Páginas vistas en total

lunes, 20 de agosto de 2012

¿SI ORINO EN MÍS OJOS, ME PUEDO CURAR?

Cuando al muy “respetable” y “Honorable” don Miguel Ángel Rodríguez Bajón, le preguntaron, por como me voy a curar mis ojos, si me quitan los productos de las S.S. y no tengo dinero para pagarlos, el buen ministro y exportavoz de “facto” del gobierno de Aznar. Con suave y dulce sonrisa, en la que va implícito todo su amor al anciano, le contesta, ¿ha probado usted a lavarse con agua?. Más vale caer en gracia, que ser gracioso y don Miguel Ángel, al parecer se lo sabe hacer bien. Tal vez por eso, su partido y sus ilustres amigos, han tenido a bien protegerlo y a la vez subirlo a la cumbre del éxito, haciendo que sus empresas puedan tener el trabajo, que otras más limpias y competentes, no pueden ni llegar a soñar. Hoy, he puesto antena tres, no tengo nada ni a favor ni en contra de la citada cadena y don Miguel Ángel, a pesar de su estilo un tanto petulante, tampoco era individuo de mí animadversión, pero hoy después de verlo echar la espuma del desprecio por su boca y de ver como en la comisura de sus labios, quedaban marcadas las huellas del desprecio hacia quien no se pueda permitir el lujo de pagar algún medicamento, he querido enterarme de quien es “el personaje” Y dice mi amigo Wikipedia, (el que todo me lo chiva) que siempre ha sido un niño bien, nacido en Fachadolid Valladolid escritor de fama y talento, padre de los hijos de su señora y personaje de salero y de enjundia allá donde los halla. Donde al parecer, no estuvo muy sembrado, fue en aquella ocasión en que por hacer una de sus gracias, no tuvo bastante con estar en contra de la forma de actuar de una persona, sino que amparándose en todo lo que se podía amparar, tuvo la… de llamar a alguien, con una palabra, que más bien lo puede cubrir a él, quien mata, señor Rodríguez, no es Na…es ASESINO y quien se escuda detrás de un poder conseguido él sabrá como, es por lo menos un bocazas, merecedor de que un juez (al que harán, más o menos caso) le ponga una sentencia condenatoria. EL ASESINO, no tiene ni credo, ni religión, tan sólo es ASESINO y se vale del arma que más a su alcance tiene. Todos sabemos, que cuando don Miguel Ángel, es invitado a hablar en una televisión, la audiencia sube, quizás por su figura de bohemio trasnochado, quizás por saber, que debajo de ese árbol en el que se tapa, no puede llover nunca, o tal vez por que así su caché sube como la espuma, pero le aseguro a don Miguel Ángel y a la cadena que lo contrate, que desde este momento, cuentan con la ausencia de. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario