Páginas vistas en total

lunes, 22 de agosto de 2011

LAS MANOS LLENAS...

¿Se marchará Gadafi? otras veces han intentado que este pobre dictadorzuelo de raras vestiduras y gafas de sol para no ver lo que pasa, se marchara. Pero ¿qué narices? es su coto y en su coto sólo manda él...Y hasta ahora sus queridos niños. Les quieren quitar el juguete y ellos no lo permiten, pero con la ayuda de su amigo Hugo, puede que consigan parar a los cuatro jinetes que desde el sur del más viejo continente, vienen cabalgando a lomo de sus corceles.

El hambre y la miseria van a la cabeza de la cabalgada, el caballo blanco, (quizás sea blanco, para acompañar las almas de esos niños que con sus caritas de terror, miran sin ver que lo único que pierden es su vida.) Después el caballo negro de la guerra, de las enfermedades y de la muerte, hace cabriolas a los pueblos que no conformes con lo que tienen, también quieren poseer las riquezas, las mujeres y la sabiduría de otros pueblos, que trabajaron para dar frutos para el mundo.

Cuando el caballo marrón, venga a llevarse a todos los que vivieron sólo para conseguir lo que a otros perteneció, cuando esos personajillos yazcan a los pies de este caballo, verán en sus ojos el mismo amor con que ellos trataron a sus pueblos y al ser pisoteados verán miseria y muerte (la suya.)(en el otro caballo blanco, galopan los malos deseos y el odio de los otros tres.)

Y mientras tanto, la vida sigue, nunca se detiene. Por una parte, reparte dolor y frustración, por otra parte, la vida sigue cantando al amor, al sueño de la niña enamorada, a fantasías tan válidas como los sueños de vida y de esperanza, a pensar que la vida es bella y no se puede vivir con...EL CORAZÓN VACÍO.
pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario