Páginas vistas en total

lunes, 29 de octubre de 2012

LA LEY Y SU SABOR

ARTICULO 155 DE LA CONSTITUCIÓN Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas. LA LEY Y SU SABOR Cuando alguien se salta el semáforo en naranja, la ley y su fuerza, caen sobre él, cuando alguien no puede pagar a tiempo una deuda con la Administración, la Ley cae con toda su fuerza, contra el malvado que osa eludir a la llamada de pago. Luego, existen otros privilegiados, que pueden hacer lo que quieran, pero su caso, hay que estudiarlo con detenimiento y ver si el Articulo 155 de la Constitución, le permite hacer lo que a él le da la gana. ¿y si es así, por qué es?. Ese señor, por muy presidente de la Generalitat que sea. Tendrá que cumplir la Ley codo a codo conmigo y si quiere cambiar la Constitución, tendrá que reunir cincuenta Diputados o Senadores, o cualquier otra norma del Artículo 162 y mientras no se cambie la Ley, ni él ni nadie tiene fuerza para hacerlo. Perdone señor Mas, si no me corrige alguien más entendido que yo, que gracias a Dios soy lega, en estos asuntos, usted tiene la vena mesiánica hinchada y puede que lo que necesite, sea un buen proceso por Sedición y provocación para atentar contra el Gobierno establecido en toda España, a la que no puede faltarle Cataluña, ni existe ningún Artículo en la Constitución, que así lo diga. Seguro, que alguien con conocimiento del asunto, ya lo tiene debidamente estudiado y controlado y si existe un solo resquicio, por donde darle a usted y a sus ansias de independencia cancha, si el pueblo de España, sin excepción, participa en un referéndum y lo ganan los independentistas (no me gusta esta palabra, la han tenido que inventar ustedes ¿quizá, para producirnos nauseas?) si como digo, ganan ustedes, por lo poco que le llegan a importar al pueblo español (que no creo que sea el caso). Entonces griten ustedes a los cuatro vientos, su independencia, gracias a sus pendencias. Nunca me he sentido especialmente, española, pero creo que las ínfulas de ustedes, los que necesitan tanto la independencia, me hacen pensar que yo tengo mi orgullo por ser española y no quiero comérmelo delante de ustedes, a los que si no encuentran su sitio aquí, les aconsejo que lo busquen en otro sitio, sin necesidad de comprometer la seguridad de los que no les importamos, por ser Charnegos, como la de las personas, que ha ustedes les sigan a buenas o a malas, no desgracien a familias, ni quieran separar lo que la vida ha unido. Antiguamente, cuando un hombre de honor, pensaba que él o alguien había mancillado su honor, se suicidaba, hoy lo único que existe es subir un poco más alto y amenazar a los de abajo…o yo, o la nada, no se equivoque (ni se suicide, cuando usted se haya ido, lo envolverán las sombras, será un soñador de grandes pesadillas, aventado una noche por la tramontana, seguro que dentro de tres generaciones, nadie ha escuchado hablar de aquel Arturo Más, que quiso hacer un país de las maravillas y cayó en el más triste de los olvidos). pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario