Páginas vistas en total

domingo, 9 de febrero de 2014

LA RAMPA, LA PRENSA...LA JUSTICIA

En el reino de Nolt, nunca se había visto algo semejante, la hija del Preboste iba a bajar por la rampa, al parecer la habían acusado...¿de qué, se puede acusar a la hija del Preboste? a ella, a ella toda pura, a ella a quién el pueblo amaba por encima de todo, como si fuera la hija que muchos no habían podido engendrar. Pero al parecer, alguien perverso, alguien malicioso y cruel, quiso decir que la hija del preboste...¡no! eso no lo creyó nadie, pero a pesar de todo, la Justicia en Nolt es inexorable y ante ella, todos los ciudadanos eran iguales. Se escribió mucho, la prensa malvada y canallesca, ocupó muchas páginas de sus periódicos en contar mentiras. En las cadenas de televisión, enseñaron escenas de la pobre hija del Preboste, ella era persona de no intervenir en asuntos de Estado, tan sólo era un ama de casa, atendía a su familia y no participaba en la administración de ninguna empresa familiar, así, que cuando aquel mal día, le dijeron que tenía que bajar la rampa, todo su cuerpo sintió un estremecimiento y el pueblo de Nolt lloró su desventura. Al parecer, Elmangarín su esposo, había llevado mal la administración familiar y por un quítame allá esos Leuros, a la pobre hija del Preboste le hicieron bajar la rampa. La canallesca, ocupaba toda la calle, tuvieron que acudir los agentes de la autoridad, para evitar que los periodistas se peleasen por un puesto donde situar sus trebejos de trabajo. Pero nuestras bien formadas fuerzas del orden, con su proverbial cortesía, controlaron hasta el último movimiento. La joven prebostita, llegó a la puerta del Tribunal entre los aplausos de la multitud y entró con la cabeza alta y la mirada al frente, el pueblo vio desde su televisor en color de cuarenta pulgadas, el majestuoso andar de aquella "princesa". Sólo seis hora después, y tras decir cuatrocientas treinta y una vez, no sé, no me acuerdo, no me consta, regresó triste y desolada a la casa de sus padres, que la abrazaron con cariño y le dijeron; no te preocupes, tus papás te ayudaremos. Y al parecer, aquí se acabó la historia. Las fuerzas de la oposición cruel, no entendieron bien lo que el Preboste dejó dicho, Al parecer, un insensato escribió que habían sido conculcados los inviolables derechos de la Justicia. Pero en el país de Nolt, la Justicia, siempre ha sido y será igual para todos. pepaherrero P.S. En mi facebook, no se escribe ni de política ni de religión, sólo de arte. Y en caso extremo, de chorizos y de corruptos

No hay comentarios:

Publicar un comentario