Páginas vistas en total

jueves, 27 de diciembre de 2012

LAS UVAS DEL DOS MIL DOCE

En enero, se despertó el pueblo y se equivocó, en vez de rezarle al Santo Manuel, a quien invocamos fue a San Mariano y la cosa iba por ahí, él estaba en sus funciones y no tenía tiempo para poderle mirar la cara a nadie, lo primero es lo primero y cuando uno llega al poder, sin pensar y sin saber lo que se tiene que hacer, la cosa, tiene mucho que pensar. Otra cosa hubiera sido que al llegar a la Moncloa, ya hubiera tenido la lección aprendida y hubiera sabido exactamente, lo que tenía que hacer, de lo cual, no tenía ni la más remota idea. El hombre lleno de buena voluntad, pensó que en el equipo que al albur había formado, alguien, o alguno, tendría una remota idea de como hay que dirigir las riendas de un país, pero por más que preguntó, nadie tenía idea de lo que tenían que cocinar….bueno, algo si que sabían y de común acuerdo y en una sola sesión, por unanimidad, acordaron subirse el sueldo, que para eso eran los que mandaban, de lo otro, ya hablarían. En febrero, nadie había aprendido como se podía gobernar un país, pero como la cosa no estaba clara, acordaron echarle la culpa de todo, a los que mandaban antes. Y es que son todos unos mentirosos, decían que todo estaba en regla y les enseñaron la regla, la regla que gastaban para sacar los últimos billetes, que les quedaban en el fondo de los cajones. En marzo y en vista de que la cosa tenía mal arreglo, decidieron subirse el sueldo, por que con tanto trabajo, no habían tenido tiempo de volvérselo a subir y de paso empezaron a decir, que nadie iba a subir los impuestos, que la educación y la sanidad, eran el baluarte de España y eso nunca lo tocarían, por lo que a continuación y una vez dicho, se abrieron las puertas del desbarajuste, pero seguiremos pagando el paro al que no ha podido conseguir otro trabajo, el pueblo empezó a pasar hambre, Caritas dio la voz de alarma y personas mayores, aprovechaban las sombras de la noche, para hacer incursiones a las vacías cajas que en la frutería se apilaban en la puerta, por supuesto todas vacías, los empleados por orden de los jefes las habían vaciado en los contenedores de la basura, para que nadie se las llevara gratis y perdieran clientes. En abril, el hambre se fue haciendo más visible, las largas colas, invadían las aceras de los centros de caridad, pero los polítiquillos, seguían sin saber como hacer frente a la situación que cada día era más desesperada para el pueblo, otros seguían con su premio y las subidas de sueldo eran aun mayores, ahora cada uno tiene asignado un trabajo y en coche oficial van llegando a él a lo largo de las mañanas, después de haber ido a hacerle la compra a la señora (que para eso están los coches oficiales) o bien para ir a la peluquería antes de pasar por la oficina (que eso, si que lo entiendo). En Mayo, empieza a agravarse el problema de los lanzamientos a causa de la hipotecas, pero sólo es el rumor de la ola, que poco tiempo después cual tsunami al viento, nos terminaría de arrasar, dejándonos sin vivienda y con grandes deudas. ¿Alguien se ha parado a pensar de quien fue la culpa? Se habla de la burbuja inmobiliaria, se habla del timo del ladrillo, pero nadie se preocupó de llamar al orden a los que pagaban y hacían pagar cada día más caros los precios y los impuestos. ¿Están en la cárcel todos los responsables de todo ese timo? ¿O los culpables son los que quisieron comprar para demostrar lo ricos que eran?. En el mes de mayo, el hambre era tal, que nos comimos las uvas que nos quedaban, los hijos se comían a sus madres, el gobierno prohibió la antropofagia, pero no sirvió de nada, se siguieron dando casos y la gente empezó a suicidarse con la excusa de los lanzamientos de sus casas, pensando que así por lo menos servirían de alimento a sus familiares. La policía escoltó a los chorizos, pegó a todo el pueblo, nadie podía salir a la calle, el Montoro, quiso que los funcionarios pagaran los impuestos de la paga extra no pagada y hasta hace dos días la siguió manteniendo para no enmendalla luego cuando me desperté, me di cuenta de que todo había pasado allá lejos en el reino de Nolt.pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario