Páginas vistas en total

domingo, 3 de junio de 2012

DÍA COMPLETO Y OLÉ

Cuando de madrugada me he despertado, la cosa no estaba clara, san Pedro estaba cambiando los muebles de sitio y debía estar enfadado por el mucho ruido que hacía, yo pensaba en el maestro Serralta y en el arte al carrer de San Vicente… y es que con lo que está cayendo…pero ¡no! Tal y como pronosticaba el parte meteorológico, la amenaza era vana, el sol le ha ido ganando terreno a la lluvia y al final le ha ganado el partido por goleada ¿hará lo mismo la selección? Ya estamos en el descanso y el empate, nos sabe a gloria, esperemos que segundas partes, alguna vez sean buenas. Bueno de regreso con Don Antonio Navarro Serralta nuestro pintor y paisajista por antonomasia, todos los compañeros hicimos fuerza para que la lluvia no inquietara al invitado del día y como debía de ser al final todo salió a pedir de boca, ya cerca de las doce, dejamos a todos los compañeros arropando a los artistas y regresamos a casa, una ducha rápida y camino de Ibi, donde nos esperaba la familia para comer juntos. La comida como siempre fue un evento digno de toda alegría familiar. Nada más llegar a recoger a mi cuñado, vimos el gran ambiente festivo que se respiraba en Elda. Mientras se hace la hora, nos disponemos a hacer un poco de ejercicio y tomamos el sendero, camino de la Font Rotja y entre fotos y comentarios dejamos transcurrir el tiempo que faltaba para estar lista la comida, la sobremesa no ha sido muy larga, pues todos teníamos prisa, los sobrinos tenían otro compromiso por la tarde en El Campello y a nosotros nos esperaban Belén Estevan y Salám, a la hora prevista, estábamos en la plaza de San Cristobal, desde donde hemos empezado “el vía crucis” por todas las calles del “barrio” viendo todos los puestos medievales, donde nos ofrecieron desde cous-cous hasta jabón de mil y una clase, el susto ha sido morrocotudo, cuando un joven y aguerrido mozo, abrazándome, me ha dado dos sonoros besos y cuando ya le iba a sacudir con el bolso, me he dado cuenta de que era mi sobrino Juan José, quien en traje de…bueno medieval, me ha sorprendido tal y como viene haciendo desde que era tan sólo un niño. Aunque al parecer, el trabajo lo tiene a tope, los fines de semana los dedica a acompañar a su amor valenciano, a vivir tiempos pasados y aventuras nuevas y flamantes, olé y olé por vosotros que sois jóvenes y guapos, disfrutad de la vida y sed felices y si veis en vuestro viajar al señor Rajoy, o a la señora crisis, ni os paréis a saludarlos que la vida es sueño…y los sueños…sueños son. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario