Páginas vistas en total

martes, 11 de diciembre de 2012

QUATRE D´ART AL CARRER

El pasado día cinco de diciembre, se inauguró en San Vicente la exposición “Quatre d´ Art al Carrer, nos quedamos con las ganas de venir a acompañar a los cuatro compañeros, pero eso no quiere decir que ya hubiéramos cumplido. NI MUCHO MENOS hoy el Xsara Picasso, en perfectas condiciones de funcionamiento, a pesar del frio que nos ha acompañado, hemos ido a ver la exposición. El coche como si hubiera sido un domingo d´Art al Carrer, se ha quedado un poco lejos y las gentes de San Vicente, con su mejor voluntad, casi nos mandan hasta la cementera, para indicarnos donde estaba el Ayuntamiento, pero primero hemos encontrado el auditórium y después, la sala de exposiciones del Ayuntamiento. ROSSEND FRANC, ANTONIO NAVARRO SERRALTA, JOSÉ CEREZO Y RAFAEL LLORENS FERRI. Cuatro artistas como la copa de cuatro pinos, puestos en la posición que el catalogo, los ha querido colocar, pero que cualquier otra variación, hubiera sido perfecta, nuestros ojos se han llenado de poesía en colores, ¡no! no voy a elogiar el trabajo de cada uno de ellos, para eso están los críticos de arte, que se han encargado de hacerlo, mí marido y yo sólo hemos sido testigos de la maravilla que puede lograr un hombre y su fantasía, ni por un momento, se nos ha ocurrido pensar, que era una visita obligada, la hemos hecho con mucho gusto y a sabiendas que nos íbamos a encontrar con la obra de cuatro grandes artistas, que además, tenemos la suerte de que sean nuestros compañeros y amigos. Hoy los tiempos, no son tan románticos como algún día lo fueron, pero me hubiera gustado quitarme el sombrero delante de ellos y demostrar el respeto que me merecen, por su bien hacer y la limpieza de su trabajo, no hemos estado solos, otras personas, también han desafiado al frio (o quizá para defenderse del mismo, se han acercado al calor de la obra bien hecha) hemos escuchado comentarios y ha sido, como si los elogios, nos los hubieran dedicado a nosotros mismos. Luego de vuelta para casa, el Xsara Picasso, parecía andar más suelto, quizá por oír hablar a mí marido, quien nombrando a otro querido compañero y con motivo de otra inauguración, le dio la lección, cuando mí marido le dijo que él no entendía de arte, !mira! tú te colocas delante de un cuadro y si de verdad te gusta, ¡eso es arte!. Pues este es el caso, sin necesidad de que nadie se lo dijera, él lo ha sabido interpretar, esto que hemos visto. ¡es arte del bueno! Pepaherrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario