Páginas vistas en total

viernes, 4 de febrero de 2011

NUEVAS AMISTADES

A Ximet, le han salido nuevas amistades, anteayer, en la asociación de artistas alicantinos, un nuevo socio del vecino pueblo de Crevillente, presentó su primera exposición en Alicante, después de haber recorrido medio mundo. La exposición, fue un éxito para todos y sobre todo, para los más entendidos.
A la inauguración, asistió mi amigo Iborra, a quien pregunté por su sobrina y por su sobrina nieta y me contestó, que las estaba esperando, lo que a mi marido y a mí, nos llenó de alegría, por ser dos personas que nos caen muy bien. Madre e hija, además del lazo familiar, forman una pareja de amigas, que a todos los lados van juntas, no por ser madre e hija, sino, porque tienen los mismos gustos y disfrutan con las mismas cosas. Pero ya están aquí. Julia (que es la hija) se vino directamente a nosotros a regalarnos un fuerte abrazo y a contarnos sus novedades desde la última vez que nos vimos. A continuación, la madre, nos saludó con el mismo afecto. Hablamos de muchas cosas, entre otras salió a colación Ximet, Daniela, la catifa y los amigos de Ximet, entre los que Julia está muy interesada en pertenecer, aunque a Ximet, le preocupa que pueda marearse en la catifa, pues él, ya le va cogiendo el aire y manteniendo las normas que para el manejo de catifas está establecido en el código de circulación internacional de catifas, cada día va un poco más deprisa y le toma más el gusto a la cosa. Pero Julia dice que tararí que te vi, que ella es más valiente que nadie y que Ximet no le va a dar miedo, ya que si pasa algo, él también va en la catifa y aunque Ximet, ha torcido un poco el ceño, ha terminado por aceptar a Julia.
Hoy, ha llamado a Ximet, Celeste y le ha dicho, que ella es sobrina nieta de pepa herrero y que también quiere ser su amiga y poder volar en la catifa. Celeste, es una linda niña de cuatro años, a quien el marido de pepa herrero rebautizó con el nombre de Dulce, pues difícilmente, una niña tan pequeña, puede ser tan risueña y tan simpática. A partir de ahora, se va a ir llenando la catifa, pero al ser mágica, Ximet, espera poder llevar a muchiiiisimos más niños, y poder hacerlos felices a todos. Un beso de Ximet y si alguien se anima, que no se prive de pedirle ser su amigo.
pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario