Páginas vistas en total

martes, 10 de julio de 2012

NOLT, EL REY PALITO Y LA RECUA

Se tenían que reunir, eran muchas las cosas que habían ocurrido, los tiempos cambiaban muchísimo más rápidos que las estaciones del año, cada día era otra nueva sensación. Cuando Rodríguez Rostro, antiguo lord de la cosa, se retiró del invento, inventaron algo con lo que pagarle los servicios prestados, sus “compas” de los antiguos tiempos, tenían un gran concepto de él, todos sabían que si lo cuidaban, algún día les devolvería el favor, pero se consultaron unos a otros y a nadie se le ocurría nada, todos eran de la misma orden, todos lucían las mismas medallas, pero de ideas…pero alguien ¡si! Tenía las ideas claras…!!Te pego leche..!! No hizo falta pegarle a nadie, por aclamación aceptaron la idea. ¿Hay alguien que no esté conforme? ¡!Kia!! Fue nombrado por aclamación y en estos momentos, ha pedido visitar a sus amigos, en la reunión de los viernes, donde piensa venir hasta Palito (siempre se aprende algo) y Don Rodríguez Rostro era agradecido, quería dar ventaja a sus antiguos amigos, para que supieran como tenían que…bueno, después de la ventaja, ya lo explicaría en su libro. El bueno de Don Marrano, después de estar haciendo su trabajo con los gobernantes de la zona, había llegado a la conclusión, de que si quería hacer buenos amigos que un día le pudieran dar…ejemplo, tenía que tener mano izquierda y también mano derecha, tenía que Guindar lo que pudiera, en beneficio de Nolt. Las elecciones, estaban a la vuelta de tan sólo cuatro años y no daba tiempo…a poner en marcha las ideas que su partido (que era él), tenía que llevar a cabo, antes de acabar con todo…lo malo que había en Nolt. Era viernes por la tarde, Don Palito, se retrasaba, alguna…circunstancia lo había entretenido, ¡lo esperamos hasta las seis y si no viene, luego se lo contamos!. El retraso fue debido al atasco con la multitud, todos querían tocarlo, todos le querían dar…su afecto, él siempre amante de su pueblo, no podía dejar de sentir el amor que le tenían, era necesario poderlo compartir. En la reunión, el amigo Don Rodríguez Rostro, les enseñó la forma y manera, con el corazón en la mano, contó a sus antiguos amigos todos sus desvelos, todos los sufrimientos que pasó, lo duro que es hacerse oír tocando la campana en aquellas duras sesiones ¡creéis que es fácil! ¿Verdad? ¡!Kia!! dijeron a coro, todos eran conscientes de los sacrificios que un hombre honrado tiene que hacer, para cuatro cuartos que al final de su vida de trabajo, le van a quedar. La ovación, retumbó en la sala, sonaron timbales y trompetas, las puertas del cielo se abrieron y votaron por unanimidad, la necesidad de abrir una escuela donde seguir formando a personas como estas, que si todo lo tenían, todo lo compartían. Hablaron con Monseñor…le pidieron que buscara día libre en el santoral querían demostrar al amigo que eran agradecidos, nada de beato ni de tonterías, Santo en lo más alto de los altares y con fiesta de guardar, a partir de este viernes, será San Rodrigo Rostro, el Santo de la campana, que cuanto más pierde, más gana. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario