Páginas vistas en total

miércoles, 8 de agosto de 2012

!OH! !DIOS!

Te la digo y no la entiendes, te la vuelvo a repetir y te la digo mil veces y me pones a parir. La gran filósofa China, Pepa Chiang ya lo dijo con motivo de la reunión de grandes partidos políticos, celebrada en Camberra. Si quieles mantenel tus dos manos, pegadas a tú cuelpo, no las metas donde no debes. El maestro Mi-Chi-Fú, sabio de la cuarta dinastía, rebatió las palabras de la gran filósofa, con aquellas bellas palabras dichas debajo de la celeste fuente del loto plateado, ¡conozco tantos cholizos sin manos, que pala conseguil una glán foltuna, lo mejol, es cojel y callal. Se quedaron debatiendo los grandes sabios, tenían gran interés en ver como se podía llegar a ser un gran gobernante, haciéndose querer de su pueblo y que nadie viera como desaparecían los billetes de las arcas del país y se reunieron a puerta cerrada, no faltó ni uno, allí estaban todos los políticos que asolaban nuestros queridos lares, los sindicotos, (gracias señor del ordenador, pero quiero poner sindicotos, ¿me deja o no?) no es que no quiera escribir sindicatos, es que está programado para escribirlo así, él se niega a acceder a escribir como quiero yo. Y ya a punto de empezar a los discursos, llegó don Juan Manuel Sánchez Gordillo, que aunque tarde, también llegó algo mojado (por dentro) el presidente, hizo sonar su martillo de plata en la cabeza del parado puesto al uso, tras varios intentos, se hizo oír por todos los presentes. Hermanos en la lucha y el trabajo mal retribuido, queridos hermanos, siguiendo con el ejemplo de nuestro ilustre prócer y alcalde del ilustre municipio de Marinaleda, hemos llegado a la conclusión, de que si nos unimos todos (si ya sé que así, estamos muchos años y por eso nos va tan bien) pero como el pueblo cree que el dinero cae de los arboles y por unos o por otros, la recaudación, la vemos bajar y por mucho que subamos el IVA los tontos del…pueblo, no se quieren gastar sus grandes ahorros, ni en medicamentos, ni en libros. Este pleno propone que a partir de mañana, todos los partidos adscritos a esta federación, (es decir, todos) y cada uno de nosotros, a partir de mañana, saldremos a la calle y provistos de carritos de mano, pasaremos a hacer la recaudación diaria, en especies y en efectivo. En el caso (improbable) de que alguien se quiera oponer a nuestro trabajo, será sacudido, golpeado y vituperado por las sacro-santas fuerzas del orden mundial. El dinero cash, se entregara en sacas cerradas en esta presidencia, de lunes a viernes, vinos de calidad y jamones ibéricos, se depositarán en las arcas de la asociación de chorizos de pata negra del barrio. En caso de que a alguien se le ocurra la loca idea de querer hacer desaparecer alguno de estos bienes del estado, el responsable (o responsables) serán juzgados pudiendo ser condenados hasta cinco penas de muerte (la pela es la pela). Pidió la palabra el bueno de don Juan Manuel Sánchez Gordillo y con voz suave y melosa se dirigió a la presidencia y con todo respeto, así habló…! Oh padres de la patria! ¡Oh hermanos de lucha!, entenderéis que mi partido es pequeño y pobre, entenderéis que la idea en sí, no tiene parangón y aunque mi partido renuncia expresamente a cualquier beneficio que la idea pudiera reportar al mismo, el capitán que los manda y yo, pensamos ser merecedores de alta gratificación en nuestra cuenta Suiza (que luego, nosotros haremos llegar, de la mejor forma al pueblo, según ellos vayan necesitando)…esto, no lo veo clalo pepa-chao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario