Páginas vistas en total

viernes, 6 de septiembre de 2013

DESDE MI VENTANA

Aquella noche, el calor no nos dejaba dormir, tal vez habíamos cenado algo tarde y por culpa de la digestión…el coche se aparcó debajo de nuestra casa, al principio no nos dimos cuenta, pero al poco rato, el tono de la conversación entre los ocupantes del coche subió de tono, aunque se escuchaba con más frecuencia la voz masculina, que al levantarla con más potencia, pretendía tener más razón. Después de mucho rato hablando el hombre, empezó a hacerlo la mujer, era un tono quejumbroso, tal vez trataba de llevar la conversación hacia unos cauces más amistosos, pero el hombre, no parecía atender a razones…!mira Teresa, es la última vez que te lo digo!...luego el camión de la basura, paró delante de los contenedores, lo que nos impidió seguir escuchando lo que aquel furioso personaje quería hacer saber a la joven, quien con un pañuelo, trataba de secar las lágrimas que corrían por su rostro. El camión de la basura, ya hacía tiempo que se había marchado, pero cada vez era más alto el tono empleado por aquel poco respetuoso, con su pareja. Teresa, a pesar de los malos modos del hombre, trataba de hacer bajar el tono al energúmeno, pero mientras ella se esforzaba por hacerle bajar el tono de voz, más gritaba él. Cómo el fresco, no llegaba aquella noche y sin embargo subía el tono de la discusión, nos fuimos a la cama y tratamos de conciliar el sueño, pero por momentos parecía que fueran a llegar a las manos, por lo que mi marido, optó por llamar al cero noventa y uno cómo medio de disuasión y esperando que el hombre, entrara en razón. No tardó en llegar el coche de la policía, el X-Sara Picasso, llegó sin hacer sonar la sirena, de él se bajaron dos agentes y se dirigieron al conductor.- ¡buenas noches! ¿Nos puede enseñar su documentación por favor?. El hombre se puso a la defensiva y quiso saber por qué se le pedía la documentación, los agentes, le dijeron que estaban obligados a pedir la documentación a alguien que estaba levantando la voz a altas horas de la noche, molestando a los vecinos…pues yo no he visto salir a ningún vecino a llamarme la atención…el agente más joven, hizo funcionar su radio…aquí agente cuatrocientos cuatro, un individuo, se niega a ser identificado y parece que está amenazando a la mujer que lo acompaña… Mientras el hombre era trasladado al coche celular que vino a buscarlo, los agentes vieron que la mujer, había sido maltratada, al parecer la había amenazado con daños a su hija si se negaba a hacer lo que aquel malvado le proponía, ella fue llevada al hospital de San Juan, él quedó en comisaría con cargos, hasta pasar a disposición del Juzgado de guardia…pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario