Páginas vistas en total

miércoles, 10 de septiembre de 2014

FABRA, ARMANI Y LA PERIODISTA

Me gusta, me gusta pero no sé de qué va la cosa. Cuando he querido  prestar atención a las noticias de la tele, estaba terminando el reportaje, pero aún así, he captado algo de lo que estaba pasando. No sé en qué programa, al parecer, una periodista ha preguntado al muy honorable (¿de qué me suena a mí eso?) le estaban sacando los colores y él se defendía de la única forma que sabía hacerlo. (pidiendo al cámara por favor que dejara de gravar, una y otra vez) eso es lo mismo que a él le hemos pedido muchas veces (que se fuera) sin que nos hiciera caso.
Al parecer, la periodista, privada de su trabajo, le presentó su hijo al señor Fabra y le pidió a este, que le explicara a su hijo de que le iba a servir estudiar, si luego no podría ejercer su carrera, porque a unos cuantos  les diera la gana desvalijar la empresa en la que prestaría su trabajo. La escena, por surrealista, era digna de tener en ella al señor Maduro, pero este aun está demasiado verde, (además de blanco qué se había quedado en aquel momento. Si hubiera sido un personaje normal, cualquiera podría pensar, que era vergüenza.)
Y es que la vida, va poniendo a cada cual en su sitio. A unos les saca los colores, a otros los pone blancos, Mientras la señora Botella, se lo va pensando mejor y deja la alcaldía para alguien que le haga más falta que a ella. Si seguimos presionando un poco, esas buenas personas involucradas en el torbellino de las malas artes, van a seguir cantando por todos los palos..(que no, que no ha pegado nadie a nadie) hablo de todos los palos del cante al que pronto se van a hacer aficionados, si no se quieren ver en cualquier cárcel del país, haciendo compañía a los que son más culpables que ellos.
La señora despedida por Don Fabra y su camarilla, además de estar pensando en comprar un traje de Armani a su hijo, también sigue pensando en hacerlo hombre de bien...no se descuide señora hágalo trabajar, que el niño vale la pena y no debe de aprender lo que todos queremos que se olvide. Lo malo de todas estas cosas, es que a la hora de hablar, nadie habla de los chorizos que están asolando a la Comunidad Valenciana, la culpa todos (empezando por el señor Rajoy,) se la echan a la Comunidad... y a mí, la Comunidad me da pena y me causa un respeto imponente... y cuando oigo a tanto tarugo criticar en general, entiendo que de lo que pasa aquí, nos echan la culpa a los ciudadanos, pero aunque tengamos parte de culpa, sólo somos los sufridores y los paganos, los que han dejado en ruinas a la Comunidad, no se pueden permitir ni el honor de pagarlo en la cárcel, sus compañeros ya se encargan de eso. pepaherrero


No hay comentarios:

Publicar un comentario