Páginas vistas en total

miércoles, 20 de agosto de 2014

CUANDO LAS BARBAS DE TÚ VECINO...

Me parece un acto de verdadera hipocresía, que nadie sepa nada de nada y de ninguna cosa. Ni de Bárcenas, ni de Pujol, ni de ERES en Andalucía, ni de otros mil chanchullos.
Siguen queriendo hablar de crisis. Así no se habla de robos, de estafas de mientras unos roban, otros miran hacia otro lado. Pero ya está bien, va siendo hora de que cada barco aguante su vela, si otros callaron, tuvieron por qué callar y son tantas las responsabilidades, que serán necesarios muchos años para limpiar la parva.
Unos se han tapado a los otros y los otros no han perdido la ocasión que se le ha ofrecido. Ahora quieren seguir tirando piedras a otros tejados, para evitar que tiren piedras al suyo, pero o el pueblo termina con esta plaga (más grave y larga que el ébola) o se llevan el dinero del pueblo, haciéndose los desentendidos y haciendo creer, que ya están todos donde deben de estar.
El pueblo está en la ruina y a todos les interesa hacer creer que esto cada día va mejor, siguen subiéndose los sueldos, siguen recortando cualquier cosa que les pueda ayudar a seguir a trancas y barrancas y mientras tanto, a ver si suena la flauta.
Debería hacerse saber, que durante un corto periodo de tiempo, quién se haya lucrado de lo que no le pertenece, deberá devolverlo y pagar su culpa de forma menos grave, pero si pasado un tiempo prudencial no ha hecho voluntariamente la declaración de su culpa, todo el rigor de la Ley caerá sobre él.
Se tiene que poder reponer la sanidad a su antiguo esplendor. Se deben de hacer desaparecer las ayudas al pueblo. (No hay mejor ayuda, que un trabajo digno y remunerado.) Se deben de suprimir todos los gastos superfluos y mamandurrias políticas, sobran miles de “puestos de trabajo” en empresas creadas para robar al pueblo. Los que sigan pretendiendo vivir del “puesto” del familiar o del amigo, serán considerados malhechores a sabiendas. (Quién está en uno de esos puestos, es consciente del pan que se está comiendo, por lo tanto, será responsable y no podrá alegar ignorancia.)

Si todos ponemos todas nuestras fuerzas en denunciar todas estas fechorías, pronto veremos un nuevo sol alumbrando el futuro de nuestros hijos, aunque para ello, algunos mamones profesionales, tengan que caer en el camino. “CUANDO LAS BARBAS DE TÚ VECINO VEAS AFEITAR, PON LAS TUYAS A REMOJAR.” pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario