Páginas vistas en total

viernes, 16 de enero de 2015

SONIA CASTEDO, ¿CULPABLE...O INOCENTE?

Si algo no funciona bien en este país, es el control de la lengua nacional, empezando por los que debieran dar ejemplo (los políticos de todos los colores.) Mienten, quieren matar al adversario con cualquier arma que encuentren y todos lo hacen con la venia de sus Señorías los Jueces, que inmersos en sus duras reflexiones, no se dan cuenta, que los unos hablan y ponen en la picota a los otros, siendo correspondidos con la misma moneda.
Parece que hacer lo mismo que hacen los demás, no está mal visto, pero...yo pienso, que si alguien es acusado de un delito, el tribunal que va a saber del asunto, si cada día escucha noticias diferentes sobre el dicho asunto. Si cada día en la prensa local o nacional se vierten comentarios sobre la posibilidad o no de los cargos al imputado (o imputada) sus Señorías, no podrán formarse una idea seria, al estar contaminados por los distintos criterios, más si por cualquier circunstancia, quien tenga que juzgar el asunto, sus ideas se decantan a un lugar o a otro, tal vez quiera arrimar el ascua a la sardina de sus ideas
Y es que a nadie le importa hablar sobre cualquier asunto Sub-Judice y así se quiera o no, por muy imparcial que sea el tribunal, no es difícil que se contamine por las ideas vertidas con tan poca profesionalidad.

Hoy, el dedo, me ha llevado a televisión cuatro y uno de los reportajes, ha sido una dedicatoria al mal nombre de la Castedo, sólo una joven que al parecer pertenece al partido del coletas, en su juventud, ha tenido la suficiente inteligencia, para decir algo sensato. A mí, lo mismo que a esa joven, no me importa lo que quiera decir la gente, los partidos, los detractores, o los seguidores. Pienso que el silencio sobre cosa no juzgada, tendría que ser Ley, cuando los Jueces dicten sentencia y no quede duda alguna, sobre la culpabilidad o inocencia, por haber una sentencia firme, entonces tendremos derecho a dar nuestra valiosa opinión, mientras tanto, comentarios en contra o a favor, a lo único que nos lleva, es a perjudicar una sentencia que debía ser pura. Y si es triste que esto pase en las personas, es deprimente que ocurra igual, con profesionales de la información, al servicio de los unos o de los otros. ¡Sonia,! mientras la Justicia no se pronuncie sobre tus asuntos, creo en tus palabras, después....después Dios y los Jueces decidirán.pepaherrero 

No hay comentarios:

Publicar un comentario