Páginas vistas en total

sábado, 16 de noviembre de 2013

AÑO DE NIEVES...NI TE CASES NI TE EMBARQUES

Hoy al salir a la calle, el frio viento del norte ha hecho que me volviera deprisa y corriendo a buscar más abrigo, luego ya más preparada para soportar el frío ya pude ver los montes nevados con una buena capa de nieve, así que ya empiezo a prepararme para un buen año, aunque el refrán no dice de que será bueno. ¿Tal vez nos traiga dinero? Tal vez sea estabilidad política,,,pchhh, no creo, tal vez nuestra salud mejore mucho y veamos a todos nuestro amigos y compañeros disfrutar de un año muy feliz…no sé. Pero de momento, vamos a seguir pensando en que las nieves nos traigan algo de lo que a todos nos gustaría. Mienten los que mandan, mienten los que les obedecen y al parecer el virtuoso ya no sale a la calle, ¿será por el frío? Tontoro dice que ya hemos dado el salto que teníamos que dar, pero al momento Bruselas nos dice que hagamos unos pequeños ajustes de treinta y cinco mil millones de Euros y digo yo, ahora de donde voy a sacar los dineritos que los belgas estos nos piden cómo si nos pidieran el pan nuestro de cada día. ¿No va siendo hora ya de que los politicastros, también colaboren un poco y se rasquen el bolsillo? o lo vamos a pagar todo nosotros y ellos a seguir viviendo del cuento y de la mamandurria? Y es que los tenemos mal acostumbrados, ellos nos van avisando de las fechorías que nos tienen preparadas, luego le echan las culpas a Bruselas y nosotros nos quedamos tan panchos, luego nos dicen que la semana próxima van a soltar otro rebaño de etarras…y yo dije que me daba igual, nada de liarme a tiros, ni apedrear tus balcones…luego nos quejaremos y ya lo tendremos todo arreglado y es que para tan poca cosa, no vale la pena molestarse. Lo que no sé yo, es a quien le tengo que echar la culpa, el gobierno, siempre tiene a quien echar las culpas de todo, el culpable calla y otorga, por lo tanto, se convierte en culpable necesario por connivencia con su acusador, ¿por qué se callan? Si admiten que son culpables con su silencio, no merecen ocupar los puestos que ocupan, ni el respeto que les guardamos, ni el dinero que les pagamos, pero si alguno de ellos leyera este escrito, mirarían al cielo y nadie se daría por enterado, este es el matrimonio que un día hicimos con estos políticos y así se nos está hundiendo el barco. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario