Páginas vistas en total

lunes, 29 de julio de 2013

BRILLOS EN LA NOCHE

Cuando salía la luna, ya la gente, la esperaba, noche de luna, luna, noche de luna lunera y en la reja dos amantes, se hablan de amor y esperan. Vieron pasar las cuadrillas, en carros y en carretas, todos venían del campo, recogiendo la cosecha, las uvas de los viñedos, dejan un olor verdoso, a dulce, agrio y espera…cuando empiece la vendimia, cuando la vendimia muera…Rosarito y Juan Francisco y su cita casadera, verán nacer a sus hijos, antes que otra vendimia muera. Y llegaron al altar, a jurar amor eterno, pero en medio de la gente, está Antonio Galán, que haciendo honor a su nombre, a Rosarito, se quiere llevar, nada le importa la lucha y no le importa matar, al pobre Juan Francisco él se la “tie” jurá, después de la ceremonia, en la cueva del Pascual, van a celebrar la fiesta, noche de vino y parranda, no sé cómo acabará. Sonaban las guitarras, un mozo echa a cantar y su canto de presagios que pronto se cumplirán, -una niña vi yo un día/ la tengo que enamorar/ pero si no lo consigo/tampoco de otro será…negros ojos de borracho, no la paran de mirar. Rosarillo a Juan Francisco, no deja de preguntar…por la gloria de tu mare…llévame pronto de aquí, no quiero que tú te vuelvas, pero ¿quien es “er zagal”? Juan Francisco, lo conoce y sabe por dónde va, pero no quiere mirarlo, o lo tendrá que matar. Dejó de cantar Antonio y hacia Rosarito va, el bueno de Juan Francisco, tapa a su “enamorá” y no deja que el Antonio, a ella se pueda acercar, se miraron a los ojos, pero no dijeron “ná” ¡si eres hombre, te vienes! ¡Sino estas muerto ya!. Todos salen a la calle, la noche es noche cerrá y en esos momentos la luna pone la noche a brillar,!se han abierto dos navajas!. ¿Dios mío qué va a pasar? Brillos de muerte en la noche, la gente, se echa “p´atrás” y sólo dos hombres quedan, en busca de la verdad, los dos toman posiciones, uno de ellos morirá. Dentro de la cueva se escucha a las guitarras llorar y se escucha un “quejío” que ha todos hace temblar. De la garganta de Antonio, la sangre se va hasta el mar, los guardias a Juan Francisco, preso lo van a llevar y de rodillas Rosario, aun contra su “voluntá” les pide que lo perdonen, porque se van a casar, ella quiere ser su esposa y a él lo van a colgar. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario