Páginas vistas en total

viernes, 2 de diciembre de 2011

TARDE DE LLUVIA...Y OTRAS COSAS

Cuando me llamó el maestro, quizás me puse un poco triste, ¿Cómo me voy a la Diputación y me dejo a “mi” Rafael…Estela, El divino. Bueno entre las seis y las siete y media tengo tiempo para todo. A las cinco en punto de la tarde y si el tiempo no lo impide…salió la cuadrilla de casa, el agua quiso ser protagonista de la tarde, nos acompañó hasta las cercanías de la “Dipu” y bajo un chaparrón no apto para cobardes, bajo la capa (léase paraguas gigante de mi marido, nos mojamos que era un disgusto los dos, pero minutos antes de las seis ya estábamos haciendo guardia para que no estuvieran solos nuestros ilustres anfitriones, pero ¡no! El evento al parecer, no era a esa hora, la cosa se alargó un poco y como no existe en la “Dipu” una silla donde descansar un cuerpo agotado por la lluvia y el lumbago, el tiempo pasado de más, se me hizo un poco largo, pero a las seis y media se abrió la marcha con nuestra flamante y nueva presidenta, el cocido salió bastante bueno, las fotografías aunque yo no soy capaz de decir lo buenas que pueden ser, a mí me gustaron y lo único que eché en falta (y lo achaco a el delito de ser nuevos en esta plaza) de la atención a los invitados. (Tal vez falló algo el protocolo) pero estoy segura que pronto superarán esta etapa de nuevos en la plaza y en próximas corridas, nos deslumbren con su atención a los asistentes. Y esto no es pedir comida, mejor estaría que se entregase a los ancianos y enfermos necesitados, de todas formas gracias Diputación.
Estoy contenta, hemos llegado a tiempo. Mi marido, nos ha dejado a la sin par Olga y a mí, muy cerca de la a.a.a. y casi no nos hemos mojado (que bien) al llegar a la asociación, ya se respiraba el aire de lo que venía luego, el recibimiento del Divino fue especial ¡Como lo quiero! La obra ya casi no me sorprende, pero me llena de orgullo como si yo misma fuera la artista y mirando las paredes de nuestra sala, la emoción me fue llenando al pensar en la maravilla que el maestro (y que me perdone el maestro Bermejo) Rafael Estela…El divino, nos presentaba, como el que presenta su colección de estampitas y entre dibujo y dibujo, pastel y pastel, lucían las palmeras, los pueblos rurales, y una pintura fresca e inocente, de esa pintora, compañera de otras exposiciones del Divino Rafael…Estela, nuestra compañera, Lola Blasco. Hoy la puntualidad ha sido la nota dominante y a las siete y media, el Maestro Bermejo, tomando la palabra a nuestro presidente, se soltó por bulerías, he hizo un cante a los artistas que tenía a su lado, que lo único que faltó, es que se hubieran arrancado a bailar. Hoy Maestro bermejo, ha estado más sembrado que en otras ocasiones de las últimas en las que lo he visto actuar, quizás por qué estaba a gusto con los misacantanos, tal vez, porque para usted, Estela es mucho Estela. Quizás se está recuperando usted de “su” flojera otoñal, pero hoy se ha lucido y para mí verle feliz en su trabajo, es tan importante como ver que la asociación, se ha volcado con nuestros amigos, a los que FELICITO y de corazón les deseo, PAZ Y ALEGRÍA en los días en los que vamos a entrar y para los que nos han querido acompañar FELICES FIESTAS. pepaherreo

No hay comentarios:

Publicar un comentario