Páginas vistas en total

domingo, 14 de octubre de 2012

! APÁRTATE!

Sólo eran las once de la noche y ya habían tenido la primera discusión, al parecer, él, no se tomaba las cosas en serio, ella no quería perder el tiempo y nada de lo que él hacía, le parecía bien, en más de una ocasión, le había prometido dejarlo, si seguía con aquel comportamiento, pero a Ramón, todo le daba lo mismo. Cuando lo llamó por la mañana, parecía que se acabara de acostar, pero se habían despedido a las once y de una casa a otra, apenas había poco más de doscientos metros. La voz de Ramón, era rota y cascada, parecía que se acababa de acostar y que había bebido más de la cuenta, pero en la conversación, en la que él parecía ausente, se le escapó…Lau…!Dios mío! Quien es Lau…todas las ilusiones de Pilar, se cayeron al suelo y el haz de sueños que con Ramón había forjado, cayó esparcido por la habitación. ¿Quién es Lau…está claro que Lau…es Laura?, pero ella no conocía a ninguna Laura ¿o si?. Si no salía corriendo, llegaría tarde al trabajo y Javier (el jefe) no era de los que se conformaba con que sus trabajadores, llegaran a cualquier hora, mientras su Fiat Uno corría por la autovía, ella pensaba en la escusa que le podría poner, creo que no me va a aceptar ninguna, el trafico era intenso y sus nervios estaban a punto de estallar. ¿Sería la zorra de Laura Gomis? Desde hacía tiempo que la tenía entre ceja y ceja, esas sonrisas cuando estaba Ramón, no eran normales y sus ojos siempre miraban a Ramón donde menos debían de hacerlo, ya le había dicho Quky que la controlara, pero ella no quería parecer la mala de la película…y luego ya se sabe. Desde el ventanal de la oficina, veía pasar los coches, todos parecían tener prisa, pero a Pilar, el velo de lágrimas que anegaban sus ojos, no le permitían ver la circulación y además, tampoco le importaba mucho, lo que pudiera ocurrir en la calle. Su mente estaba obsesionada y su corazón le pedía venganza…los seguiré y cuando menos se lo esperen…!no! mejor, la seguiré a ella y cuando vaya a visitarlo a él, entraré con mi llave y los sorprenderé, luego…quizás le pegue fuego al piso con ellos dentro…o tal vez, me dé la vuelta saliendo del piso con todo mí orgullo, dejándolos revolcarse en su propia suciedad. En la oficina, sus compañeros pasaban y la miraban de manera un poco rara, pero nadie le decía nada, era la secretaria particular del jefe y ella sabía mejor que nadie, lo que tenía que hacer en la empresa. El tiempo transcurría inexorable. De pronto una luz se encendió dentro de su cerebro, salió corriendo de la oficina y llegó a tiempo de coger el ascensor que en aquellos momentos bajaba, al llegar al garaje, dudó de donde había dejado su coche, pero al momento, estaba orientada y no dudó más, a toda velocidad, volvió a enfilar la autovía y aunque el trafico, no era tan intenso como a la hora de entrada, también tuvo que emplearse a fondo, cuando aquel camión cambió de vía, ella tuvo que hacer una maniobra arriesgada, para no tragarse la trasera del camión, pero su pericia y sus dientes apretados, hicieron que salvara la difícil situación, eran casi las trece horas y Javier, le había dicho, que a las trece puntuales, estuviera en el aeropuerto para recogerlo y que luego tenía una reunión de trabajo y que comerían juntos. A la hora en punto, vio llegar a su jefe y en aquel mismo momento, despertó de su pesadilla, Ramón no tenía ningún royo con Laura, Ramón trataba de decirle, que a la una tenía que estar en el aeropuerto, pero con su voz de sueño, ella le entendió…pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario