Páginas vistas en total

miércoles, 25 de enero de 2012

PESCADORES DE LA ALBUFERETA 3ª PARTE DE 3 Y FIN

Se abrazaron los dos amigos y Neleta partió hacia las aguas de Tabarca después de pedirle a Blayet que la despidiera de su abuelo y de sus hermanos, desde las olas sus amigas mandó un fuerte beso a Blayet y entre la espuma de la mar desapareció. Cuando Blayet contó a su familia lo ocurrido con Neleta, todos lloraron su marcha, todos tenían lindas historias de cosas que con ella habían vivido, después de varios días de no tener mejor tema de conversación, Blayet, les dijo que se iba a marchar a conocer mundo, todos estuvieron de acuerdo con él, todos le animaron a hacerlo pero…Pero todos querían que esperase un poco porque ¿qué iba a ser de la familia sin él y sin Neleta?
La marcha se produjo el siguiente día, ni la lluvia, ni las pegas que ponían sus hermanos para que lo dejara para la semana que viene, pudieron convencer a Blayet, quien dirigiéndose a su abuelo, le pidió que cuidara de sus hermanos mientras él estaba fuera, el abuelo, con sus viejos ojos anegados de lágrimas, abrazando a su nieto preferido, puso un beso en su frente y le dijo: Blayet, si algo me ocurre mientras estás fuera, no te preocupes de nada, tus hermanos son verdaderos hombres, lo han aprendido de ti y siempre se portarán como tales y a tu vuelta te estarán esperando. Y dando la vuelta, se dirigió hacia el fondo de la nueva casa, en sus labios una oración se iba desgranando…padre ayuda a mi nieto, a cambio te doy mi vida y otra más que tenga que vivir.
Cuando Blayet llegó al mundo de los Minset, después de haber visto a otras gentes que no conocía, después de haber cruzado pequeños y grandes montes, un gran recibimiento hizo que el joven se sorprendiera, ¿Cómo podían saber aquellos pequeñísimos seres quien era él. Cuando le dieron su bienvenida (que duró tres días) le explicaron que las gaviotas que llegaban hasta el vertedero, le habían hablado de Blayet y de Neleta, por lo que no se debía de sorprender por nada. Después le dieron dos noticias una buena y otra mala, la buena era que Neleta, después de haber estado varios días con su familia del mar, se dio cuenta de que estaba enamorada de Blayet y pidiendo permiso a su bisabuelo Poseidón para regresar a casa de la familia de Blayet y su bisabuelo consintió con la condición de que Blayet aceptase casarse con ella, en caso contrario, tendría que regresar a los mares de Tabarca, para nunca jamás salir de sus aguas. La mala era que su abuelo a los dos días de haber salido él de la albufereta, reunió a sus dos nietos y les pidió que esperaran a su hermano mayor y cuando regresara, si podía que fuera en busca de Neleta y le pidiera que se casase con él, después cerrando los ojos y repitiendo el nombre de su nieto y de Neleta dejó que los dioses de las buenas personas se lo llevaran a vivir con ellos.
Cuando Blayet llegó a la albufereta, salió a recibirlo una joven y maravillosa mujer que luciendo sus largas piernas, a Blayet abrazó y de aquel abrazo nació el primer biznieto de aquel abuelo, que tanto quiso a todos sus nietos y que desde su morada en el mundo de los dioses, hablaba con los Minset, de los que se había hecho amigo y que a menudo subían a traer a los dioses la janta que con tanto secreto ellos fabricaban. FIN pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario