Páginas vistas en total

domingo, 15 de abril de 2012

DAVID Y DAVINIA

Estamos cruzando el ecuador de los años ochenta, el país vive unos momentos dulces, se vive relativamente bien y en los bolsillos, suena el dulce son de la calderilla, ya hace tres años, que nos instalamos en Benidorm y los negocios funcionan con regularidad, al parecer vamos a formar sociedad con un vecino, empeñado en ser zapatero. Aquella mañana, cuando abrimos la puerta, una pareja estaba esperando a que llegáramos, el primer par de zapatos, se podía decir que ya estaba vendido. La pareja, no tardó mucho en decidirse para hacer su compra, ella unos zapatos de tacón alto y él unos zapatos tipo Cebago que en aquellos momentos, estaban de moda entre la gente joven y presumida, eran dos personas simpáticas y al parecer pareja de hecho (que no de derecho) David, por aquel entonces, debía de tener treinta y tres años y Davinia, no debía de pasar de los veinticuatro y al parecer, habían llegado a Benidorm hacia unos días con el propósito de arreglar unos asuntos familiares de David y al parecer Vivian en casa de Merche, a la vuelta, en la calle San Antonio. No parecía que el dinero fuera un gran problema para ellos, desayunaban en el bar de Rafa y siempre, procuraban invitar a los vecinos que acostumbrábamos a desayunar allí, antes de abrir la puerta de nuestro negocio. Durante unos días, no se vio a David, solamente Davinia, era la que se presentaba a desayunar, por lo que todos aprovechamos, para poderla invitar. Al parecer David había salido de viaje hasta las islas Baleares, donde por lo visto, tenía negocios que le reclamaban. Algunas veces, invitamos a comer en casa a Davinia y la amistad se iba consolidando, ella a veces se quejaba de las ausencias de David y al parecer, su compañero, cada día tenía más necesidad de atender aquellos negocios. Davinia, tenía una necesidad imperiosa de hablar de sus relaciones con David, al parecer, lo que empezó como una explosión amorosa, iba remitiendo día a día y David, al parecer, cada día se alejaba más sexualmente de su chica, siendo la verdad que ella, cada día era más hermosa y quería más a su chico. Cuando se marchó David en aquella ocasión, ella aprovechó que mi marido, había salido a comprar zapatos y por tener que ir hasta Almansa, no iba a regresar hasta por la tarde, pues trabajaría toda la mañana y luego aprovecharía para comer en el “Delfín” de Alicante, cuando quisiera llegar a Benidorm, ya serían las seis de la tarde, Davinia antes de las once de la mañana, ya me estaba haciendo compañía en la tienda y lo primero que me dijo, fue que le había reservado a Rafa una mesa y que me invitaba a comer. Después de la comida, tuve que abrir el confesionario y escuchar en confesión a mi nueva amiga, mira Pepa: el problema que tengo con David, se va agravando desde hace medio año, él me dice que es por qué el trabajo lo absorbe y no tiene fuerzas (para estar conmigo) pero yo creo, que hay algo más hondo. Yo no sé que contestarle, pero trato de consolarla lo mejor que puedo y le digo que no haga mucho caso, tal vez con el tiempo… Cuatro días ha tardado en regresar David y al parecer las noticias no son nada buenas, ha estado visitando a varios médicos y ninguno ha sabido darle una solución, en Valencia ha visto a uno que al parecer está a la última y le ha hablado de unos Doctores Franceses Françoise Barré-Simonssi y Luc Montagner del Instituto Pasteur y de una enfermedad que al parecer viene desde muy antiguo, pero que al parecer es ahora cuando se está dando a conocer en todo el mundo, él tuvo una relación con una señora que sin saberlo, había sido contagiada por su marido en un viaje de caza por Botsuana, y durante su estancia en París a primeros de los años ochenta esta señora, le había contagiado algo que al parecer llamaban Sida. Davinia tuvo que someterse a distintas pruebas y gracias a Dios, no tuvo ningún problema, a David le dijeron que era seropositivo. Un mal día David desapareció y nadie volvió a saber nada de él hasta que Davinia se entero a través de una O.N.G. de que David había muerto en África, ayudando a personas con necesidades sanitarias. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario