Páginas vistas en total

miércoles, 11 de julio de 2012

EL ARTISTA Y SU OBRA

Ya sé, que he hablado de él, ya sé que a veces me repito, pero ¿como no me voy a repetir?, si son todos los días del año, en los que os doy la paliza, esta semana, es el maestro Barceló, José María Barceló el que se rompe la cabeza, por meter en las nuestras algo de su saber y que nosotros tratamos de asimilar, poniendo en ello todas nuestras ganas. De nuevo quiero nombrar a Roberto, el camarero de la esquina, el hombre que después de estar trabajando tantas horas como su cuerpo puede aguantar, tiene la suficiente fuerza de voluntad, como para encerrarse con una cartulina y unos pasteles y tratar de sacar a el niño que hay escondido dentro. La fuerza de voluntad de este hombre, además de ser digna de admiración, merece todo el elogio y respeto de sus compañeros, junto con Roberto, Rosa Candel, que desde ahora se confiesa enamorada del pastel, Paco, nuestro amigo Paco, que en pareja con Juana, son la pareja ideal y a solas, el hombre aprovecha para nombrar a su mujer, por cualquier circunstancia y no creo que por esto, vaya a decir que “luego voy y lo casco” entre bromas y trabajo, las horas van transcurriendo y cada vez, se hacen más cortas, que a gusto se está, cuando se está a gusto. Ya son las ocho y media de la tarde, ya va sonando la hora de terminar el trabajo en la asociación, para nuestra sorpresa, tenemos una importante visita, ¡sí! ¡sí! Aunque les pueda parecer raro, ha venido a vernos Bárbara, la Miss de nuestra oficina, al parecer no le ha disgustado lo que ha visto…pero que digo, se ha marchado y ha tardado en volver, lo que tarda el viento de un suspiro, en llegarme al alma, al parecer le ha gustado la experiencia tanto que si supiera pintar ella…bueno Bárbara ¿por qué no lo intentas? El tiempo, se nos pasa volando, hasta mi marido, ha tenido gran trabajo como saca-puntas del grupo, al parecer hasta al maestro, le ha gustado su técnica con el cutex…!bien por él! Cuando de nuevo ha mirado Bárbara el reloj, nos ha hecho volver a la realidad, anda, si son ya las nueve y media…recogemos deprisa y corriendo los trastos de matar y en menos que canta un gallo, estamos esperando al veintiuno, que no nos ha hecho esperar mucho, a las diez y veinte ya estábamos cenando y comentando lo pronto y a gusto que en buena compañía se pasa una tarde, pero esta ya es pasada, mañana, tendremos otra, por lo menos igual de buena que esta, buenas noches y hasta mañana. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario