Páginas vistas en total

lunes, 1 de abril de 2013

LA RULETA RUSA

Uno detrás de otro de los jugadores, todos iban cayendo, cada disparo uno. Luego hubo un juez, que se le ocurrió mirar el tambor del revólver y vio que tenía todas las balas, esperando a ser disparadas. Se anuló la partida, todos rieron la broma y empezó de nuevo, ya entonces, respetando las reglas del juego. En el reino de Nolt, cuando se anunció que se iba a celebrar con todo boato la competición, todos quisieron apuntarse (al concurso, no a la sien) el Ministro de Justicia, dijo que el escrach estaba fuera de la Ley y que a los Cuando empezó el juego, todos se divertían. Era una maravilla ver como que participaran, había que ficharlos y hacerlos pagar el acoso al que estaban sometiendo a inocentes políticos, que nunca habían molestado a nadie. Los Jueces, dijeron todo lo contrario, el escrach, si no acosa a las personas, está tan libre de culpa, como los que llevan a pasear a los perros, por las playas de Marbella. Mientras a los defraudadores, se les abre un camino de rosas, para que puedan blanquear sus ahorros guardados con mucho primor en cuentas fuera de las fronteras de Nolt, el mismo Ministro lleva a sus huestes por las ferias del suelo patrio, por si alguien contrata algún trabajador en negro, o por si en alguna caseta alguien se juega los dineros sin permiso del fisco. Y hasta quien acosa al rey Palito y a sus familiares, pidiéndoles que devuelvan lo que recibieron de herencia, hace muchos años, si esto, no se parece al juego de la ruleta Rusa, ya te contaré, cuando los pitufos, se vean obligados a tomar la filiación por las esquinas, de quien osó decir buenas noches a aquel vecino que militaba en las filas de aquel partido. Juro por qué yo lo vi, que lo único que le dieron fueron las buenas noches y si aquel mamarracho pensó que iban a por él, nadie tuvo la culpa, cuando aquel vecino, le dijo buenas noches Don Tomás, él se defendió diciendo, ¡la tuya más! Y a continuación entró en aquella comisaría echando la culpa de su agresión a todos aquellos anti demócratas de toda la vida, pero que la Justicia acabaría con todos ellos. ¿Quedará alguien en su juicio en el reino de Nolt? ¿O hemos perdido todos la cabeza? Antes Don Tomás, saludaba a todos sus vecinos y hasta les pedía su voto, pero desde que el tesorero de aquel otro partido se fugó con los dineros, nadie quiere dar a entender que a él, le puede haber tocado algo, ¿seguirán prefiriendo jugar a la ruleta Rusa y haciendo trampas? ¿Qué final nos espera? ¿Seguiremos siendo el reino de Nolt, o pasaremos a ser República? Sea lo que sea, que Dios nos asista.pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario