran simples almendras tostadas al horno con cascara y todo, luego les quitaron las cascaras y las mojábamos con miel de la zona, yo diría ¡!Divinas!! Marý-Pili, se despidió del grupo, ya que ella se tenía que ir a trabajar (sus turnos son así) y después de darnos muchos besos a todos y de escuchar cantar al Gorrión lo último de su repertorio (que dice que va a subir a Internet) se fue dejando la reunión como un poco coja. Nos despedimos de la madre de Mary-Pili, quien no nos dejó ayudarla en las tareas de limpieza y tomamos el camino para dejar a su vez a Celeste, mientras todos jugaban, mi marido y yo tomamos el té con José y con Úrsula y después de despedirnos, le tocó el turno a Elena. En villa Elena, nos esperaban los padres de Elena, preocupados por su hija…No tenéis que preocuparos, Elena con sus amigos lo pasa divinamente y entre todos, cuidan de nosotros, así que vosotros tranquilos, Elena, le regaló a Ximet uno de sus dibujos y el gorrión, de nuevo nos sorprendió a todos cantando alguna de sus nuevas composiciones, luego Roco y Ximet, hicieron algunos números de doma de perro, pero yo como les cogí enseguida el truco, me hice la loca para no estropearles el número, mi marido, sacó su armónica y con poca armonía, tocó algunas piezas, que por lo menos, tenían más años que yo, pero…Bien. La tarde fue languideciendo, ya estábamos cansados, así que dándoles besos a todos, nos despedimos de Elena (que ya tenía sueño)
Y acompañando a Roco y a Ximet a aparcar la catifa (en la urbanización de al lado) los dejamos a los dos (están pasando unos días juntos). El Gorrión se vino con nosotros hasta casa y abriendo sus alas, nos abrazó con todas sus fuerzas (es muy bruto) y removiendo su antiguo nido, allí se quedó a pasar la noche, mi marido y yo, también nos fuimos a la cama (que felices somos…) pepaherrero

martes, 6 de diciembre de 2011

DE LOS MILAGROS DE LA NAVIDAD

Cuando llamaron a casa, no podía presagiar la que se me avecinaba, la segunda llamada, llego sin solución de continuidad…!Ya va, ya va! ¿Cómo se puede ser tan desesperado? La puerta a efectos de la humedad se encaja y a veces me cuesta abrirla, pero con un último tirón, lo conseguí. Dios mío ¿qué es lo que hay en mi puerta? No me lo puedo creer pero cierto, es cierto. Cariiiño, sal un momento…Te están buscando. Si efectivamente, nos estaban buscando, pero nunca podíamos esperar semejante visita, a la puerta de casa se encontraban, Ximet, El Gorrión, Mary-Pili, Roco y por supuesto la catifa de Ximet. Venimos a felicitaros las NAVIDADES y como nos tenéis tan abandonados, hemos decidido llevaros a comer a casa de Mary-Pili en Petrel y de paso, daros un paseo en catifa, que no vais a olvidar nunca. Mientras me arreglo, las lágrimas brotan de mis ojos y no me puedo contener, son mis niños, los compañeros de aventuras y hacía tiempo, que no sabía nada de ellos. Ahora es momento de saber algo más de ellos. Cuando estuvimos dispuestos mi marido y yo, Ximet tomó los mandos de la catifa y remontando el vuelo, lo vimos poner proa a San Vicente (vamos a por nuestra amiga Elena y luego recogeremos a alguien más). El viaje hoy se hace por el camino del Puig Maigmó, las vistas son alucinantes, si bien no llego a hacerme a la idea de ver aquellos parajes antes todo bosque y monte bajo, hoy han cambiado y se han convertido en urbanizaciones que serán muy bonitas, pero que quieres qué te diga, a mí me gustaban más cuando mi marido y yo, buscábamos Tomillo y Romero y siempre con las tijeras en el coche, cortábamos algunas ramas con el único fin de perfumar nuestra casa.
Mary-Pili ha roto con Roco, si bien ha sido una separación amistosa, como ella se tuvo que ir a vivir a Petrel con su nueva pareja, Roco se buscó la vida como pudo (y pudo bien) hoy, también está viviendo en Petrel con una familia de clase bien, que por cierto es dueña de una deliciosa perra Dogo Francés, de la cual se enamoró, siendo correspondido y hoy son padres de tres preciosos cachorros, que fueron apadrinados por El Gorrión, que es el que se encarga de cuidarlos y les canta lindas piezas musicales, cuando ellos tienen “ganas de cantar” la familia es feliz, aunque amenazan con que pronto traerán más hijos al mundo…Sierra del “Flare”, “Rasos de Catí” y a la caída Petrel. Aunque todavía es pronto, la madre de Mary-Pili ya está preparando la comida. En la “olleta” ya burbujean las alubias, las pencas, las habas, etc. Etc. Y el perfume promete una buena comida. FIN DE LA 1ª PARTE DE 2

lunes, 5 de diciembre de 2011

POR EL CAMINO QUE LLEVA A BELÉN 2ª PARTE Y FIN

La semana se nos ha hecho muy corta, y de nuevo el camino de vuelta a casa, Celsa ha confeccionado bocadillos de jamón, como si tuviera que comer un ejército, aunque luego los niños, los hacen desaparecer como si no hubieran comido en su vida. A Celsa, la batidora que le ha llevado mi mujer, parece que le ha hecho ilusión y nada más llegar, le dijo, Carmen, antes de que os marchéis de nuevo, tengo que ser la que mejor maneje este trasto en todo Monachil. Manuel, no para de dar vueltas por toda la casa, sin saber qué hacer, pero si para y nos mira, sus ojos se llenan de lágrimas y para que no lo veamos, ronda y ronda y no para de cantar…(que tiene la Zarzamora…) pero si no nos vamos ¿Cómo vamos a volver? Como ya sabíamos que era un experto Internauta, entre los niños y yo, le habíamos regalado un portátil y creo que no hicimos buena elección pues me temo, que ni él ni los niños van a tener tiempo de hacer otra cosa, pero en fin…El camino nos espera y aunque el sol no me preocupa, el camino hay que hacerlo, después de muchos besos y abrazos, de recomendaciones para todos y de prometerles que pronto estaríamos de vuelta, la autovía se abrió de nuevo a nosotros y pensando en lo corta que se nos había hecho esta semana, los niños se durmieron y Carmen y Mariano, cantaban sotto voce “por el camino que lleva a Belén…” Cuando algo se cruzó con el coche y aunque la velocidad no era muy alta, frenó para tratar de no atropellar al conejo que se les había cruzado. Los niños dentro de sus sueños no se enteraron de nada, siguieron durmiendo y soñando con sus tíos Celsa y Manuel y lo bien que lo habían pasado. Echando el coche a la cuneta Mariano miró hacia atrás y vio que el pequeño animal que se le había atravesado en el camino, estaba acurrucado y sin moverse en la cuneta, poniendo las luces de emergencia, se dirigió a donde estaba, para ver que le había pasado y cuando llegó a su altura, se encontró con un pequeño Yorkshire Terrier, un poco más grande que lo que cabía en sus manos, al parecer no había sufrido ningún daño, tomándolo en sus brazos, le llevo el pequeño animal a Carmen, quien cuando lo vio, lo abrazó y ya no se lo pudo quitar de las manos, no viendo a nadie que pudiera ser su dueño, no tuvieron más remedio que llevarlo con ellos. Al llegar a Baza, lo llevaron al veterinario, para que viera si por el “chip” se pudiera saber de quién era el pequeño animal, el perro no lleva ningún “chip” por lo tanto, tendrán que hacerse ustedes cargo del mismo ¡YO! Y por qué yo y cuando miré los ojos de Carmen, supe que Dios nos había dado otro hijo más. Lara y Pancho lo tuvieron claro “es nuestro nuevo hermano” y parecía que cada uno quisiera para sí la mitad del chucho del que nunca se separarían. A la hora de buscarle un nombre hubo unanimidad, por la canción que cantábamos cuando lo encontramos, por las fechas que se avecinaban y por estar todos de acuerdo, su nombre fue BELEN y aunque tomamos el camino para ir a casa, tomamos EL CAMINO QUE LLEVA A BELEN. pepaherrero

domingo, 4 de diciembre de 2011

DOMINGOS APROVECHADOS

Maríííía, mira la hora que es y no me has entrado el almuerzo. Mientras me arreglo y me ducho, ya será la hora de comer…No hay nada mejor que un Domingo aprovechado, unos lo aprovechan dejando pasar la mañana martirizando a la cama (se está tan calentito…) Hoy hemos sido valientes y después de un gran madrugón, (a las nueve, ya estábamos hasta duchados) hemos salido a luchar contra los elementos, con la sorpresa de que otros ciudadanos, han tenido la misma idea, una suave brisa, nos ha empujado hasta San Vicente, donde preguntando, preguntando, hemos llegado hasta Roma (léase Avenida de la Libertad (de quien sería esa libertad) tal vez sabían qué nuestro amigo Jaime Iborra, un día sería el invitado especial del Ayuntamiento de San Vicente y le pusieron ese nombre, para que Jaime, no se coaccionara a la hora de exponer sus cuadros. Tras varios intentos, nos enteramos que la Avenida estaba dos manzanas más arriba y allí que nos fuimos, encontrando para nuestra sorpresa un variopinto mercado de minerales, artesanía, pinturas, encajeras de bolillos y que Dios me perdone si me dejo a alguien en el tintero, llegamos justo a tiempo para que nuestro amigo, nos invitara a tomar café, lo que ya habíamos hecho a instancias de mi marido, nada más bajar del coche, aunque la brisa que corría tenía aspecto de fastidiarnos la mañana, (el pobre Francisco Beltrán y señora, tuvieron que marcharse por falta de abrigo) muy poco tiempo después, el cotilla del sol, se asomó a ver lo que en aquella avenida se cocinaba y cuando vio a los pintores manchando sus cuadros, tomó conciencia del problema y nos mandó de sus rayos los justos, para que nadie se quejara ni de frio ni de calor. Un rato después, habiendo “pegado la hebra” con todos nuestros amigos los pintores y sus familiares, al oír una música que con sus notas nos llamaba, nos llegamos hasta ella, para descubrir a unos jóvenes bailarines, luciéndose al son que el ritmo les marcaba, a las doce y después de saludar al maestro Bermejo omnipresente en donde esté representada la asociación y hacernos las fotos de rigor, cerca de la una de la tarde regresamos camino de casa ¡!VAMOOOS RAFAAA!! Felicidades Jaime, felicidades Ayuntamiento de San Vicente. (¿Será por esas cosas, que su alcaldesa sea hoy presidenta de la Diputación?) pepaherrero. !!FELICIDADES ESPAÑA Y RAFA!!
Mañana, fin de Por el camino que lleva a Belén. gracias

balfridopilar-quierosabes

pepaherrero.blogspot.com

sábado, 3 de diciembre de 2011

POR EL CAMINO QUE LLEVA A BELÉN

Había llegado el mes de Diciembre y las primeras nieves, ya habían caído en las principales montañas. Las estaciones de esquí prometían que la temporada iba a ser excelente. El fin de semana iba a ser largo y todos querían poderlo aprovechar al máximo. Cargaron el coche hasta donde pudieron, los cuatro miembros de la familia tenían hechos los planes desde el verano, nada podía hacerles cambiar de parecer y la hora ya había llegado, cuando Mariano revisó que todo estuviera correcto, que todos estuvieran a bordo del coche y que las puertas estuvieran bien cerradas, con un suspiro subió al coche y en su cerebro se hizo una oración, señor, que todo nos salga bien y sin más arrancó, saliendo hacia la aventura.
El camino era muy de sobras conocido, siempre que podían, hacían la escapada sólo por ver a los niños disfrutar de una zona privilegiada donde todo lo tenían a mano y cuando llegaban a Monachil, parecía que de nuevo estaban en su casa. Cuantos recuerdos bonitos, acudían a su mente nada más pensar que en unas horas, estarían de nuevo en Monachil y nada menos que con toda una semana por delante y sin tener que pensar en las cosas de los negocios. ¿Qué habrá sido de aquel simpático matrimonio que nos llevó por primera vez a Monachil?, Pepa era la persona más adorable del mundo y los niños les tenían tanto cariño…Pero el tiempo pasa y al final cada uno, sigue las huellas de su destino, me acuerdo de cuando con su Simca mil, se veían hecho el coger el camino desde Alicante a Granada, sólo por saludar a sus amigos de Monachil. Cuando le comentamos que teníamos familia en Durcal, nos propusieron hacer un viaje a la zona y desde entonces, siempre que hemos podido, este ha sido nuestro destino de vacaciones y por supuesto, Manuel y Celsa, no es que hayan sido nuestros amigos, han sido nuestros hermanos y los tíos de nuestros hijos.
Siempre que vamos hacía esa zona, a la fuerza nos tenemos que acordar de Pepa y Balfrido, Balfrido con aire de suficiencia, nos decía: nunca cojáis la carretera camino de Granada después de comer y en eso tenía razón, pues el sol se te va metiendo en la cabeza primero y por los ojos después y terminas hasta los ojos del camino y por eso desde entonces, madrugamos y además, tenemos la sensación de aprovechar otro día más. Cuando llegamos a Granada, si tenemos tiempo, vamos a comer al restaurante “La mosca” que aunque poco a poco se va haciendo a los nuevos tiempos, yo hubiera preferido seguir viéndolo como la primera vez, donde aprendí aquello “del guarro hasta los andares” hoy como todas las cosas, ha cambiado y las ollas, ya no están a la vista de los visitantes, aunque en sus cocinas, aún se sigue cocinando un buen “guarro” de cien formas. Si no tenemos mucho tiempo, entonces la comida la hacemos en la ruta del Veleta y allí en Cenes, Miguel Pedraza nos espera desde hace ya muchos años, luego nuestros hermanos, aquel matrimonio que aunque ya mayores, nos reciben en su casa como si de sus hijos se tratara, nunca llegamos mal y si Celsa siempre está dispuesta a ofrecernos lo mejor de su cocina, Manuel, cuando ve llegar a los niños, la vida le cambia como si llegaran sus hijos mismos (hijos que nunca han tenido).

viernes, 2 de diciembre de 2011

TARDE DE LLUVIA...Y OTRAS COSAS

Cuando me llamó el maestro, quizás me puse un poco triste, ¿Cómo me voy a la Diputación y me dejo a “mi” Rafael…Estela, El divino. Bueno entre las seis y las siete y media tengo tiempo para todo. A las cinco en punto de la tarde y si el tiempo no lo impide…salió la cuadrilla de casa, el agua quiso ser protagonista de la tarde, nos acompañó hasta las cercanías de la “Dipu” y bajo un chaparrón no apto para cobardes, bajo la capa (léase paraguas gigante de mi marido, nos mojamos que era un disgusto los dos, pero minutos antes de las seis ya estábamos haciendo guardia para que no estuvieran solos nuestros ilustres anfitriones, pero ¡no! El evento al parecer, no era a esa hora, la cosa se alargó un poco y como no existe en la “Dipu” una silla donde descansar un cuerpo agotado por la lluvia y el lumbago, el tiempo pasado de más, se me hizo un poco largo, pero a las seis y media se abrió la marcha con nuestra flamante y nueva presidenta, el cocido salió bastante bueno, las fotografías aunque yo no soy capaz de decir lo buenas que pueden ser, a mí me gustaron y lo único que eché en falta (y lo achaco a el delito de ser nuevos en esta plaza) de la atención a los invitados. (Tal vez falló algo el protocolo) pero estoy segura que pronto superarán esta etapa de nuevos en la plaza y en próximas corridas, nos deslumbren con su atención a los asistentes. Y esto no es pedir comida, mejor estaría que se entregase a los ancianos y enfermos necesitados, de todas formas gracias Diputación.
Estoy contenta, hemos llegado a tiempo. Mi marido, nos ha dejado a la sin par Olga y a mí, muy cerca de la a.a.a. y casi no nos hemos mojado (que bien) al llegar a la asociación, ya se respiraba el aire de lo que venía luego, el recibimiento del Divino fue especial ¡Como lo quiero! La obra ya casi no me sorprende, pero me llena de orgullo como si yo misma fuera la artista y mirando las paredes de nuestra sala, la emoción me fue llenando al pensar en la maravilla que el maestro (y que me perdone el maestro Bermejo) Rafael Estela…El divino, nos presentaba, como el que presenta su colección de estampitas y entre dibujo y dibujo, pastel y pastel, lucían las palmeras, los pueblos rurales, y una pintura fresca e inocente, de esa pintora, compañera de otras exposiciones del Divino Rafael…Estela, nuestra compañera, Lola Blasco. Hoy la puntualidad ha sido la nota dominante y a las siete y media, el Maestro Bermejo, tomando la palabra a nuestro presidente, se soltó por bulerías, he hizo un cante a los artistas que tenía a su lado, que lo único que faltó, es que se hubieran arrancado a bailar. Hoy Maestro bermejo, ha estado más sembrado que en otras ocasiones de las últimas en las que lo he visto actuar, quizás por qué estaba a gusto con los misacantanos, tal vez, porque para usted, Estela es mucho Estela. Quizás se está recuperando usted de “su” flojera otoñal, pero hoy se ha lucido y para mí verle feliz en su trabajo, es tan importante como ver que la asociación, se ha volcado con nuestros amigos, a los que FELICITO y de corazón les deseo, PAZ Y ALEGRÍA en los días en los que vamos a entrar y para los que nos han querido acompañar FELICES FIESTAS. pepaherreo

jueves, 1 de diciembre de 2011

LA NOCHE Y LA MAR

Cuando las olas rompían contra los acantilados y la luna rielaba descomponiendo en virutas de plata la superficie de la mar, ella cantaba a la luna, su esperanza no tenía fin. Algún día…Algún día tendré una nueva oportunidad, tal vez, entonces no seré tan fría, si se vuelve a presentar, no la dejaré pasar por mi lado, esta vez me agarraré a ella con todas mis fuerzas y nada ni nadie me hará soltarla. La espuma de las olas mojaba su rostro y sin darse cuenta, limpió el agua salobreña que la empapaba, era su obsesión y pensando en él, el tiempo transcurría sin que Teresa pudiera quitarse de la cabeza, por qué lo hizo, y nunca llegaba a encontrar una respuesta coherente, su hija sólo tenía doce años, la vida empezaba a abrirse para la niña, para su princesa. El día que por fin decidió llevarla a aquel afamado médico, todos le habían animado a hacerlo, nadie llegó a pensar en las consecuencias que a ella le podría traer esa decisión. Todas las noches hablaba con su amiga la mar. Todas las noches le volvía a contar la misma historia, no conseguía ni por un momento quitar de su memoria, el cuerpo inerte de su princesa mirándola y preguntándole ¿por qué, mamá. Por qué? No, nunca podría dejar de pensar en los planes que habían hecho para después de la operación, el jueves te operan, el domingo te darán el alta y después de unos días de descanso en casa, las dos saldremos de viaje, llegaremos a Orlando y pasaremos los mejores días de nuestras vidas.
Pero mi hija ya no está, no puedo llevarla a Orlando, no puedo verla feliz. Solo puedo ver su cara que sin verme me mira y me pregunta, ¿por qué, mamá. Por qué? Por mucho que el viento me traiga el agua de las olas, no conseguirán las olas secar mis lágrimas, no conseguirán que deje de ver su rostro en muda pregunta, nunca dejaré de preguntarme, ¿Quién te ha dicho que lo hagan? Pero ya está hecho y mi hija ya no está conmigo, mi hija está preparándose para ser el niño Jesús del cielo este año, ya están ensayando con la virgen y San José, todos quieren hacer bien su papel, pero mi niña a veces los mira a los ojos y pregunta ¿vendrá mi mamá? No hija yo no estaré, no podría estar y además el Señor no me dejaría, yo soy la culpable de que tú no estés conmigo ahora, cuando me dijo que era mejor terminar ahora que más tarde, yo no le entendí, creí que la operación iba a ser un paseo de rosas y para ti, ha sido un paseo de crisantemos y para mí ha sido un paseo hasta este acantilado, espérame Teresa, tu madre estará contigo el día de noche buena, estaré en primera fila al lado de Dios, viendo como haces de niño Jesús en la función del cielo, luego…Entiendo que una suicida no se puede quedar allí, daré un nuevo salto, y después de verte feliz en tu papel, iré a visitar el otro reino de Dios. Odio que siento en mi corazón y fuego que me quemará.pepaherrero

miércoles, 30 de noviembre de 2011

LOBOS...Y, CORDEROS

Ignacio era un joven alto y guapo, desde su más tierna infancia, fue querido en todos los ambientes, en los deportes nadie lucía tanto como él, sus compañeros lo alababan y lo aclamaban como líder de los equipos en los que jugó, sus entrenadores, tenían plena confianza cuando con valentía y arrojo, defendía los colores de sus clubs. Las televisiones se lo rifaban en sus programas, tanto en los deportivos, como en los de sociedad, ¡Era tan majo! ¡Lucía tan bien! Las niñas casaderas suspiraban al saber de las hazañas del joven y aguerrido rey del deporte, cuantas hubieran querido ser las madres de sus hijos. Pero no está hecha la miel para pobres paladares y un día, apareció la princesa de un reino grande y libre, llegaron a decir que en el ranking multinacional, podía aquel reino llegar a ser el más importante entre todos los reinos reinantes, nuestro joven Ignacio, como si de los faros de un coche se hubiera tratado, quedó deslumbrado al mirar los ojos de su princesa y a fuerza de querer ser original, le dijo lo nunca escuchado, ¡!Princesa mía, querréis casaros conmigo, así haréis de mí el príncipe más feliz de la tierra!…Lo que vino a continuación, es fácil de adivinar, se casaron, fueron felices y aunque al principio, tuvieron ciertos problemas para encontrar casa, un palacete les salió al encuentro, pidiéndoles si querían vivir con él, a lo que los príncipes contestaron muy enojados, ¡quién crees ser tú oh triste y pobre palacete y como aspiras a ser habitado por nuestra alteza, si antes no te reformas según nuestro merecimiento! El pobre palacete, no tuvo más remedio que ponerse al día y cuando ya lo hubo conseguido, entonces sí, entonces ya todos vivieron de lo más feliz que se pueda pedir pero…Como no hay ni bien ni mal que cien años dure y la envidia es muy, pero que muy mala, aconteció que tratando de hacer buenas obras para ayudar a los pobrecitos mortales, lo engañaron…Si…Si, así como suena, los que fueron depositarios de su confianza, en vez de dedicarse a ayudar a los demás (que era lo suyo) emplearon su nombre y su prestigio en no sé qué de las islas Caimán, o de no sé qué paraísos fisc…no me preguntes que yo no entiendo de eso, luego las malas lenguas, quisieron hacer correr el bulo (mira si son malvados) de que había sido él ¿Él? ¿De qué? Si la envidia fuera música, esto sería el reino del flamenco. En fin, este pobre CORDERO, alma buena y emprendedor, amante de su país y de cara angelical, se ha visto involucrado en los líos de algunas malas gentes que abusando de su confianza, mira el embolado.
Mientras estas cosas pasan por estas tierras, la pobre Iberbola se encuentra siendo engañada y mal pagada por la terrible bruja Isidora quien a sus noventa y tres años se niega a pagar la factura que todos los meses le da derecho a poder encender las arañas de su palacio, pero tan taimada mujer, no sólo se niega a pagar, además quiere que el pobre gobierno le conceda una pensión no contributiva de más de doscientos Euros (a saber para qué) y es que no hay derecho, no se puede ser bueno con nadie, ella, (la bruja) va diciendo que es que no puede comer y menos pagar a Iberbola, pero si siguen con el embargo de su piso, lo único que conseguirán será un cadáver de anciana debajo de un puente. ¡Malvada, malvada y mala bruja! Si no puedes comer solomillo, come liebres y conejos del monte, que para eso eres LOBA. pepaherrero.blogspot.com

martes, 29 de noviembre de 2011

NARLANDO, PRÍNCIPE DE YÚ

Mientras el otro grupo, después de reducir a su enemigo y tras haberle infringido varias heridas fue llevado a lo más hondo de las mazmorras del palacio, a la espera de ser juzgado por un tribunal, tribunal que reunido de urgencia, declaró al reo culpable de intento de asesinar al príncipe Narlando y por lo tanto, condenado a morir ahorcado en la madrugada del tercer día, sentencia que fue comunicada por todo el reino, para escarmiento de asesinos y malhechores.
Cuando Terés tuvo noticias de lo que había ocurrido, pensó que su dolor no tendría fin, que por su culpa, iba a morir su padre y cogiendo a su perro salió camino del palacio de Narlan, para contarle lo que había ocurrido y pedirle perdón. Los soldados del palacio, cuando vieron llegar a aquella joven llena de polvo del camino y acompañada de aquel perro, cuya sola presencia era suficiente para poner en prevención a hombres bien templados, le cerraron el paso impidiéndole poder hablar con el soberano. La joven dijo que si no era recibida por alguien del palacio, allí se quedaría sin comer hasta perder la vida, al segundo día el Gran Pix (primer ministro del reino) al ver a los soldados haciendo un corro alrededor de alguien, quiso enterarse de lo que pasaba, siendo informado por uno de los servidores del palacio.
El Gran Pix, quiso poner en conocimiento del rey Narlan, lo que a las puertas del palacio estaba ocurriendo y el rey le pidió al Gran Pix que llevara a su presencia a aquella niña, para saber su historia. Cuando habló el rey con Terés y supo lo que había sucedido, mandó traer de la mazmorra al padre de la muchacha, quien cayendo de rodillas ante el soberano, contó a su vez todo lo que había acontecido, el rey mandó llamar a su hijo, quien se presentó ante él y con gestos, le hizo saber que había sido un accidente y que si había algún culpable, ese sería él mismo, ya que el perro lo único que hizo fue defender a su dueña, lo mismo que su padre había hecho tratando de defender a su hijo. Narlan, hizo justicia y a partir de entonces la familia de Terés, entró al servicio personal de la familia real, Catón fue nombrado can oficial del reino y de su estirpe nacieron, Sarón, Marón y Karón entre otros cachorros que fueron fieles a la dinastía Narlan por tiempo inmemorial y se cuenta, que hasta en su blasón, llevaron colgada la figura de aquel Catón primer miembro de la saga de los Catón…por cierto y aunque pueda sonar a royo, la parejita de Narlando Y Terés, también fue prolija y sus hijos llegaron a ser conocidos en los cuatro puntos cardinales como personas justas y de bien. Adiós que se me quema la cena. pepaherrero.blogspot.com

lunes, 28 de noviembre de 2011

NARLANDO, PRÍNCIPE DE YÚ 2ª PARTE DE 3

Terés, vivía con sus padres cerca del bosque, su padre era el guardia desde que murió su padre, siendo él un joven pastor de las ovejas del rey Narlan, mientras andaban camino de la casa cercana al bosque, Narlando cayó al suelo desvanecido, Terés trató de ver que había ocurrido y sus manos se mancharon de la sangre del joven, que había sido mordido por Catón, con tan mala fortuna, que se estaba desangrando sin llegar a darse cuenta, después de ayudar a restañar la herida de aquel desconocido, pensó que lo mejor sería llevarlo hasta su casa, donde su padre lo podría cuidar mejor y a la vez pensar que habría que hacer con él.
Después de transcurridos cinco días y con los cuidados de los padres de la joven Terés
Narlando recuperó la consciencia y quiso salir al momento de la casa, ya que si los soldados de su padre, lo encontraban allí, es seguro que antes de que nadie pudiera decir nada, los matarían a los tres y prenderían fuego a la casa, el padre de la joven, impidió que el muchacho pudiera cometer tal desatino, obligándolo a seguir en el lecho hasta recuperar las fuerzas perdidas.
Narlan, al ver que su hijo no regresaba de la batida que salió a dar por el bosque, mandó un gran grupo de servidores a buscar a su hijo y no consiguiendo dar con él, mandó que su ejército registrara hasta el último rincón y si no aparecía que se quemaran todas las casas y las chozas, para que no pudieran esconder a los malhechores, que creían poder escapar de la justicia.
Tras otros dos días de reposo, Narlando estaba más repuesto de lo que se podía esperar y acompañado del padre de Terés, tomó el camino del palacio, con la mala fortuna de encontrar un grupo de soldados, que destacados por su rey, buscaban y seguían buscando por el bosque con ya pocas esperanzas de encontrar a su príncipe con vida, pero los dioses hicieron el milagro y pudieron ver a su príncipe en poder de aquel maldito campesino, quien lo más seguro, es que lo llevara a algún pueblo para venderlo como guerrero o como esclavo. El ataque fue brutal, cuando el joven príncipe se dio cuenta de lo que sucedía, un grupo de soldados se había lanzado contra el campesino, mientras el otro grupo, arrastró a su príncipe fuera del peligro que se le pudiera ocasionar. La herida le impidió comunicarse con los hombres de su padre, su voz no se podía escuchar y tratando de que se sintiera lo mejor posible, los soldados le hicieron una camilla y atándolo a ella, lo llevaron de vuelta al palacio. FIN 2ª PARTE DE 3

domingo, 27 de noviembre de 2011

NARLANDO, PRÍNCIPE DE YÚ

Cuando su caballo caracoleó, Narlando vio la silueta recortada contra la luz del atardecer, armando su espada, Leto su fiel caballo, ya estaba preparado para atacar a quien se pusiera por delante. Nada se distingue antes, que la silueta de una mujer joven y bien formada, antes de que Leto iniciara el ataque, golpeando con su flanco a la móvil silueta, Narlando, con un tirón de rienda consiguió no causar daño a aquella mujer. Saltando de su caballo y dirigiéndose a la joven, le pidió que no se asustara que ya tenía sujeto a su caballo, la joven haciendo una genuflexión habló al jinete, perdonadme señor si os he molestado a vos o a vuestro caballo, llevo dos horas buscando a mi perro que ha desaparecido y hasta creo que me he perdido en este bosque. Narlando, contestando al saludo y poniendo al paso a su montura, se disculpó de la joven, perdonad amable joven que al veros, fuéramos directamente al ataque, pero ya llevamos varios días buscando a una cuadrilla de desalmados, que no sólo matan a los ciervos, además se dedican a asaltar viajeros, si ven que están en minoría y eso en mi reino no lo voy a consentir. Andando al lado de la joven mujer Narlando, siguió haciendo el camino sin advertir que la noche se les echaba encima y aunque el caballo, parecía demostrar su nerviosismo por el raro comportamiento de su dueño, no tuvo más remedio que seguirlo sin rechistar cuando soltando sus riendas, le dejó a su libre albedrío. Ya era noche cerrada, cuando el ruido que hicieron unos matojos, pusieron en estado de alerta al jinete, quien haciendo el signo de silencio y sacando por segunda vez en aquel día su espada, sintió un escalofrío recorrer su espalda, pensando en lo imprudente que había sido por ir sin su escolta, tras esconder a su compañera de viaje tras un gran árbol, él se situó de forma que el ruido percibido, pudiera oírse mejor, para así saber de qué se podía tratar. Al momento sintió que un gran peso se le echaba encima y antes de que pudiera tratar de defenderse, Terés, que así se llamaba la joven, saliendo de detrás del árbol, cogió al perro que trataba de defender a su dueña del ataque de aquel desconocido. ¡Quieto Catón! Es mi amigo y tirando del collar del perro, lo consiguió separar de su presa, quien a su vez, había estado a punto de clavarle su daga en el corazón. FIN 1ª PARTE DE 3

sábado, 26 de noviembre de 2011

POKER DE ASES

Entiendo que no pega ni con cola, pero si nos paramos a analizar la jugada, ¿Qué otro nombre, se le puede dar a ESTA EXPOSICIÓN?
El As de Diamantes, lo tenemos representado por: “Ángela” cuando digo Ángela, creo que ya está todo dicho. Genio, figura, fuerza y talento desarrollando un estilo, en el que después de vistas muchas exposiciones, creo que como ha dicho el maestro Bermejo, es único y al primer vistazo, ya se tiene claro, que la voz de ese cuadro, es la voz de Ángela Galdón. Flores que mueven los vientos para que la artista se abanique, se mezclan en el caleidoscopio propio de su estilo y esos rascacielos que parecen llevarte hasta las mismas puertas del cielo, donde Pedro sale a recibirnos. Bravo Ángela.
As de corazones, es el pintor de rostros dulces, de bellezas en sazón o seguiré repitiéndome, como ha dicho en varias ocasiones el maestro…Dan unas ganas de darles un pellizquito…pero conténgase maestro, que a ciertas edades, ya no se está para muchos trotes y con Lolita por estribor puede ser arto peligroso. Mi compañero José María Barceló, ya me deslumbró con sus desnudos en el Ámbito Cultural, hoy lo hace con sus personajes al natural (beso su mano padre) sus personajes festivos y esos animales que parece que los ha metido en esos cuadros para que los veamos posar.
El de picas, es el As que tenía guardado en la manga, el ayuntamiento de Petrer (para mí, todavía Petrel. Quizás si alguien me dice lo que es un Petrer lo comprenda mejor, mientras tanto, seguiré viendo esa ave cercana a las costas que tanto alegran la vista), pero como aquí estamos no para discutir sobre el nombre de mi pueblo vecino, de mi pueblo hermano, si no para aplaudir el bien hacer de sus dirigentes (no sé, ni me interesa de qué partido. Me interesa y mucho, que el trabajo, esté bien hecho. Chapeau señores de Petrer-Petrel en hora buena por su bien hacer.
El As de trébol…Si no fuera, porque si fuera el dos no sería poker este sería el dos, pero como hablamos de poker de Ases, este As irá a todos los sitios con la carta partida por la mitad, la primera mitad y para mí la más importante, es el trabajo de un HOMBRE, un hombre que todos los días sale a ganarse el respeto de una asociación, un hombre que no le pesa el trabajo (hace mucho y bien) ha presentado a los artistas y aunque él piense que se pueda hacer pesado por intervenir en muchiiiisimos actos, a nosotros (y creo hablar por una gran mayoría de la asociación), nos sabe a lo justo, tirando para poco, pero quiero pedirle un favor personal, ¡cuídate maestro, últimamente, te encuentro un poco cansado. No te pido que descanses, eso no es lo tuyo, sólo que te cuides!. La otra mitad del As de trébol, la ha aportado…Nosotros, los turistas de a pié, que hemos ido a arropar a nuestros compañeros y a hacer el gasto de la merienda. Por eso y por todo gracias al POKER DE ASES. Pepaherrero.blogspot.com

viernes, 25 de noviembre de 2011

AL PASAR LA BARCA...

Cuando el caminante cogía la revuelta de aquel camino, no podía esperar que el camino desaparecería y un ancho rio cortaría su marcha, allí en el tronco del gran árbol se encontraba el cartel que con cuidada ortografía, decía: Caminante, si has llegado hasta aquí y quieres seguir el camino, mientras llego, piensa en una historia. Si es de mi interés, te llevaré hasta tu destino, si no me gusta, te cobraré en dineros, pero si me mientes…Los cuatro jinetes que aquel día llegaron hasta allí, no parecían tener muchas ganas de contar historias y pensaron que lo mejor era pagarle al barquero y no oírlo hablar. Durante las cinco horas que tardó en llegar la barca, tuvieron tiempo de discutir, de hacer planes, y de pensar que cuando llegase el barquero…Parece que el barquero había escuchado sus palabras y aunque de diminuto tamaño, el barquero no pareció tener miedo de las aviesas miradas que sus clientes le dedicaron.
El primer jinete que le habló, le dijo: Mira barquero, te estamos esperando más de cinco horas y si nos dices sólo una tontería, te vamos a dar la paliza más grande que te habrán dado en tu vida. El segundo, fue más escueto, en cuanto estemos en tu barca, hazla volar, porque tenemos mucha prisa. El tercero, empujando al barquero, lo amenazó con quemarle la barca, si no hacía pronto y bien la travesía. El cuarto jinete, sacando de su faltriquera una bolsa de monedas, le dio dos de ellas y le dijo: Barquero, cuando yo era joven, mi padre me llevó hasta una laguna, donde un viejo barquero, le prometió que por sólo cuatro cuartos, enseguida estarían a salvo en la otra orilla. Mi padre que era un hombre muy amable, ayudó a soltar las amarras del barco y luego, trató de hacer todo lo que le pedía el barquero, pero a mitad de la travesía, empezó a soplar el viento, las olas se levantaron como si hubieran estado durmiendo y alguien las hubiera despertado de malos modos, el barquero con gran pericia llevaba el barquito hacia la orilla, mi padre en su afán por ayudar al pequeño hombre, arriesgando su vida, consiguió que pudiéramos llegar a buen puerto y cuando estuvimos amarrados y seguros, sacó de nuevo la bolsa de los dineros y dándole dos nuevas monedas al barquero, le agradeció que les hubiera salvado la vida a él y a su familia. A partir de ese momento, mi padre fue el hombre más feliz del mundo, cuando tenía un deseo, al momento se cumplía y cuando un problema se le presentaba, nada tenía que hacer, como el nudo con que ató la barquita al tronco de aquel árbol, sólo se le deshacía.
El barquero escuchó con mucha atención la historia de aquel hombre bueno y amable que mientras hablaba, trataba de ayudar al barquero en sus maniobras y cuando estaban en el centro del rio le dijo: Gracias hijo de Mohar, si tu padre era un gran hombre, sólo pudo engendrar grandes hijos, tu corazón ha salvado a tus compañeros, pero no podré evitar que la tormenta que se está acercando, haga que sus caballos caigan por la borda, los caballos llegarán a tierra sanos y salvos, pero ellos tendrán que hacer el resto del camino a pié y como no son buena gente, van a tratar de robarte tu caballo, por la noche, cuando paréis a descansar, esperarán a que te duermas, para matarte y llevarse el caballo, pero no temas, mientras duermes, los lobos vendrán a atacar a tu caballo, pero los malandrines, para no tener que andar, trataran de defenderlo, dos de ellos, serán devorados por los lobos, el otro escapará con tu caballo, pero el animal es fiel a ti y cuando menos se lo espere el malvado, lo desmontará, él tratará de detener al caballo y lo azotará, pero el caballo con su coz, lo dejará tuerto y lo único que podrá hacer el resto de su vida, será mendigar y pasar hambre, porque quien trata de abusar de un amigo, no merece mejor trato. Tú también tendrás lo que te mereces y para un hijo no hay mejor fortuna que parecerse a su padre, adiós hijo de Mohar…Y soltando de nuevo las amarras el barquero y su barca, volvieron a cruzar el rio. pepaherrero.blogspot.com

jueves, 24 de noviembre de 2011

EL BURRO Y LA NORIA

Cerca de unos prados, que hay en mi lugar, pasaba un borrico, por casualidad…Pero ¡No! No era el burro de la fábula, ni aquel burro platero, ¡No! Ni siquiera un burro de los que todavía rebuznan allende nuestros campos. Aquel, era un burrito Chino para más señas y toda su vida trabajó llevando las redes que su dueño arreglaba, a todos los barcos de pesca que habían en el puerto. Al parecer, la historia se la contó el Chino Sin-Chí a su amigo, el divino Rafael… Estela el día que este le pidió que le dejara hacerle un dibujo.
Desde que vino al mundo Jú-Men, en la aldea de pescadores, todos lo adoptaron como mascota del puerto, su dueño estaba orgulloso de él y decía que lo que no supiera Jú-Mén del puerto, no valía la pena preguntárselo a nadie, pues no obtendrían respuesta, a veces Sin-Chí cuando terminaba su trabajo, se pasaba por la casa de No-Toi, la jornada había sido muy dura y ¿a quién no le apetecía fumarse una buena pipa? En esta casa todos conocían el mal genio de la dueña y el buen opio que allí se fumaba, pero si alguien trataba de coger lo que no era suyo, lo único que podía conseguir es llevarse a su casa unos buenos latigazos de la dulce y gran mujer que era No-Toi, así que al despertar, sabías que lo que llevaste en los bolsillos, lo tendrías en el mismo sitio.
En esos días, Jú-Men, se quedaba en la calle, triscando en la hierba tierna y jugosa que frente al portal del fumadero se encontraba en el descampado y de paso, siempre tenía alguna noticia (bueno, noticia no, más bien eran cotilleos) que al bueno de Sin-Chí, con la cabeza cargada por los efectos del humo, cuyos vapores, para su desgracia se le iban pasando, le sabían a historias para Chinos, pero luego cuando después de haber ingerido la sopa del día y haber conseguido asentar la cabeza, siempre les sacaba algún producto con el que poder llamar la atención de los dueños de los barcos, para que estos estuvieran deseando que llegara la hora de llevarse y de que trajese las redes reparadas, las historias de Sin-Chí, eran las más bonitas que se contaban en todo el puerto, sobre todo cuando se trataba de algún gran personaje, ya que la vida de estos señores era casi como si de hablar de Dioses se tratara.
Cuando a Sin-Chí, le abandonaron las fuerzas y ya no fue capaz de mover el peso de las redes, encontrándose sólo en el mundo y viendo de cerca la muerte, con el único fin de asegurar el porvenir de Jú-Mén, se lo llevó al señor de la aldea, para que lo tratara con todo el cariño y se aprovechara de sus servicios, ya que nunca podría encontrar un burro tan bueno y tan fiel como aquel. (A los pocos días el pobre Sin-Chí murió, sin dejar de pensar en su burro.
El señor de la aldea, mandó atar al pobre burro a la noria, y nuestro simpático animal, tratando de hacerse el simpático, le habló a la noria y le contó historias del puerto, le contó como aquel gran señor, compró a la niña huérfana y la hizo su amante oficial, pero la noria, no le contestaba, trató de interesarla en otro tipo de historias, en el descampado de la casa de No-Toi, siempre había una hierba superior…Pero la noria, no le contestaba. Pasaba el tiempo y Jú-Mén empezó a sentir la nostalgia de los tiempos del puerto y un día se murió, esperando volver a encontrar a Sin-Chí en otra aldea o en otro puerto. Al terminar de contarme el cuento, una lágrima brillaba en el rostro del Divino Rafael…Estela. pepaherrero

miércoles, 23 de noviembre de 2011

EN LAS NOTAS DE UN VIOLÍN

Cuando Alejandro hacía sonar su viejo violín, la gente se paraba y se olvidaba de sus prisas, el viento del norte frío y rugiente, hacía un alto en su camino y con mal disimulado interés, se paraba en el quicio de aquel portal y escuchaba con disimulo el sonido que salía de aquel trozo de madera, nunca llegó a conseguir que su sonido, llegara a parecerse en nada, a las notas que el viejo músico le sacaba a su caja de música. ¡Por todos los vientos, por todas las tormentas y tornados! Yo soy el viento del norte y he de conseguir que ese viejo no se ría de mí y en este momento convoco a Eolo para que me ayude y por mucho que él quiera, mi voz sonará mucho mejor que lo que sale de ese maldito aparato.
Pasa el tiempo y el viento del norte, no consigue hacer ni una sola nota musical y soplando más fuerte, sólo consigue derribar algún árbol viejo y achacoso, tirar al suelo a aquella pobre viejecita, pero más ¡Imposible!
Al abrigo de aquel soportal, sigue Alejandro desgranando las notas bien moduladas que saliendo del alma del instrumento, llegan a los oídos de la gente que sin temor al viento del norte, se para a escuchar el llanto del sentimiento que partiendo del corazón del artista y pasando por la punta de sus dedos, consigue decir amor. Decir poesía, hablar al alma de aquellas personas, que se olvidaron del viento del norte y que tan sólo escuchaban lo que el violín les transmitía. Rabia, celos, envidia…Pero…!No, no llores viento! dijo la voz casi sin fuerzas ¡!pero tú, tu quien te crees que eres!! No llores viento, yo soy Teresa ¡la castañera! Mira, como soy buena amiga de Alejandro, si quieres te lo presento, hablas con él y verás como él te enseña todo lo que sabe de hacer sonar los instrumentos musicales, que todos son sus amigos.
El viento en principio, estuvo a punto de hablar de mala manera a aquella vieja impertinente, pero era tan grande su interés por saber cómo se las arreglaba el viejo músico para hacer sonar a aquel trozo de madera y conseguir que nadie le haga caso a él, que tragándose su orgullo, le ha dicho a la anciana. ¡Si consigues que el viejo, me enseñe algo, te concederé la solución del problema que tienes!...
Cuando Alejandro le habló al viento del norte, cuando el viento oyó la voz de aquel dulce anciano, cuando la pobre Teresa la castañera, dejando su puesto a merced del viento, sólo para que el viento pudiera aprender algo del viejo artista, la noche se abrió en mil colores la Navidad estalló como un globo. El viento supo cómo conseguir hablar entonando cómo aquel viejo violín y a dúo con el maestro y el violín cantaron ¡GLORIA IN EXCELSIS DEO! La gente se paró a escucharlos, los ángeles bajaron del cielo, el nieto de Teresa la castañera se repuso de aquella incurable enfermedad…sola en el fondo del soportal, moría Teresa la castañera dando gracias a Dios…por favor que alguien se ocupe del puesto y se lo digan a mi hijo. FELIZ NAVIDAD pepaherrero

martes, 22 de noviembre de 2011

...Y EL DESNUDO HABLÓ - FIN

Al principio (sólo al principio) ella sintió deseos de ser besada por aquel semi-Dios de la facultad, al momento y sin más, él trató de desabrochar la ropa de ella, encontrando la oposición a sus intenciones, la reacción fue brutal, con una mano, cruzó la cara de la sorprendida muchacha, mientras con la otra, desgarraba su ropa. Ni el susto ni el miedo, hicieron mella en su ánimo, aunque él hizo presa en su brazo y un fuerte dolor la atenazó, trató de zafarse de aquel maldito maníaco, que se había lanzado sobre ella y con su rodilla la inmovilizaba, el cuerpo del cobarde le impedía respirar, su boca mordió la carne de aquel energúmeno y lo único que consiguió fue enardecerlo más. Gritó pidiendo socorro, pero nadie podía escucharla, sintió como sus fuerzas la abandonaban, con sus ojos arrasados en lágrimas, pudo susurrar una oración. Al parecer, la oración ha cumplido con su misión y unas luces de coche rompen la oscuridad y de aquel vehículo, salieron dos figuras que dirigiéndose al coche de Daniel, pronto estuvieron en la lucha que mantenía por conseguir vencer a la desesperada muchacha. Mordió de nuevo, la sangre llegó a su boca y piel quedó pegada a sus labios, lo último que sintió, fue un terrible golpe muy cerca de su sien derecha, que le hizo perder el conocimiento.
Cuando de nuevo, abrió los ojos a la vida, Luva se encontró en la U.C.I. de aquel hospital, pensó que había perdido el ojo derecho, hasta que una enfermera le informó de que aunque encontrándose en grave estado, no se temía por su vida, ni tenía afectado de gravedad ninguno de sus miembros. Habían pasado tres días y no habían podido notificar a nadie del ataque que había recibido. La policía fue a visitarla y le pidió información sobre cómo le había pasado aquello, la joven sintió un fuerte dolor en su cerebro al tener que recordar aquellos momentos tan angustiosos (¿Dónde estabais cuando tan angustiosamente os llamaba?) lágrimas de desespero y de impotencia caían recorriendo su rostro, la rabia hizo temblar el cuerpo roto y cosido de una mujer joven, cuyo delito sólo fue ser mujer y bella.
Los tres “amigos” después de realizada su “machada”, se juraron no decir ni una sola palabra y negar cualquier acusación que de boca de ella pudiera salir, cuando llegaron los dos segundos delincuentes y vieron que Daniel, no había podido ni convencer ni vencer a Luva, ayudaron a salir a Daniel y entre los tres, atacaron a la casi desvanecida mujer, y el último de ellos, al sentir en su mano el fuerte bocado que casi consiguió arrancarle su dedo pulgar, cogió una gran piedra con la que golpeó la cabeza de la rebelde joven y cuando vieron que perdía el conocimiento, los tres valientes, entre risas y groserías sólo al alcance de seres sin escrúpulos, uno a uno la violaron, dejándola luego abandonada y desnuda. Después de cometido su atropello, muy ufanos volvieron a seguir la noche de fiesta y alcohol (puede que de algo más)…Os contaría el final, pero como no sé si puede ser del interés de alguien, aquí lo dejamos. pepaherrero

lunes, 21 de noviembre de 2011

...Y EL DESNUDO HABLÓ 1ª PARTE DE DOS

…Y ella hablaba de amores…Y contaba que aquel hombre un día y siendo ella una niña…Alto, ¡no! ¡No sigas por ahí! Quiero despertar no quiero hablar de esas cosas, aunque no me avergüenzo, tampoco estoy orgullosa. A los catorce años, Luva era una mujer que donde iba, todos (y todas) quedaban sorprendidos de su belleza de mujer. (Que pena, que nadie viera la niña que llevaba dentro) los años siguientes, repartió luz y amor por donde quiera que fue, su dulce cara, su suave silueta hecha de piel de membrillo, donde se podía imaginar (que no ver) un esbozo de bello, que le confería un no sé qué de sexual que hacía olvidar a muchas personas, que se trataba sólo de una niña. Ya a los veinte, la universidad andaba al ritmo del contoneo de Luva. Hombres, mujeres y alguien de sexo indefinido, hubieran querido compartir su amor, pero ella sólo tenía una meta, terminar sus estudios y dedicarse a realizar su trabajo, procurando ser la mejor, para poder trabajar en cualquier parte del mundo que se le ofreciese.
Nunca pensó que aquella fiesta conseguiría cambiar su vida de manera tan brutal, no era partidaria ni de drogas ni de bebidas y una cerveza, era suficiente para que su espíritu viera asomar a los pequeños gnomos de la alegría. Él por el curso que llevaba, debía tener dos años más que Luva, su simpatía era conocida en todo el campus, era buen estudiante y se podía decir, que gozaba de cierta fama entre sus compañeros y hasta de éxito con las chicas. Destacaba en el deporte, su puesto de pívot en el equipo de la universidad, lo tenía ganado con merecimiento.
Cuando pidió a Luva que lo acompañara, ella sintió una especie de cosquilleo recorrer el interior de su cuerpo, si le toca la lotería, no la hubiera hecho tan feliz. Aunque no lo supo hasta ese momento, Daniel era muy importante para ella. Los vaqueros ajustados, la blusa azul celeste y aquellos zapatos con plataforma, hacían de Luva, la modelo que no quiso ser. Daniel pudo presumir como si de un pavo real se hubiera tratado, de la belleza más deslumbrante que había pasado por aquella universidad. Un hombre, es un hombre y además de serlo, tiene que demostrarlo. Cuando la cantidad de alcohol que circulaba por sus venas, era muy superior de lo que su cuerpo podría aguantar . (Y quizás “algo” más, dijo a Luva que iban a ir a casa de Jorge, donde les esperaban los amigos y la fiesta sería más intima y tranquila). ¡Sólo te pido que seas prudente con el coche…! El camino doblaba a la derecha y en la cuesta escarpada, el motor pedía más esfuerzo, ya a punto de coronar el alto, Daniel paró el motor y dirigiéndose a Luva, trató de besarla. FIN DE LA 1ª PARTE

domingo, 20 de noviembre de 2011

LLEGAR DONDE NADIE LLEGÓ...

Poder alcanzar las estrellas, mirar el mundo desde otro mundo, pero no mirarlo mucho, para que desde mi altura, no me dé vértigo. Pobres, pobres humanos que no pueden llegar a mi atalaya, hasta donde sólo los dioses se pueden acercar y luego repartir mis bendiciones (las que me sobran) entre esos pobres desgraciados, que si no fuera por mí, no podrían sobrevivir. Cuando mi padre me engendró haya arriba en las alturas y los ángeles celestiales hicieron sonar sus trompetas, una nueva era comenzó. Se abrieron las nubes las estrellas brillaron con nuevos destellos titilantes, y el ágora se estremeció sólo de pensar que un día, vería pasar mi divina persona, yo puedo pisar amigos, yo puedo romper papeles y nadie, nadie, es lo bastante importante, para encontrar mi respeto.
Y no me importa dejar enemigos debajo de las plantas de mis zapatos, un amigo que ya no sirve, es un enemigo en potencia, sólo a quien necesite podrá ser mi amigo…Luego, la nada. Y pasaré por su lado, pero no lo veré. Mi vista estará ocupada solamente en quien me rinde vasallaje ¿es tan pequeño el mundo? Pero ahora que me acuerdo, hoy todavía no he saludado al senador ¿esclavo? ¿Ha llamado su señoría? ¡Son tan importantes las relaciones…! Hoy aun no he salido a la calle ¿sigue girando el mundo? Pide que las palomas no vuelen, manda parar las estrellas y que suenen de nuevo esas trompetas que anuncian mi llegada, quiero visitar a esos diosecillos que allá en el Olimpo piensan que son alguien, quiero que me vean y así sabrán estar en sus sitios. Y quiero que cuando yo pase, la luna obligada por mis amigos los Dioses importantes, me haga una genuflexión no menos importante que la que todos los días le hace a la Diosa Atenea. El sol que a veces no sale a mi paso, estará obligado a lucir en mi honor y a hacer brillar mi lozana sabiduría, sólo podrá esconderse si yo se lo pido o si no voy a salir ¿él quien se cree ser a mi lado? Cuando paseo por los campos celestiales mi manto de blanco armiño, se que algunas de esas diosas me tienen envidia, pero no me importa, yo soy yo y los demás, no cuentan. Afrodita tendrá que ponerse a mi izquierda y yo seré la más importante de todas, pues seré una y trina. Después de pasar a saco por la vida seré Cloto: hilaré la vida de todos. Láquesis: con mi vara, mediré sus vidas. Seré mí preferida, seré mí amada Átropos: y con mi afilada tijera, disfrutaré de cortar esa vida que ya no me sirve. Yo siempre soy y seré una Moira, pero también seré tres. pepaherrero

sábado, 19 de noviembre de 2011

MACAEVA FIN

A las ocho, ya estaba Macaeva esperando a Fernando y en el fondo de su corazón, el sentimiento de culpa por el plantón dado la otra noche, (pero él, lo debía de comprender), como había movimiento en la sala, se acomodó en la barra, viendo los preparativos para la jornada de música en vivo que se iba a celebrar a partir de las diez, tan abstraída estaba, que sólo cuando la cogieron por el cuello y trataron de morderle en la “nuca”, se dio cuenta que el gamberro de Fernando había llegado y al parecer, no estaba muy enfadado con ella, terminó su consumición, mientras Fernando se tomaba una Alhambra y se marcharon camino de la casa de Fernando, dejaron el coche en el garaje y mientras el ascensor les subía hasta el piso, no dejó de pedirle disculpas a su amigo del alma. Fernando perdóname por lo de la otra noche y quisiera contarte algo, en lo que quiero que me aconsejes, como persona y como amigo…La historia vivida en la Dirección de la empresa, pasó de Macaeva a Fernando como medio drama y como media liberación, la joven pensaba que pronto tendría que perder a aquel amigo tan querido. A su familia y un modo de vida al que por no conocer otro, ya estaba acostumbrada. Mientras ella le contaba su historia, Fernando preparó lo que bien podría ser una cena de despedida, lo hizo muy bien y con mucho cariño, cuando todo estuvo preparado, sacó una botella de vino a temperatura ambiente, que a la joven le supo a gloria (creo que hoy dormiré borracha) se comentó ella sola. Bueno Maca, ahora, me vas a escuchar tú a mí. La noche del monologuista, yo tenía gran interés en hacerte venir a casa y tenía un motivo, te quería comunicar, que la empresa me había ofrecido un puesto de trabajo, en el país de…Y como no quería perderte, después de estar aguantándote toda la vida, le puse como condición al director general, que tendrías que venir tú de secretaria particular mía y que diera su consentimiento, como mi padre que es, para si tú lo aceptabas, poder casarme contigo y así poder tenerte controlada, durante todas las vidas que nos queden por vivir. Sin saber cómo, el vino había conseguido el milagro…O fue la música, no…No, señor… No me dejes despertar, haz esta noche eterna. La lágrima que caía de sus ojos se la bebió Fernando y supo a que sabía el néctar de los Dioses. Cuarenta años después, siguen bebiendo vino y sueñan con que su amor, está a punto de despertar. FIN DE LA HISTORIA. pepaherrero