Páginas vistas en total

miércoles, 7 de marzo de 2012

ENTRE PINTO Y VALDEMORO

Tengo que reconocer, que a veces, me gusta más de la cuenta, el hacer una crónica, sobre todo, cuando para mí resulta inesperada y además grata. ENTRE PINTO…Pues sí, Por raro que les pueda parecer, estoy hablando del ámbito cultural del Corte Inglés. Por cortesía de una de las organizadoras del evento, Doña Belén Estevan, a las siete menos cuarto en punto, llegábamos al punto de encuentro y a quien primero encontramos, fue a Don Juan Antonio Poblador, presidente de nuestra asociación de artistas alicantinos, hombre…bueno, no quiero repetirme ni cansar a los amigos, pero es que tengo que decirlo, hombre educado, atento, caballero y todo amabilidad. ¿Es mucho? ¡No! ¡No! Me quedo muy corta, el buen señor, a quien la organización, le había reservado asiento en la primera fila, tuvo la deferencia de hacernos compañía, allí donde los simples mortales, nos pudimos sentar y esperando la hora del comienzo del evento, hablamos y hablamos y por circunstancias de la conversación, se nos acercó una señora, quien se presentó como la artista que en esos momentos, estaba ofreciendo su exposición al público que allí se congregaba. La señora, se presentó como nueva miembro de la asociación, lo que nos llenó de alegría y con quien estuvimos conversando hasta que el inoportuno teléfono, truncó la conversación, dando tiempo, a que en el ínterin, comenzase el acto dedicado a Lorca. Bienvenida la nueva socia Doña María Jesús Soler y ¡muchos éxitos!. Fueron los maestros intervinientes en la corrida, Doña Belén Estevan, como presentadora del acto y como único espada, el muy Ilustre concejal de la ciudad de Lorca, empezó la faena el maestro y la corrida, se fue desarrollando ni bien ni mal ¡una de tantas! Con finura y con limpieza iba desgranando el cómo y porque llegó la tragedia a su ciudad, no pretendió lucirse a costa de la tragedia de un pueblo, era la faena aseada pero a lo más que llegó, fue a lograr la atención del respetable, lo que consiguió al cien por cien. Magnifico Señor concejal, ha merecido usted cortar algún trofeo, sobre todo al llegar a esa segunda parte, ensalzando la grandeza de la semana santa de la ciudad de Lorca. Pero cuando el maestro terminó su faena, la señora directora, dio un suave empujoncito al “chaval” de su izquierda, quien sin capa ni muleta, así a cuerpo gentil, se puso delante del morlaco y lo primero que presencié, fue el cambio en el gesto de aquellos ciudadanos, de la sufrida ciudad de Lorca, su cara hasta el momento inexpresiva, cambió por una sonrisa de complicidad, con la faena que hacía Don Juan Antonio Poblador, que ya nadie vio al “chaval” ya era lo que siempre ha sido, un hombre culto y de pasmosa facilidad de palabra, con la que consiguió dejarnos a todos boquiabiertos, al primero, al señor concejal, quien reconociendo la faena hecha por nuestro presidente, con aire confidencial, pero como siempre, ocurre con aquel micro abierto, se le escuchó decir ¡maestro, de esto ni una palabra a mi alcalde, que si se entera, me echa a la calle, para darle a usted mí trabajo! y ¿qué será de mis hijos? Los aplausos hicieron callar aquella música de fondo, que al parecer a alguien se le olvidó quitar cuando empezó el evento, pero por todo y por todos GRACIAS. Gracias de corazón, al corte Inglés, a El Colegio de Enfermeras, a ese pueblo entrañable (la ciudad de Lorca), a don Juan Antonio Poblador que tan alto ha dejado nuestro pabellón. Y como no a Don Carlos Bermejo, por su cara de felicidad, cuando le he contado “la hazaña” de Poblador. …Y VALDEMORO.- Después, estuvimos en la exposición de nuestro compañero OLAYA. Y aunque llegamos a los postres, llegamos justo a tiempo de ver, como fue arropado por sus compañeros y de que los demás vieran como el orgullo de pertenecer a esta asociación, me hacía pavonearme feliz hasta…!Mira que os quiero a todos!.pepaherrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario