Páginas vistas en total

lunes, 19 de noviembre de 2012

LA MUDANZA MINSET

Desde hace mucho tiempo, o por unas cosas o por otras, no habíamos ido a visitar a nuestros amigos “Los Minset”, pero cuando empezó a llover, mí marido pensó en que nuestros amigos, pronto se cambiarían de casa, por lo que si podíamos, tendríamos que ir a visitarlos. Los Minset, son un pequeño pueblo que viven en las montañas que suben desde Onil y de paseo, te llevan hasta Bañeres de Mariola, cuando ya has terminado la subida y la carretera empieza a serpentear, dispuesta a unirse con la que va desde Alcoy a Bañeres. Bueno, pues antes de llegar, sólo al comenzar la bajada y a mano izquierda, veréis un bosque de pinos, nada más terminar las tierras de labor y a mano izquierda de la carretera, aparcar por allí vuestro coche y coged el camino que se adentra en el bosque, veréis chaparros con sus bellotas, romeros en flor, y otras mil especies distintas de plantas de la zona. Si os desviáis del camino a mano izquierda, en un calvero del monte, donde el sol se puede permitir el lujo de calentar a nuestros amigos, veréis unas setas blancas y descomunales de grandes, por favor no las toquéis, son las viviendas de los Minset y en este tiempo y después de las lluvias, ha nacido un nuevo pueblo, al que los Minset, se están mudando, ayudándose unos a otros, entre todos fabricarán sus nuevas casas y después, cada uno, le dará su toque personal y familiar. Por favor, mirad bien donde ponéis los pies, no sea que sin querer los piséis y aunque son muy duros y valientes, es mejor estar prevenidos. Cuando llegamos, el pueblo amigo se estaba mudando, las nuevas setas más fuertes y resistentes serían la nueva morada hasta el año próximo. En la entrada del poblado, estaba Noraya haciendo la guardia; al vernos llegar, dio la voz de alarma para que todos estuvieran preparados para la visita. La comisión de mayores, salieron al camino, trayendo unas copas con janta (su bebida secreta) y los dulces fabricados con ingredientes que sólo ellos conocían, pero de un sabor delicioso. Cuando nos conocieron, dejaron a un lado los cumplidos y soltando de entre los pinos unos cómodos columpios, nos invitaron a sentarnos y a nuestro alrededor, todo el pueblo tomó asiento. Cuando los Minset, reciben la visita de algún ser querido, declaran el día de gran fiesta y a no ser que tengan algún pedido de juguetes por servir con urgencia, nadie trabaja, a todos les gusta conocer y dar las últimas noticias. A pesar del tiempo transcurrido, sus padres seguían siendo los jefes de los Minset, pero Noraya, se había casado con alguien de fuera del pueblo y no le estaba permitido tener ningún privilegio, por lo que tardó bastante en poder venir a vernos y a enseñarnos los tres niños que ya tenía, cosa que nos sorprendió, pues no sabíamos que las mujeres Minset, pueden dar a luz, cada dos meses y medio. A nuestra derecha, Encar y Nadón, ya bastante mayores, cuidaban de sus nietos, mientras su hija hacía la guardia pero por haber tenido que estar presentes en varias reuniones de gobierno, los niños habían quedado a cargo de Porella, la amiga de siempre de Noraya. Recordamos que el año pasado, tuvieron la guerra con los vecinos del pueblo de arriba, a los que pudieron vencer, gracias a la sabiduría de todo el pueblo. Recordamos a Consolo, a los Falai y a Másmás, ahora todos son amigos de los Minset, Nolón el hijo de Másmás entró de fraile en un convento de no sé donde ni cuando, pero su padre dice que lo va a hacer obispo y en seguida…pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario