Páginas vistas en total

lunes, 1 de agosto de 2011

SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

La noche había sido "movida" nadie vio como pasaba, si a ella le hubieran preguntado, hubiera dicho !las tres! pero !no! eran las seis y con sol. A la vuelta de la esquina, Sonia descubrió el "paquete" tirado en el suelo. ! Mirad está muerto! no, no !está borracho! vamos a avisar a la policía, ¿quién sabe el número? bueno el cero noventa y uno, lo sé yo también, bueno vamos a probar. ! Policía Nacional! !dígame! señor la llamada, es urgente, aquí hay alguien que o está borracho, o está muerto. !Le llamamos enseguida para confirmar la llamada, no lo toquen y si tienen con qué, tápenlo!

El abrigo de Sonia, sirvió para tapar el frio a aquel pobre desgraciado, que si no estaba muerto, la muerte, estaba tan cerca de él, que tendría que ser una fuerza muy fuerte la que le librase de sus garras. Siete minutos después, el coche policial con su estridente sirena, estaba identificando a los autores de la llamada, mientras a lo lejos, la voz de la ambulancia avisaba de su pronta llegada. ¿Quien ha efectuado la llamada? por favor, vamos a necesitar su documento de identidad y que esté a nuestra disposición cuando terminen los sanitarios de hacerle el reconocimiento.

Al momento y después de un meticuloso reconocimiento, con todo cuidado era trasladado en la ambulancia al centro sanitario más cercano, Sonia fue invitada por el agente de la policía a que les acompañase a comisaría para tomarle declaración.

Al parecer señorita, la cosa no es muy grave, se trata de una persona que ha sufrido una crisis de hipotensión, cosa que al parecer, suele ocurrirle bastante a menudo, lamentamos haberla molestado y por supuesto la llevaremos a cualquier sitio que usted nos diga.-Pues si ustedes son tan amables como vivo un poco lejos, si alguien tiene que desplazarse a la zona...Le agradecería que me llevase hasta allí.

El inspector Moreno, era vecino de la calle...¿No me diga? dijo Sonia, yo vivo en...No puede ser, si somos vecinos por completo, ¿cómo puede ser que nunca hayamos coincidido? A partir de ese momento, las coincidencias, fueron tantas, que ya viven juntos y esperan ser padres dentro de cinco meses.
pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario