Páginas vistas en total

jueves, 20 de junio de 2013

BURLADORES Y BURLADOS

Hoy veintiuno de junio, han cambiado muchas cosas, ha llegado el verano y aunque parezca mentira, algunos presos, han sido puestos en libertad. ¡Libertad! Qué bonita palabra cuando sale el preso a la calle, los pulmones se le abren y su sensación es de poder. Hoy andando por la calle, he visto al “señor Plesa” y se quejaba muy amargo de que la judicatura, en vez de ser justa con él, le estaba dando tortura. Pobres…pobres personas a quienes la justicia no entiende, ellos sólo pretendieron ayudar a sus partidos…ayudar a sus familias…ayudar a sus compañeros…luego los demás se fueron…y allí se quedaron ellos, se quedaron a purgar las culpas de todos, ellos fueron el Jesús llevado a la cruz, abusaron de sus buenas intenciones y acabaron a los pies de los leones. Pero los leones, no son tan fieros como los pintan y también tienen familias y sus familias, también piden pan y poder calentar sus cuerpos, así, que si alguien ofrece…y siempre hay alguien que ofrezca, así que poco a poco, todos se van arreglando…hoy entras, mañana sales, se contenta al respetable, me entregas lo convenido y todos luego nos vamos, por donde hemos venido. La gente que no se entera y aunque quiera saber, ya lo dice el refrán…toma, mentiras con él. Y todos están en la calle…y los banqueros también, los de todas las regiones, por qué tienen gran poder…unos días en el trullo y después ya te diré. Te diré que si son tontos, lo paguen ellos también, por que el daño que me han hecho, no se lo perdonaré, los llevaré al juzgado y allí les reclamaré y por no “saber” hacer su trabajo, la pasta les sacaré. Hablan de fiscales tontos, pero de jueces también, y quien la ha hecho, que la pague…sino quieren aprender…y la gente que no sabe y que no quiere aprender, ve cómo salen de la cárcel, por la falta de conocimiento de los jueces y fiscales. Pero quizás algún día, aparezca aquel Juez, un Juez escrito así con mayúsculas, que sepa lo que hay que hacer, que sepa hacer cumplir las Leyes, sin que se rían después. Mientras tanto, el pueblo que tonto no es, rumia su dolor y trata de comprender, si aquel se llevó los cuartos y los devolvió después, entonces cómo se entiende, que esté en la calle otra vez…y si el juez que lo juzgó no sabía hacer su trabajo, porque en vez se ser juez, no lo mandan al caraj…llevamos muy mal camino, queremos ocultar muchas cosas y luego, todo se sabe, después de la ley del hombre, está la Ley de Dios y si entre ellos se arreglan, después los arreglo yo. “Plesa”, “Panzas”, “Pancenas”, “Bombon”, “Urdantontín” la lista se hace interminable y no quiero nombrar a los que tras el desastre, salen a explicar cuál ha sido el error y de quien ha sido la culpa…por cierto, siempre del pueblo que es tonto(ro) y no se entera de nada…Dios que gente…pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario