Páginas vistas en total

jueves, 14 de febrero de 2013

LA CORRUPTOCRACIA, LOS POLÍTICOS Y LA OLA

Nadie sabe cómo llegó, pero llegó la corruptocracia. En el mundo, hay muchas clases de gobiernos y todos son más o menos competentes, pero España, se dejó deslizar por la pendiente y el coche que llevaba, además de ser viejo, no tenía frenos y la dirección era de lo más inútil. Así empezó la corruptocracia. Antes se escuchó hablar de la República y Platón dejó sus escritos que en la actualidad siguen tan vigentes como antaño. La Monarquía, o la Democracia y otras mil formas de formas de gobernar, que van quedándose obsoletas, dando paso a una nueva forma de gobierno. En la corruptocracia, todos podemos hacer carrera, todos podemos medrar y mientras quede alguien que sea tan tonto como para dejarse engañar, aquí está la nueva época…vamos a aprovecharla. Y a ella fueron llegando los distintos personajes y personajillos. Aprendices del Lazarillo de Tormes, o del gran capitán, el Cid Campeador también entró en el saco. Y religiosos y seglares que fueron a conquistar otras tierras y lo único que hicieron fue asolar las arcas de pueblos que vivían hasta esos momentos sus vidas y a los que les quitamos, el alma, el corazón y la vida. Pero los tiempos cambian y las técnicas también, hace sólo unos años, por nuestras sierras, corrían los siete niños de Écija, Jaime el Barbudo y un sinfín de personajes, que no conformes con los gobernantes de turno, (o por simple afición a los bienes ajenos) se echaron al monte, o se dedicaron a asalta gasolineras. Y llegaron los ordenadores. Cuentan que a principio de la era del ordenador, un espabilado, desde su puesto en aquel gran ordenador y haciendo desaparecer las centésimas partes de los céntimos que por sus manos pasaban, llegó a amasar tal fortuna, que se le tuvo por uno de los hombres más ricos del planeta. El antiguo político, lo era sólo por el honor que el serlo representaba, luego de trabajar sin sueldo y con sacrificio, podía saber hacia dónde se iba a dirigir el nuevo plan urbanístico y con el poco (o mucho dinero que tenía) compraba a nombre de su familia unas parcelitas, que al ser urbanizadas, daba unas pesetillas a ganar. Pero teniendo a mano el monstruo de los gigabaits, fueron proliferando una serie de cerebritos, capaces de quitarle las herraduras a un caballo corriendo. Estos cerebritos, fueron fichados por todos los partidos y por todos los promotores habidos y por haber… y llegó la gran hecatombe…y…sálvese el que pueda. Unos se acusaron a otros, los otros por no ser menos, sacaron a relucir las vergüenzas del de enfrente, entre todos hicieron la gran gagada. Y se dieron cuenta del gran ridículo que estaban haciendo, cuando la gran ola del tsunami, empezó a arrasar la casa del vecino y la quisieron parar, pero la ola, como bola de nieve, se va agrandando y arrastrando a todos los partidos y aunque sus jefes se desgañitan gritando, nadie parece hacer caso, todos están a la desesperada, tratando de dejar sus casa lo más limpias posible y para eso no dudan en tirar sus basuras a casa de la vecina, que a su vez, hace lo mismo. ¡Quien quiera pedir cuentas, que enseñe las suyas! ¿y porque no lo hacemos de otra forma…? Se concede a todos los partidos políticos, un plazo de… para presentar sus cuentas, quien en la fecha prevista no lo haya hecho, será borrado de la lista de partidos de España y sus componentes directivos, no podrán volver a presentarse a ninguna elección. ¿No sería bonito y a la vez justo para todos sin el ¡tú primero!? Ah, un respetuoso saludo para para Beatriz Talegón, espero que siga así de por siempre. Tratando de hacer que vuelva la calma, el jefe sigue tronando con su voz en el desierto…!que no hagáis caso….que no pasa naaá…! La ola sigue creciendo, hay quien dice que en la cresta de la ola, ha visto el alma de otra persona, suicidada a causa de una nueva forma de gobierno LA CORRUPTOCRACIA. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario