Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2011

DESCALZA Y POR LA PLAYA

Cuando Ada se despertó, lo único que recordaba, era que la noche anterior iba acompañada de Marcelo en la fiesta que dieron unos amigos, en la playa de Torremolinos. Nosotros, habíamos salido de Granada, después de pasar una semana de amor, de visitas a todo lo visitable en Granada. La Cartuja...El Corral del Carbón...El Sacromonte, El Albaicín...Yo que sé cuantos sitios más y para terminar la jornada, a la cueva de "La Ferianta" gitana fina y con un baile, que a todos nos hacía poner en pie. A los "Jardines Neptuno" o al sitio de los estudiantes "El Submarino amarillo" que durante el día, era restaurante, dirigido por estudiantes a la hora de las comidas y por la noche, se convertía en discoteca, donde la juventud estudiantil, mejor se lo pasaba.

Desde Granada, salimos para Jaén, donde mi marido, me había dicho, que el mejor y más barato marisco de Andalucía, se encontraba allí. Cuando empezábamos a subir el puerto "Del Carretero" dejó el panorama de ser azul celeste y el cielo, se fue cubriendo de negros nubarrones, el agua caía a cantaros, no se veía el trazado de la carretera, por las curvas de bajada del puerto, el agua arrastraba grandes piedras, que amenazaban con arrastrarnos a nosotros y a nuestro querido Simca1000. Qué horror, que miedo, el tiempo se nos hizo eterno hasta llegar a un pequeño pueblo que sólo tenía dos calles, no sé si era Arenas de Campillo o Campillo de Arenas, pero lo que sí que sé, es que allí...Allí, estaba el gran atasco. Cada cinco minutos avanzábamos un espacio en la carretera y mis ojos, miraban con temor, como el agua iba subiendo por la pared de las casas que daban a la montaña y se iba embalsando como si entrara en un pantano. Los mozos del pueblo, atados con cuerdas y con unos....Cuadrados, ayudaron a todos los coches a cruzar un vado intransitable, si no hubieran ellos (los mozos) sacado uno por uno a todos los angustiados conductores, temerosos de que la fuerza del agua, hubiera roto las frágiles paredes, lo cual hubiera sido un gran drama a nivel nacional ¿que hubiera sido de nosotros? Gracias a aquellos Héroes.

Como la juventud todo lo puede, encaminamos nuestros pasos hacia Málaga la bella y allí, nos hospedamos en el recién abierto "Parador de Gibralfaro." Por las noches, como es lógico, nos íbamos de fiesta a Torremolinos, en aquel entonces pedanía de Málaga y siempre terminábamos, cantando y bailando en el "Serafín." Aquella noche, tocó cambio de planes, mi marido se enteró de que no sé donde, actuaba Sammy Davis junior y allí que nos fuimos. Después de una noche inolvidable, salimos a dar un paseo antes de volver al hotel y nos fuimos a la playa.

Andando por la playa y cantando con nuestras mal timbradas voces, creímos ver algo que con mucho trabajo se movía delante de nosotros y fuimos a ver de qué se trataba y allí estaba ella, no recordaba nada, su cuerpo desnudo parecía pregonar que su noche había sido más "loca" que la nuestra...No, no recuerdo nada. ¿Habéis visto a Marcelo? no, no hemos visto a nadie y venimos desde el hotel donde ha dado el concierto Sammy Davis junior ¿quieres que te llevemos a algún sitio? no, no. Estoy buscando a Marcelo y tengo que marcharme hoy a Suecia, mi nombre es Ada y estoy enamorada de Marcelo, quiero que me acompañe...
pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario