Páginas vistas en total

domingo, 1 de diciembre de 2013

VUELVA USTED OTRO DÍA

Así era la despedida en las ventanillas de otros tiempos. hoy no se podría entender ser tratados de esa manera. pida usted su cita por internet, si no puede usted acudir a su cita, avise con tiempo para poder atender a otras personas y es que los tiempos adelantan que es una barbaridad. Hoy en los tiempos que corren, quieres ir a la oficina que te mandaron hace un mes y cuando llegas a la dirección anterior, te encuentras que donde antes estaba tal oficina, ahora se llama...como ellos quieran llamarla y te dan los servicios que ellos quieran darte, lo único que nos queda a nosotros, es poner cara de tontos y preguntar...¿entonces donde tengo que ir...por favor? lo de por favor, lo decimos, para que piensen que somos personas educadas, pero para nuestros adentros, en vez de por favor, pensamos en otras cosas. Y es que no hay nadie perfecto, por mucho que se quieran esmerar, la gente no comprende a los que trabajan para lograr un mundo mejor...¿un mundo mejor? ¿cómo puede ser un mundo mejor, un mundo al que le han subido la luz un cuarenta por ciento en tan sólo tres años? ¿cómo puede ser un mundo mejor, un mundo al que congelan la pensión, a los que durante toda su vida han estado cotizando para el día de mañana? lo único que les ha quedado de alegría es ver cómo sus personas más queridas (hijos y nietos) vuelven de nuevo al hogar, para poder subsistir con la paga del abuelo...luego que les quedará... Pero a partir de ahora, hacienda (que somos todos) va a controlar más a los que ganen más de un millón de Euros al año. un millón de Euros al año, es un sueldo casi respetable, sólo que la respetabilidad se perdió en el camino, cuando para que una sola persona tenga su sueldo, otras ochenta y cuatro, se tienen que quedar sin cobrar, pero al parecer es más rentable pagarle un millón de Euros a un individuo, seguramente adjunto al régimen que a un estudiante de no importa qué carrera, para que pueda seguir investigando, aunque ya sé lo que me va a decir, para que se lo lleven los que están al mando de la investigación, me lo llevo yo...y hasta puede que tenga razón. Pero tan indecente es que se lo lleve el uno, como que se lo lleve el otro. En un país respetable, no deberían existir sueldos de mafiosos, menos cuando a la larga, estas empresas terminan por morir a manos de sus mismos parásitos. En la próxima ocasión, hablaremos del gobierno. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario