Páginas vistas en total

lunes, 6 de agosto de 2012

Me lo contaron ayer…pero no parecía posible. ¿Chavela? ¡Si! ¿Chavela Vargas? ¡Que si, que si…! Es que no me lo puedo creer…pero si…y al final, me entra en la cabeza. ¡Ha muerto Chavela Vargas! La música de Chavela, va abriéndose camino en mí cerebro, la historia de una mujer que ha vivido muchas vidas, que ha muerto y vuelto a resucitar, se va abriendo paso, Macorina, aquella mujer de la que ella sin decirlo, lo decía todo, ojalá que te vaya bonito, ojalá encuentres lo que con tantas ansias buscaste en esta vida, compartiste la vida con el alcohol, llegaste a decir que era tú verdadero amante, pero sólo Dios y tú conocéis la verdad, el sufrimiento de una vida desarraigada, adiós Chavela, aunque no seas ni de aquí ni seas de allá, allí a donde ahora estés, encuentres a tú amiga Frida y con dos corazones rotos, podáis reconstruir uno en el que puedan vivir los dos, buen viaje Chavela, que los duendes del cante te acompañen y que allá donde estés, hagas tan feliz a la gente como la has hecho aquí. No quisiste morir lejos de tú México lindo y querido, España es buena para vivir, aquí dejas grandes amigos, pero para que te acoja la muerte, ha de ser, donde tú alma y el viento, te hagan sentir el amor que dejaste atrás, el manto de la negra noche, ha cubierto tú rojo poncho, ya no serás más la chamana del cante, a partir de ahora, serás la paloma negra, que servirá de enlace al preso número nueve y si sientes ganas de llorar, piensa en mí, aunque sé que no volverás, ojalá que te vaya bonito. El mundo entero te llora, México te acoge y tú le cantas esas baladas que en voz baja, acaricias, noches enteras de amor y de sueños te han hecho vivir tantas, tantas vidas, que por siempre serás recordada, adiós reina del bolero, adiós reina de las rancheras, ningún hombre, las cantó como tú y tú no las cantaste como ningún hombre, va cayendo el día el viento trae la noche, la noche, trae el amor, el amor estuvo en tú mente y aun siendo mujer, a la mujer, pusiste en un altar, que Dios te acoja en su seno y te enseñe los caminos de la música celestial. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario