Páginas vistas en total

miércoles, 25 de septiembre de 2013

GALLINAS Y ZORRAS

No sé cuántas veces he contado el cuento de las gallinas y las zorras pero a ellas, les gusta tanto que las nombre…las pobres gallinas, estaban muy preocupadas, les habían amenazado, con que la pensión se la iban a subir el cero veinticinco por ciento, debían estar contentas…todo lo que no sea bajar…y es que a veces, las gallinas, tienen la mosca detrás de…bueno, cómo no tienen orejas, detrás de algo la tendrán, pero el caso es que cada día de cobro, las gallinas, van hasta la sucursal bancaria, no porque les haga falta la paga, es sólo por la curiosidad malsana de saber, si este mes me habrá llegado o no. ¡Sí! ¡Sí! La paga ha llegado a tiempo y bien, pero mire doña gallina, tenemos otra oferta, mejor que la del mes pasado y si usted deja aquí sus ahorros…y la pobre gallina, temiendo que se la conviertan en preferentes, hace lo que todas las gallinas abuelas, les ponen un plazo fijo, repartido entre todos sus nietos, (así sabe que no perderá sus ahorros). El mundo de las zorras, está un poco revuelto, a todas las zorras, les gustaría administrar a las gallinas y en la reunión de zorras unidas, no llegan a ponerse de acuerdo, pues aunque unas más zorras que otras, piensan que a las gallinas las deben de administrar ellas, las otras, menos zorras, pero no más gallinas, quieren convencer a las autoridades del gallinero, que quien se debe de hacer cargo de los devengos de las gallinas, tienen que ser ellas, porque no son tan zorras cómo las otras y cómo es lógico, las gallinas, no se deben de fiar de las zorras. Cuando la zorra representante del partido en el poder, coloca sus pezuñas en su cintura y se garbea, con gesto de perdonavidas, piensa que ha vencido a la zorra de la oposición, pero esta, no se deja vencer fácilmente y empleando un cloqueo que parece demostrar que ella es también de la familia de las gallinas, expone sus argumentos y deja claro que las de la otra parte, son pero que mucho más. A las gallinas, este debate las aburre, ellas quisieran oír hablar al jefe de las zorras en el poder ¿es tan guapo?, ¿tiene tanta labia?, pero él no les hace ni caso, él está para cosas más importantes que un quítame allá esas pensiones, lo malo es que por las Américas, no le hacen ni puñetero caso y le recriminan que tenga la osadía de ir a pedir un sitio que lo tiene ganado Turquía, luego, se vendrá con muy mala milk y veremos quién paga los trastos rotos.pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario