Páginas vistas en total

domingo, 9 de noviembre de 2014

AHÍ, HAY ALGO, QUE NO ME CUADRA...¡AY!

Cuando llegaron estos al poder, todo quedó arreglado. Eran la mayoría que el ciudadano esperaba, ya podrán gobernar sin miedo, no tendrán que transigir en las pretensiones de partidos de medio pelo, las decisiones las tomarían ellos solos, pero a medida que el tiempo fue pasando, nos fuimos dando cuenta de lo que se nos venía encima. Lo primero que hicieron, fue culpabilizar a los anteriores de las desgracias que asolaban al país y con esta excusa, se dedicaron a "sus labores"
Las cuadrillas de elaboración choricera, salieron a la calle, no dejaron títere con cabeza, asolaron lo que los anteriores habían dejado (si es que dejaron algo) y se dedicaron a hacer su fortuna con las miserias de los demás, se llevaron los millones de Euros por cientos, por miles y este es el momento, que aun estando el país en la más triste de las miserias, aun se pueden leer en la prensa diaria, que se siguen llevando los millones de euros en grandes cantidades, mientras tanto nuevas nubes negras, van cubriendo nuestro horizonte, sin que al parecer nadie sea capaz de poner soluciones. Y yo me pregunto ¿se aplica el mismo código militar en tiempo de guerra, que en tiempos de paz.?
A los malvados que no miran el daño causado a los demás, a sabiendas de lo mal que lo está pasando el pueblo llano, ¿se le puede medir con el mismo rasero que al que roba por necesidad, que al que lo hace para asegurar su porvenir y se le han dado determinados medios para poder hacerlo? ¡no! ¡claro que no,! al pobre que lo hace por verdadera necesidad, se le machaca para que sirva de escarmiento, mientras que los otros, cuentan con el apoyo de los colegas del partido y cuando se demuestra que han cometido el delito, con no querer decir el nombre del acusado, se ha cumplido con la sociedad...¡puajjj, que asco! pero más triste y asqueroso es, que unos se quieran aprovechar de lo que no es suyo y que entenderían con pobres ejemplos si les tocaran el bolsillo a ellos, mientras los que tienen la obligación de velar por los intereses de todo un país, miran para otro sitio y dejan que sean otros organismos, los que carguen con toda su responsabilidad. Si yo fuera miembro de nuestro gobierno, la vergüenza me impediría mirar la cara de mis gobernados, pero hablar de dignidad y vergüenza, al parecer ya no está en el nuevo diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.
Cataluña, es mía, la quiero, Galicia es mía, la quiero. El resto de España, es mío y lo quiero, sólo renunciaré a ellos, si de común acuerdo con el resto de los Españoles (de todas las Regiones) se decidiera algo en contra (entonces, me gustaría poder dejar de ser española para siempre) antes muerta que dominada por gente más inepta que los que ahora nos gobiernan.pepaherrero
P.S. ...Y puestos a pedir, ¿por qué no pedir que desaparezcan los diez y siete gobiernos autónomos...¡je!¡je!¡je!


No hay comentarios:

Publicar un comentario