Páginas vistas en total

jueves, 4 de julio de 2013

LA SENDA DE LAS LIBÉLULAS

Cómo una senda por la que caminan las libélulas, cómo la noche de las antorchas, en la cabalgata de mí pueblo (Elda) así veo el camino de las mujeres en la asociación de artistas alicantinos, este es un canto a todas las compañeras con las que cada día me encuentro, a las que quiero y respeto, a las que admiro, cuando veo su entrega a toda la asociación y el trabajo desinteresado que en ella hacen. Un fuerte destello inicia esta larga senda, Lolita, esa mujer dada por completo al trabajo y compañera fiel de nuestro secretario, Carlos Bermejo, luego la senda se va alargando y vemos a Conchita, la mujer de Poblador, simpatía y feminismo a partes iguales, forman la cabeza de esta procesión. Bárbara, juventud, trabajo y siempre atenta a las necesidades de los socios, Laura, la inteligencia hecha trabajo, Rosa Candel, paz y señorío, Elena Gc, una gran mujer, al lado de un caballero. Olga Santos, con ella llegó…la alegría, María Llaves, siempre dispuesta a ayudar, Mercedes Seara, la maestra de maestros, un corazón sensible y una amiga impagable. La senda va haciendo eses por todo lo largo y ancho de la asociación, cada una, única e irrepetible, pero todas en conjunto, imprescindibles en el puesto que todas se han ganado en el organigrama de la asociación. Juana López, dispuesta a deslumbrar con sus pinturas. Lolita, mujer de Fragar y siempre dispuesta a ejercer sus labores en ayuda de todos los asociados (gracias Lolita). Cada una de ellas, brilla con luz propia, cada una de ellas es un tesoro de la asociación y día a día van haciendo grande y alegre, la estancia en nuestra sede. Ana Hidalgo, la mujer del club, gracias a ella, tenemos otra forma de comunicarnos entre nosotros, yo la nombraría “la reina del Facebook” y la procesión sigue pasando, ya la cabeza de la expedición no se ve, pero falta tanto…tanto, para llegar al final, que pienso que si quisiera alargar un poco este humilde escrito, se haría interminable. Viviana Getar, trabajadora incansable, luchadora y amante de la asociación, Vicenta, si a alguien tenemos que hacer un monumento, es a Vicenta y su sacrificio de tener que desplazarse desde Orihuela a Alicante, por y para estar con nosotros, garcias Vicenta. Jaime Iborra, trajo a su sobrina y ella tomó el puesto junto con su tío, los dos en uno, se desviven porque no falte nada en las inauguraciones de la sede, María Dolores Barbeyto, Loles Guardiola, Mercedes Galdón y la inimitable Ángela Galdón, la lista no está completa, pero a veces mí memoria falla, no me quiero dejar a ninguna de las compañeras, aquella mujer dulce y cariñosa, que con su presencia cada día nos trae a la memoria a Teo. Y aunque sé que me faltan muchas, no quisiera dejarme en el tintero a ninguna de las que son. María Amérigo. Y mi amiga especial, Doña Carmen Ramos, hoy por hoy, la decana de la asociación, Concha Luna, siempre al lado de Vicente. Llega el momento en que se debe de terminar un escrito, de las que me dejo en el tintero, también tengo tantas cosa que decir…ninguna se queda por debajo de las demás, todas son maravillosas y además de quererlas a todas, les mando un fuerte abrazo y les deseo que pasen un feliz verano, luego…luego…pues eso, en septiembre, estaremos de nuevo todas juntas, a todas gracias de. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario