Páginas vistas en total

miércoles, 18 de abril de 2012

!NO!, !NO! Y !NO!

No era eso lo que yo esperaba, cuando lo vi salir con cara de pena, pensé ¡no está a la altura de un rey! Un rey no llora, un rey afronta con dignidad las situaciones y no pide perdón con lágrimas en los ojos y como dijo un berberecho ¡a lo hecho pecho! Y mientras otros, se van de turismo por tierras mexicanas, para no ver como nos recortan los años de vida a los millonarios del país y es que tengo un disgusto que no me aclaro, si nunca hemos pagado las medicinas, ¿por qué tenemos que pagarlas ahora? Pues conmigo, que no tonteen, tengo el yate en dique seco (quitándole el caracolillo, que luego vendo a unos grandes almacenes) pero en cuanto termine de ponerlo en condiciones, ya le estoy diciendo a Matías (el capitán) que me ponga rumbo a las islas Malvinas y los Euros, que cada vez valen menos, los cambiaré por acciones de Y.P.F. y a vivir que son dos días. Hubo un tiempo, en que el bienestar reinaba por doquier, pero el tiempo es mutable y el viento, a veces sopla del norte, mientras que algunos pretenden que nos sople en el cogote y eso sí qué no, que no está el horno para bollos, en aquellos tiempos, Marianico el corto, con su humor maño, algunas veces, nos hizo reír, o por lo menos sonreír, pero nunca segundas partes fueron buenas…luego llegó Don Mariano “el recorto” y recortó, recortó y recortó. Recortó en las pensiones, recortó en sanidad, recortó en educación, las calles antes del pueblo ahora ocupadas por maderos y tocineras (que no sé que es eso, pero lo oigo decir y como llena espacio…). Esta mañana, he cogido el autobús (no lo digáis a nadie, esto es en confianza) delante de mí, dos ancianos hablaban de lo duro que se les está poniendo el poder vivir y hablaban de la solución que a su vida le había dado otro anciano en Grecia. Yo pienso que no debían de ser del partido (y hasta puede que fueran terroristas infiltrados, viendo si les ponían la perpetua y así solucionaban su problema de la cena diaria) yo sé que todas estas cosas son mentira y que lo hacen para darse importancia y mientras tanto, los pobres políticos, sufriendo y pensando en bajarse los sueldos. Antes ya se los habían bajado y del sexto piso, bajaron a cobrar en el primero y ahora están dispuestos a bajar hasta el sótano a cobrar, pero de quitarles, ni un Euro, antes muertos que sencillos y si algo tienen que hacer, como mucho, será hacer una declaración de lo que ganan (que luego diremos lo que queramos. Y no se me va de la cabeza ¿de donde saco yo diez Euros al mes, para pagar los medicamentos…mejor ya ni los tomo. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario