Páginas vistas en total

sábado, 24 de noviembre de 2012

CONDICIONES DEL MAL PAGADOR

Estamos viviendo la vida loca, o ya estoy haciéndome mayor y no entiendo las cosas, ahora dice quien no paga a los farmacéuticos, que desistan de su huelga, para empezar a negociar lo que se les debe de atrasos, esto es lo que le falta al país, que los deudores, les pongan las condiciones a los acreedores. Yo creí que esto sólo pasaba en las suspensiones de pago y de común acuerdo el deudor con los acreedores, haciendo una quita y espera, pero así por las buenas… Y es que no tenemos solución, queremos cambiar todo, para que todo siga igual, siguen sin pagar sus deudas y reclamando las ajenas, siguen cometiendo sus corruptelas, a sabiendas, de que alguien se cuidará de que a la hora del juicio, ya esté prescrito el delito cometido. Siguen echando la culpa de todo lo que pase a un solo pagano, ¿para qué quieren más si con uno basta. Mientras ellos se siguen repartiendo el producto de sus rapiñas y nosotros les seguimos votando…!No! no es que seamos tontos, es que somos inocentes, todos pensamos lo mismo, los otros si, pero los míos no, nos gustaría ver un nuevo amanecer, pero no queremos madrugar para verlo, querríamos que esto cambiase, pero no nos molestamos en ayudar a hacerlo, nosotros mismos nos engañamos o nos dejamos engañar, por quien nos promete que la cosa ya está cambiando y no queremos entender, que la cosa está cambiando para ellos, a nosotros, nos va cada vez peor. Dicen que la Tarara tiene un novio, otros te dicen que no, pero la verdad del cuento, la saben Pujol y Dios, me avergonzaría pertenecer a un partido, que desprestigiara a sus oponentes en las elecciones y luego no demostrara que lo dicho es cierto, ya hace muchos años, conocí a un politiquillo en un pequeño pueblo, al que acusaron de decir lo que no dijo. La justicia, cada vez que habían elecciones (que casualidad) sacaba de nuevo el caso a la palestra y una vez terminada la movida política, era archivado el caso hasta la próxima, esto siempre me hizo pensar en que entre la ley y la injusticia, sólo hay un muy delgado hilo, más fino que el de la tela de una araña. Todas estas cosas, al currito de a pie, nos llenan de desconcierto, si todos mienten buscando sus oropeles y a nadie le importamos nada, ¿para qué preocuparnos por los demás? Pero si todas las especies animales, se preocupan de sus congéneres, ¿que clase de animales somos nosotros? Y me sigo aferrando a mí idea de que la época de los políticos ya ha pasado, tendremos que pensar en depositar nuestra confianza en alguien a quien le interese algo más los que están a su alrededor, por qué si seguimos así, entre la Kaiser alemana y todos sus rumberos, nos van a dejar como al gallo de Morón y mientras tanto, nuestros representantes estarán cantando su letanía esto va muy bien…ora pro nobis…esto está arreglao…ora pro nobis…subieremos los impuestos…ora pro nobis…subiremos hasta la luna, las tasas judiciales…ora pro nobis…esto es un verdadero asquito…pepaherrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario